Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

lunes, 31 de octubre de 2011

2 años

Mientras se baraja y da de nuevo, mientras las primeras medidas post-23OK muestran que nuestra presidenta no se duerme en los laureles, quiero recordar que han pasado ya más de 2 años de aquellas jornadas que venían a "sepultar" al kirchnerismo. El 29 de junio de 2009 muchos políticos se comenzaron a probar las pilchas de un muerto que, poco después, saldría del cajón donde pretendieron ponerlo, con más fuerza que nunca. Hubo un diagnóstico erróneo y en consecuencia una reacción errónea (aclaro que se puede diagnosticar bien y curar mal, pero casi nunca se diagnostica mal y se cura bien).
Me puse a escuchar programas viejos de Marca de Radio para recordar que una semana después de las elecciones la obsesión era la gripe A y "el lave y frote" con alcohol en gel. Aliverti se daba el lujo de bardear a Cristina por su derrota en Santa Cruz, y de comparar su mención a la victoria en El Calafate con la frase de Menem hablando de su victoria en Perico luego de la derrota de 1997. Se preguntaba si "los K" renunciarían a su proyecto tibiamente inclusivo para salvar la ropa...Aliverti se preguntaba si se había votado contra los "modales" de tipos como Moreno (y de la "pareja gobernante") o contra el modelo.
Ese diagnóstico no era sólo de él. Todos los principales opositores se pasaron los años siguientes esperando que el kirchnerismo se suicidara, suponiendo que "la gente" no soportaba las "formas" de "los K" y que votaría a cualquiera que pintara como antiK de cartel.
Nadie tiene la bola de cristal y lo cierto es que en las derrotas se ve de que madera está hecha la gente. Cristina y Néstor mostraron que eran auténticos líderes políticos.
La forma en que los Kirchner reaccionaron fue algo que se salió de lo habitual. Ante la derrota no se rindieron, no se fueron a su casa. Más bien prepararon el contra-ataque. En lenguaje escolar-sanmartiniano: después de Cancha Rayada salieron a buscar su Maipú. Lo que el propio Eduardo interpretó como vivir en una burbuja y no registrar la derrota, hoy puede leerse como redoblar la apuesta.
Pues bien, Moreno sigue en el gobierno, y dos años después Cristina fue reelecta con  el 54% de los votos...tal vez porque no cayó en el engaño de los "modales" y tomó medidas concretas que mejoraron la calidad de vida de los más humildes como la asignación universal por hijo, pero también porque se abrió el debate con la ley de medios acerca del rol de éstos en la construcción de sentido. Que los dejó expuestos, sin el manto sagrado de la "independencia" que los había cobijado hasta entonces.
Pero sobre todo porque en medio de una crisis internacional (que se ha agravado gracias a la eficaz tarea de los bomberos que lanzan nafta en medio del incendio) mostraron que se podía capear el temporal apostando al mercado interno,sin ajustes, sin perjudicar a quienes menos tienen...
Del otro lado se creían vencedores y esperaron a recibir su premio. Pero eran muchos y pronto comenzaron a pelear por su parte del botín.
Pero sería absurdo pensar que perdieron por sus chicanas baratas o sus malos modales. Lo que se rechazó, y habrá que seguir rechazando, porque no dejarán de ofrecerlo, es el modelo neoliberal que llevó a la crisis que vive el mundo y que la agrava día a día.
Más allá de las formas, Carrió, Duhalde, Alfonsín, e incluso Binner, nunca ofrecieron otra cosa. A veces se pretendían ofrecer como kirchnerismo con buenos modales, pero en seguida se les escapaban referencias a "enfriar la economía", o "que el estado no debe intervenir".
Resalto que no dejaran de ofrecerlo porque los beneficiados por el neoliberalismo a ultranza no han desaparecido, ni siquiera han perdido poder. La novedad es que no gobiernan. Pero el poder no es el gobierno, a esta altura es de perogrullo decirlo.
Los cuatro años que vienen son importantes, sin duda, pero no más que los cuatro siguientes. Un gobierno popular no tiene paz, ni descanso. Porque los avances del sector que pretende favorecer no están consolidados jamás. A diferencia de los privilegios de los poderosos que una vez establecidos quedan sellados a cal y canto, cada paso hacia adelante de las mayorías entraña el peligro de un retroceso: hay que correr mucho para permanecer en el mismo lugar.
Eso lo están descubriendo los europeos que ven mermar día a día la cobertura otrora de la "matriz a la tumba" del Welfare State, pero sobre todo lo anuncian los analistas que insisten en diagnosticar que una parte de la población tuvo más derechos de los que debía. Y, no, no se refieren a los bancos a los que hubo que salvar luego de que se endeudaran en la timba y en la especulación alentadas por legislaciones laxas y permisivas. Tampoco se refieren a los ricos, que pagan mucho menos impuestos de lo que podrían de acuerdo a su capacidad contributiva. Ni siquiera hablan del absurdo de atarse a una moneda sobrevaluada perdiendo competitividad y esperando vivir del turismo o la burbuja inmobiliaria. No, el problema es de la gente que esperó tener estabilidad laboral, salarios dignos, jubilaciones dignas, hospitales y escuelas públicas de calidad... una pretensión increíble como se ve.
Y lo viven en carne propia los estudiantes chilenos para los cuales el derecho a la educación se ha vuelto un sueño imposible.
Tan sencillo como eso: no hay derecho, por elemental que sea, que los poderosos no estén dispuestos a quitarnos.Con buenos modales, claro está: para lo otro está la policía.





