Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

viernes, 16 de diciembre de 2011

Mi pasado es tu porvenir: El mito de "no estamos preparados"

Continúo con la lectura de la editorial de la revista educoo de Octubre de 1991 (insisto, hay  cosas que suenan tan actuales que decidí que valía la pena rescatarlas):
"Las democracias modernas son complejas y sin embargo el juego político  es relativamente sencillo. Los ciudadanos se organizan en partidos, eligen a sus representantes, discuten, acuerdan o disienten a través del parlamento.Pero no actúan por las suyas. En la incipiente democracia argentina, donde aún no están aceitados los mecanismos de comunicación y control entre sus representantes y representados y donde se carece de un debate político leal a través de los medios masivos, los representantes del pueblo suelen ser más representativos de sí mismos o de una fracción del poder, que del pueblo"
Hay algo de ingenuidad en pedir debate leal  a través de medios masivos que son ellos mismos factores de poder real y que nunca, jamás han jugado limpio . Más aún la hay en creer que el debate sirve para algo más hacer lucir a expertos en trucos verbales, porque la identificación política difícilmente se logre mirando un debate (tal vez sí por la negativa, algo así como : a ese tipo no lo votaría ahora que sé que quisiera pedir la pena de muerte para los crímenes contra la propiedad). Pero resulta interesante la mención a mecanismos de comunicación y control, que harían más real la representatividad de los gobernantes: en realidad se trata de hacer más participativa y por ende mas real la democracia.Hay que recordar que el renacer de la militancia es relativamente reciente y aún proporcionalmente minoritario en proporción con el total de las personas con derecho al voto. En esos años la militancia actual hubiera parecido un sueño.
Párrafo aparte me merecen los "indignados" europeos: con su reclamo ¿antipolítico? son un síntoma de un sistema donde la conexión entre gobernantes y gobernados está rota. Al asumirse defensores de los intereses de las corporaciones dejaron a sus pueblos sin representación posible. Como se reconstruye el entramado no lo sé. Y mucho menos si los "indignados" pueden jugar un papel en la reconstrucción del estado y en el rescate de la política ( única posibilidad de recuperación real para Europa)  o si por el contrario por quedarse anclados en su origen pretendidamente apolítico (más bien antipolítico) serán una comparsa pour la galerie.
"Es verdad que la ciudadanía argentina carece de experiencia en la práctica participativa. Hay varias razones para ello, pero la principal quizá sea que aún prima en nuestra sociedad la prédica del pensamiento conservador que sostiene que la población no está preparada, no está madura para la democracia. Según este pensamiento, primero viene la educación democrática y luego la participación."
¿No les recuerda esta tierna frase a los portazos en la cara que se recibe cuando se es joven y se busca empleo, y te piden que tengas experiencia pero no te dan la oportunidad de adquirirla? Ni hablar de que también te piden que seas joven , preferentemente varón, y sin familia a cargo.
La mejor forma de educarse en democracia es ejerciéndola, a caminar se aprende andando.
" En base a esta misma teoría se sostiene que los niños no están capacitados para opinar, que los docentes no tiene preparación para discutir la currícula ni los obreros para decidir sobre la producción. Deberán aprender. Mientras tanto la tarea la realizan los expertos, los que saben."
También en base a esa misma teoría se niega al pueblo la posibilidad de participar en las decisiones macroeconómicas que se suponen exclusivas de "expertos" . Ejemplos de ello fueron el que se impidiera el plebiscito en Grecia  para aprobar o rechazar las medidas económicas exigidas al país, y  en nuestro país cuando se menospreció al 54% de los votantes pretendiendo que su voto era síntoma de ignorancia de las "leyes económicas" (¿Serían de bronce también estas leyes?) y de cortoplacismo debido a una bonanza económica fugaz.
La imposición de tecnócratas a Grecia e Italia y la sumisión de gobiernos elegidos democráticamente con el de España a poderes externos y profundamente antipolíticos es una muestra del gobierno a cargo de los "expertos". Aunque sus medidas hunden, en vez de sacar a flote,a esos países, benefician a una minoría lo suficientemente poderosa para seguir tirando de la cuerda. Si hay una posibilidad de mejora para las mayorías eso sólo puede venir de animarse a dar la pelea a esos poderes reales: que no son electos cada 2,4 0 6 años porque están siempre. Por ahora ningún político de cartel ha aceptado el reto.
 En la Argentina aún queda en ciertos "repúblicos" nostalgia por los Bancos Centrales "independientes" (de los intereses argentinos) y por los superministros  de economía "expertos" que anunciaban ajustes, eso sí, con tristeza ( lo de Italia se le parece mucho ¿no?), al punto que se escandalizan cuando descubren que la presidenta elije gente de su confianza en los ministerios y que los diputados y senadores del partido que ganó las elecciones, aprovechan esa victoria para asegurarse la representación mayoritaria y votar  leyes que consoliden el proyecto al cual pertenecen. ¡Horror de horrores! ¿Acaso no sabemos que lo democrático es que los ministros te los impongan las corporaciones y que lo republicano es oponerse a las leyes que propone el oficialismo, aún siendo uno oficialista, para "contrabalancear los poderes"? En fin, que la antipolítica no ha muerto en nuestro país, aunque esté en boca de malos perdedores.
En medio de esta crisis internacional que no hemos provocado, nadie está totalmente preparado pero  tenemos bastante experiencia para saber que por el camino que señalan los "expertos neoliberales" (¿un oxímoron?) sólo se va al abismo. Y que por este camino que llevamos se ha mejorado la calidad de vida de millones de personas. No es la perfección, pero es perfectible y a eso se debe aspirar.
Sería presuntuoso decir que América Latina puede seguir de ejemplo, lo cierto es que puede y debe servir de advertencia: cuando iba por el camino que se empeñan en seguir los europeos no le fue bien...

2 comentarios:

  1. Es el argumento que permitio la tecnocracia y la privatizacion de los ministerios a tecnocratas , todavia hoy algunos critican que sea Cristina o el pte quien fije la politica economica .
    Por otro lado la consulta popular , porque desde el conflicto por el beagle nadie se animo a hacer una consulta ara que opine el pueblo , solo lo hizo el Frenapo por el sguro de empleo y formacion

    ResponderEliminar
  2. Y es un argumento falso porque las decisiones a tomar incumben a toda la población y corresponde que tengan injerencia al respecto. Más aún cuando no se trata de que se diseñe un plan de desarrollo económico en una asamblea barrial sino que se decide el rumbo general.
    Las consultas populares son una herramienta desaprovechada en la Argentina. Serían una forma positiva de ampliar la participación popular.

    ResponderEliminar