Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

jueves, 3 de mayo de 2012

Ha llegado un pequeño Tux

Después de muchos intentos conseguí un ejemplar de la mascota de Linux:un Tux de peluche. Es un regalo de mi papá.
Aquí están las fotos del pequeñín.
Tux de frente


Tux recostado

Tux pensativo
La laptop que se vislumbra es la mía y está de regreso tras un segundo cambio de disco duro (que al final resultó ser la causa del problema, la grabadora de cd estaba bien).

6 comentarios:

  1. Felicidades, Iris. Sabía que tarde o temprano lo conseguiría.

    ResponderEliminar
  2. Le podrías dar vuelta uno de los ojitos... ;)

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Manfred. Aunque el mérito es de mi padre que lo buscó hasta abajo de las piedras.

    ResponderEliminar
  4. ¿para que quede bizco? :-)
    No estaría mal, Ricardo, pero los ojos vienen pegados.

    ResponderEliminar
  5. Qué grande el viejo!
    Los padres de nenas somos así (jaja).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Mi padre es un pequeño dinosaurio, pero como papá es el mejor.

      Eliminar