8 comentarios:

  1. Recuerdo haber discutido con todos mis compañeros de laburo , muy goriloides casi todos ellos , con respecto a la gripe A porque dada la impresionante campaña mediatica que vandia el apocalipsisi carriotista , yo no se si la revista Barcelona ponia en tapa ante semejante campaña mediatica de intimidacion TODOS MORIREMOS
    Mis compañeros decian que el gobierno debia suspender las elecciones por la Gripe A (H1N1) ( en realidad yo me pregunto si rl grn peligro en realidad era en lugar de la Gripe A , el grupo A , aquel grupo que tras el recambio en diputados creo ese nefasto grupo que impidio lograr avances en el congreso durante los 2 últimos años .
    Decia que yo dicutia y les decia que estaban locos que ni Churchil suspendia las eleccion aun con los bombardeos nazos sobre londres , y que las elecciones no se pueden suspender nunca porque es suspndere la democracia -

    Dos años que se terminaron el 23/10

    ResponderEliminar
  2. Aquel episodio, observado desde el punto de vista conductual, tuvo que ver con el venenoso espolòn del alacràn mediàtico que se clavò en gran parte de la sociedad, aunque bajo ningùn punto de vista lo justifico, era muy lògico que sucediera, pero durò poco, la sociedad bebiò el antìdoto. Agradezcamos a la naturaleza el hecho de ser inmune a ese tipo de operaciones....

    ResponderEliminar
  3. Hum... ciertamente lo de la gripe A(H1N1) fue una operación muy eficaz.
    Pero creo que las elecciones del 2009 fueron el último coletazo de la derrota de la 125. Fueron leídas , correctamente por el gobierno ,como un traspié, y por eso se fue por más. En cambio los supuestos ganadores lo vieron como un fin de época: su lectura errónea los movió a tener una estrategia igualmente errónea.

    ResponderEliminar
  4. Muy bien Iris...
    Entre tantas medidas, me gustaría avanzar en una reforma tributaria más justa de una úta vez.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Algo que quedó en claro, después de junio de 2009, es que los crispados estaban del otro lado. Y que el oficialismo tenía convicciones, como había dicho Kirchner y que, si había que morir, lo iban a hacer levantando sus banderas. Eso es algo que se premió. Además, seamos buenos entre nosotros y no nos engañemos: del otro lado no había NADA. Pero nada de nada.

    Y no lo tenia a Aliverti en esa tesitura. Quizás estaba desencantado por la derrota.

    ResponderEliminar
  6. Desocupado: Yo también espero que la reforma tributaria sea una de las siguientes medidas. Y la nueva ley de servicios financieros debería desempolvarse con la nueva composición del congreso.
    Y no, Ricardo,no creo que fuese decepción.Si escuchás el resto de los programas del 2009 vas a ver la misma tesitura, Aliverti seguía la línea de Atilio Borón de que el gobierno preparaba una sucesión de derecha. En realidad Eduardo tardó mucho en convencerse del liderazgo de Cristina.No por nada jodía con eso del "matrimonio comandante"
    Eso no quita que ha hecho buenos análisis, pero creo que le gusta mostrarse como cínico y no entusiasmarse con nada. No por imparcial, ya que el mismo dice que no lo es, sino por estilo personal.

    ResponderEliminar
  7. Yo recuerdo una frase de Atilio Borón en algún programa de Aliverti por esa época: "El Kirchnerismo no es Revolucionario. Ni siquiera es Reformista". Frase que fue usada varias veces por EA ese año. Supongo que, como dice Iris, por estilo personal.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, Atilio Borón en esa época era candidato... y la gripe A fue un maravilloso negocio de los laboratorios que deben haber "compensado" generosamente a quienes se sumaron a ese carro... La reforma tributaria es imprescindible, yo como asalariado, pago impuesto a las ganancias....

    ResponderEliminar