Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

martes, 18 de octubre de 2011

Probando Ubuntu 11.10

Aclaro de antemano que esto no es un informe técnico. Sólo una serie de impresiones extremadamente subjetivas sobre Ubuntu 11.10.
Pues sí. Hace algunos días me apareció el aviso de nueva versión y agarré viaje. Después de unos problemitas iniciales con la conexión, la actualización se realizó sin grandes contratiempos. Después sólo tuve que reiniciar ,  y ver la nueva pantalla de inicio. Nueva de verdad, ya que Ubuntu ha cambiado de administrador de pantalla: ahora usa LightDM en vez de gdm. Se espera que sea más personalizable y vuelva a tener temas como el antiguo gdm. Por el momento lo primero que hice fue cambiarle la imagen de fondo (modificando un archivo de texto, no sé si hay una interfaz gráfica para eso), (ya sé que es cuestión de gustos pero no soporto el "uvita" clásico de estos nuevos Ubuntu, y no es que sea fanática de los tonos chocolate de antes...). Igual , me gusta el efecto "nieve" que hacen los puntos blancos en la pantalla de entrada. De hecho le puse un fondo oscuro para lograr aprovechar el contraste que genera.
Tengo varios escritorios y por eso me di el lujo de ir probando. Con Kde,  y con Xfce no observé grandes cambios. La novedad fue al pasar al escritorio con Unity.
Unity  es en estos días el caballito de batalla de Ubuntu y su marca distintiva. Sobre él se lanzan las peores críticas y también grandes elogios. En lo personal me pareció muy práctico y fácil de usar. Para alguien que buscar consultar su correo, escuchar música y navegar un poco no presenta mayores dificultades. Eso sí, todavía es poco personalizable. Tuve que googlear un poco para conseguir como cambiar el tema de íconos, porque una incómoda novedad es que ya no se puede cambiar con las opciones habituales.
En cuanto a los programas predeterminados no tengo mucho para decir. No hice una instalación limpia y además estoy habituada a instalar lo que hace falta. Igual el método gráfico de instalación es tan accesible que está al alcance de cualquiera . Además acá Unity te da una mano: tiene una lista de aplicaciones disponibles para instalar y en un par de clicks las tenés listas para usar.
Si bien el problema habitual de Linux es el reconocimiento del hardware, hace años que los componentes más habituales tienen soporte . En mi caso me reconocieron todo desde la versión 8.04. Y con una nueva computadora desde hace un año, todos sus componentes fueron reconocidos, hasta la tarjeta wifi, a la que aún no logro dar uso.
Pero insisto en que esto no puede generalizarse, solo es una impresión personal.Por el momento Ubuntu mantiene su lugar en mi disco duro en profusa compañía, debo decir, ya que comparte espacio con otros GNU/Linux como Opensuse, LinuxMint y Mandriva. En otra ocasión comentaré algo sobre ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada