Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

miércoles, 4 de enero de 2012

Obama ha leído a Galeano pero al revés

¿Recuerdan que Hugo Chávez le había regalado "Las venas abiertas de América Latina" a Barack Obama? pues parece que lo leyó, aunque el ejemplar estaba en español, o quizá se consiguió una traducción. Vean sino esta entrada en el blog de Javier y esta nota en página12 . Claro que lo leyó justo al revés. No con el fin de terminar con las injusticias que allí se detallan sino para profundizarlas.
En la página 225 del libro de Galeano figura este párrafo:
"En los países del sur de América Latina, los centuriones han ocupado el poder en función de una necesidad del sistema y el terrorismo de estado se pone en funcionamiento cuando las clases dominantes ya no pueden realizar sus negocios por otros medios. En nuestros países no existiría la tortura si no fuera eficaz; y la democracia formal tendría continuidad si se pudiera garantizar que no escapara al control de los dueños del poder. En tiempos difíciles, la democracia se vuelve un crimen contra la seguridad nacional -o sea, contra la seguridad de los privilegios internos y las inversiones extranjeras. Nuestras máquinas de picar carne humana integran un engranaje internacional. La sociedad entera se militariza, el estado de excepción deviene permanente y se vuelve hegemónico el aparato de represión a partir de un ajuste de tuercas desde los centros del sistema imperialista. Cuando la sombra de la crisis acecha, es preciso multiplicar el saqueo de los países pobres para garantizar el pleno empleo, las libertades públicas y las altas tasas de desarrollo en los países ricos.
Relaciones de víctima y verdugo, dialéctica siniestra: hay una estructura dehumillaciones sucesivas que empieza en los mercados internacionales y en los centros financieros y termina en la casa de cada ciudadano."
¿Qué tiene de particular? Que las doctrinas que se aplicaron en América latina para garantizar privilegios en EEUU son aplicadas ahora in situ . Una crisis más profunda que las anteriores viene a quitar máscaras incluso en la mítica "tierra de la libertad".
Después de todo, el "enemigo interno" siempre existió en EEUU y no sólo durante el maccartismo. Eran los inmigrantes, o los portorriqueños o  los negros pobres que se hallan en más número en las prisiones o en el ejército antes que en las universidades privadas que el estado se da el lujo de financiar para los pudientes. Ahora el enemigo pueden ser blancos que protestan en Wall Street (y no necesariamente musulmanes aunque estos siguen convenientemente demonizados).
Más que nunca las multinacionales muestran que el capital no tiene patria aunque atienda en  Nueva York o Washington y que a la hora de defender sus privilegios, aún los ciudadanos de los países privilegiados pueden ser el enemigo si se toman muy en serio la democracia.
El capitalismo sobrevive volviéndose cada vez más salvaje y brutal, y excluyendo a porciones cada vez más numerosas de personas. Hasta un capitalismo inclusivo parece una utopía hoy en día. Citando a Dolina diría que es el peligro de que hasta los sueños se achiquen.
Este es mundo al que pertenecemos y en el que América Latina tiene que salir a flote. Si hay una mínima esperanza está sólo puede surgir de la unión y la solidaridad con los pares. Estos sucesos en EEUU deberían servir de advertencia a los países y los ciudadanos más alineados con el país del Norte: si así tratan a sus compatriotas a nosotros no nos espera nada mejor por más sumisos que pretendamos ser.
Ah! y podríamos prestarles unos ejemplares de otro libro de Galeano a los yanquis: Patas Arriba La Escuela del Mundo al Revés, pero no a Obama porque queda claro que se toma muy en serio las lecciones.


8 comentarios:

  1. América Latina tiene que salir a flote, pero guarda con la Cuarta Flota.

    Parezco el rabino Bergman armando esas frases, pero es verdad, jaja.

    ResponderEliminar
  2. Tenga cuidado, dicen que las frases del rabino son adictivas.

    ResponderEliminar
  3. Muy didáctica la nota, puede que si la leyera algún desorientado ENTIENDA -como dijo Cristina- de que se trata cuando hablamos de DEMOCRACIA.
    El ejemplo del país "democrático" se verá amenazado -por terrorismo de estado- si siguen gobernando para los poderosos.
    Todo está bien con globos de colores y agitando banderitas yanquis, mientras el pueblo no se indigne y salga a la calle a manifestarse democráticamente en contra de políticas neoliberales y la usura financiera.
    Nosotros sabemos bastante de ello.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Mirá qué lindo el grone. Al final se confirma: demócratas o republicanos, son lo mismo. Y hasta con el mismo olor, si me perdonan lo escatológico.

    Acá hizo más quilombo la Ley antiterrorista, parece. Y eso que es 10 veces más blanda que la NDAA yanqui.

    Muy bueno, Iris.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, Nestor, es el resultado de la gigantesca campaña publicitaria que se viene montando:ellos se presentan ante el mundo como la "gran democracia" y de tanto recitar "somos los más libres" se lo han creído. Aunque hechos como este vienen a demostrar que su democracia es más declamativa que real.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Ricardo. Y sobre eso que dice de los demócratas y republicanos: haga el recuento de cuantas intervenciones militares en América latina han sido protagonizadas por gobiernos demócratas y verá que eso de las palomas y los halcones es una farsa. Nunca hubo palomas.Y es que las políticas imperiales tienen continuidad sin importar el signo político. La novedad es revelar que también pueden ejercer, de manera abierta y descarada, el imperialismo puertas adentro.

    ResponderEliminar
  7. Nunca tuve la menor expectativa cn Obama y no me sorprende para nada lo que ha sido su gobierno , lo sorpresivo para mi fue kla actitud hjacia el por parte del resto del mundo esperando de el algo que no podia esperarse y ahi salio la vergüenza del impresentable premio nobel quie le dieron perdiendo toda dignidad los suecos

    ResponderEliminar
  8. Viendo los nombres de algunos que ganaron el premio Nobel de la Paz, Kissinger, por ejemplo, Obama no desentona.Es verdad que las expectativas que había sobre él se fundaban únicamente en que es mulato (para los yanquis, un negro) y eran exageradas, pero su accionar fue decepcionante incluso para las expectativas más moderadas. Ni siquiera fue capaz de llevar a cabo un tibio plan keynesiano.

    ResponderEliminar