Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

sábado, 14 de enero de 2012

Cumpleaños: reflexiones de aquí y allá

Pues sí: en un exceso de autorreferencialidad (prometo que dejaré esto mañana) se me ocurrió mencionar que hoy es mi cumpleaños. ¿Cuántos años cumplo? más de lo que quisiera ciertamente. Tener 18 años es ser joven, 25: depende del contexto. Para los adolescentes toda persona mayor de veinte ya es vieja.La treintena ya es dudosa.Nunca falta el de cuarenta que se dice joven y cirugía mediante hay quienes pueden parecerlo.En verdad (y esta es una de las melancólicas reflexiones a las que uno se entrega) ser joven se hace cada vez más difícil. Incluso cuando todavía no se ha envejecido.
No pertenezco a una generación memorable como la de los 70. Vivimos mucho tiempo en democracia sin creer en ella y en nosotros mismos. En ese sentido debo decir que me siento más joven que en el 2002 cuando tenía la certeza de que vivíamos una decadencia.No me fui, es cierto. Pero ese no es un mérito; simplemente no podía.
Otros tuvieron mejor vista y vislumbraban la posibilidad de un cambio: no fue mi caso. No es que el contexto mundial dé para el optimismo; la obcecación de quienes insisten en dar cianuro al paciente que se muere y en interpretar el masivo endeudamiento de países y personas como una culpa bíblica a saldar en el purgatorio del ajuste son una amenaza muy notoria para nuestro país, que nunca estuvo aislado del mundo a pesar de lo que digan ciertos repetidores trasnochados.
Pero el proceso iniciado en el 2003 ha mostrado, ya en los primeros coletazos del 2008-2009, que nuestro país no se limitará a seguir recetas ajenas, ni a esperar que la crisis nos barra como a todos. Y ahora no estamos aislados, aislados de América Latina, digo, como si intentamos por tantos años.Hay posibilidades reales y concretas de lograr una unidad entre países y entre pueblos. No es un dato menor. Y es tal vez la única chance de no ser barridos por decisiones ajenas, tan ajenas que no pertenecen ni siquiera a quienes parecen o pretenden tomarlas (no es un pasaje místico, me refiero a los políticos europeos convertidos en representantes netos de Bancos).
¿Por qué hablar de política en medio de cuestiones personales? Bueno: tal vez sea una revancha contra mí misma por haber vivido tantos años creyendo que la política era cosa de otros y que lo único que importaba era salvarse uno. Pero un flaco que vino del sur nos enseñó que nadie se salva solo.Una lección que Latinoamérica está aprendiendo y que por desgracia a Europa (y sobre todo a Alemania) le costará mucho percibir.
Pero, bueno para no ponerme muy pesada dejo acá: traje torta.
 No prometo beber hasta el agua de los floreros porque soy abstemia...brindaré con jugo.

10 comentarios:

  1. Feliz cumple !!!

    Los setentistas somos "memorables"? Yo diría que pintorescos, nomás.
    Lo que si, en aquella época jamás te aburrías.
    No creo en el asunto de los signos pero los sagitarianos nos llevamos espctacularmente con los capricornianos. Por lo menos en mi vida, ello siempre sucedió.
    Una pena que no haya un vinito para bajar la torta, pero bueno, usted se lo pierde.
    Que la pases muy pero muy bieeeeen. Y a apagar las velitas!

    ResponderEliminar
  2. Feliz cumple !!
    Es cierto q la política nos cambió la vision hasta de los cumpleaños a todos no a usted sola .Nunca estuvimos mejor q ahora con mas ganas ,mas esperanzas y más años para entender q valor tienen estos hechos Buena reflexión .

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Daniel. Y aunque yo no tomo puede brindar a mi salud.

    ResponderEliminar
  4. Vivimos momentos interesantes (en el sentido chino del término y en el otro también) y la política ha tenido mucho que ver en eso.
    Gracias por el saludo,Mabel y por pasar a comentar.

    ResponderEliminar
  5. Feliz cumple Iris
    Jugo de ?

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Feliz cumple Iris! Brindaremos a su salud.

    ResponderEliminar
  7. Jugo de naranja, Javier. En eso soy muy conservadora (sólo en eso, no se asuste).
    Gracias por el saludo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Manfred.Brinde todo lo que quiera.

    ResponderEliminar
  9. Feliz cumpleaños compañera. Y decís algo muy cierto: todos somos más jóvenes que en el 2002, aunque alguna cana falluta se empeñe en desmentirlo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Rucio. En cuanto a las canas no se preocupe,no es nada que un poco de tintura Koleston o de anilina Colibrí (Dolina dixit), no puedan arreglar.

    ResponderEliminar