Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

miércoles, 15 de agosto de 2012

El federalismo como excusa

El abandono unilateral del pacto fiscal por parte de Córdoba,los reclamos previsionales de Santa Fe, y hasta la nostalgia de Buenos Aires por los puntos perdidos de coparticipación, revelan un concepto del federalismo más parecido al separatismo (sin llegar a serlo manifiestamente). No hay visión de una patria y un destino común si se exige recibir en proporción a lo que se aporta, en vez de en función de compensar las evidentes desigualdades entre provincias, ahora vigentes. Lo contrario sería aceptar que hay provincias inviables a las cuales abandonar a su suerte.
Es cierto que falta una ley de coparticipación que reparta de modo justo los recursos entre las provincias, tan cierto como que esa ley no se dictará sin previa reforma constitucional  que termine con el mamarracho de exigir unanimidad en un tema con tantos intereses contrapuestos.
Irónicamente los distritos más ricos en recursos naturales e industria están en la lista de los que más exigen recursos para cubrir déficits crónicos. Pero la autonomía tan deseada por las provincias, característica esencial del federalismo, requiere financiamiento propio y eso supone que la provincias deben cobrar impuestos para generar ingresos. Preferentemente a los que más tienen (porque pueden más y porque así se contribuye a redistribuir la riqueza).
No lo hacen: sus gobernantes eligen delegar en el poder central esa tarea y así quedar como dialoguistas. Claro que después hay que pagar las cuentas y el dialoguismo se va al diablo, pero a quién reclaman es al gobierno nacional: no a los terratenientes, no a los empresarios, no, en definitiva, a los que se la llevan con pala sin contribuir con sus distritos. Es un federalismo extraño que exige recursos a la nación mientras pide autonomía.
Federalismo también es la palabra que se invoca para justificar que la influencia de las iglesias impida la aplicación de leyes nacionales, y federalismo es el nombre de los que se oponen a la regulación central cuando se opone a los intereses de algún poder concentrado, a sabiendas de que las provincias por separado no podrían imponer ese control. El federalismo del divide y vencerás.
No es un federalismo que fomente la diversidad sino uno el que consolida la desigualdad el que aparece en boca de voceros de las grandes empresas, muchos de ellos elegidos para cargos donde deberían representar al pueblo, aunque no lo hacen.
Otra forma absurda de invocación del federalismo es la que exige que en la Quiaca se vean los mismos diarios  que en la Capital, se escuche las mismas emisoras de radio y se mire los mismos programas de TV. Tan absurda que es más bien unitarismo. Y desprecio por una parte del país, la mayor parte, a la que se juzga incapaz de producir contenidos y de pensar por su cuenta.
Unitarismo y centralismo que existen y aún se reflejan en las vías de transporte,el consumo de energía , los circuitos de producción y de comercialización, tanto como existe fragmentación en servicios esenciales como la salud y la educación,y llevará mucho tiempo descentralizar en serio sin descuidar la igualdad de derechos para todos los habitantes.
El falso federalismo no contribuye a ello, todo lo contrario: desvía la discusión tornándola fútil, cuando no le juega en contra abiertamente...

10 comentarios:

  1. Muy bueno, Iris. Como siempre.
    Homenajeando a Stieg Larsson, podríamos decir que son los federalistas que aman a los salvajes unitarios, je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ricardo.
      ¿tendrán divisa celeste también?

      Eliminar
  2. Yo agregaria que en la CABA una mayoria de mierda creen que son una provincia en el territorio que la provincioa de Buenos Aires cedio a la republica para que se situara la capital federal donde todas las provincias del pais deben representarse . Por eso me oarece imprescindible limitar la autonomia porteña solo a la eleccion del intendente , no tener ni justicia ni policia propia y tampoco las escuelas y hospitales que deberian volver al estado nacional en todo el pais

    Que pasaria si toda la salud y educacion fuera manejada nuevamente por el estado nacional ? Porque ninguna provincia lo esta planteando , porque Menem fundio a todas las provincias y les paso el deficit de la nacion entregandoles las escuelas y hospitales sin partidas , raro que no se reclame no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del engendro jurídico que es ahora la Caba presenta la dificultad extra de que los habitantes de la ciudad no aceptarían volver a ser un municipio común y corriente, aunque en verdad es lo que debería ser.
      Por lo demás hace falta una unidad administrativa que englobe toda el área metropolitana...
      También estoy de acuerdo con la idea de una salud y educación nacionales,aunque descentralizada para tener en cuenta las diferentes situaciones regionales. Lamentablemente no parece un tema de agenda política de nadie con votos.

      Eliminar
  3. De La Sota pide lo que cedió a la nación, gentilmente en épocas del neoliberalismo dominante, para tapar los agujeros que él mismo provocó en su provincia. Hasta acá, todo dentro de la lógica. Hoy estuve en un plenario de la CTA Entre Ríos (Yaskista, eh?), varios se prendieron del mismo argumento porque ven en riesgo futuro la caja de jubilaciones provincial... Ahí se me quemaron los papeles. ¿Por que obtuso cerebro puede cruzar la idea de quitarle fondos a un gobierno nacional que ha demostrado fehacientemente su voluntad de confrontar con el poder real y llevar adelante políticas de igualdad para dárselos a un gobierno provincial que no se animó nunca a confrontar con los poderes locales? ¿A quien se le puede ocurrir que, conseguidos los fondos, se aplicarían en beneficio de los trabajadores?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que se trata justamente de seguir tirando (y tapando agujeros), sin confrontar con poderes reales. Es el juego de varios gobernadores. Es muy triste que en la CTA Entre Ríos se prendan en eso. Los verdaderos beneficiados no son los trabajadores, sino los empresarios rurales y urbanos que no pagan casi impuestos provinciales.

      Eliminar
  4. Nada que agregar. Que la Nación se encargue de recaudar y las provincias ricas se disfrazan de dialoguistas. De una claridad de la que deberían abrevar los analistas políticos/económicos que se creen profesionales. Gracias Iris, un placer leerte, aunque el contenido hace calentar.
    PD: blogspot cree que si pongo unos códigos, se asegura que no soy un robot. Qué iluso. ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?
    http://www.philosophia.cl/biblioteca/dick/runner.pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Renegau.
      Yo no puse captcha (no es obligatorio), pero sí me lo he encontrado en varios blogs.
      Sobre el libro ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? no lo había leído, sólo vi la película. Ahora lo voy a leer. Gracias por el enlace.

      Eliminar
    2. De nada Iris, que te aproveche. Pero si... tuve que escribirlo y realmente me advirtió que tenía que demostrar que no era un robot. Y lo peor es esa simple pregunta es altamente metafísica :)
      http://goo.gl/qQXPw

      Eliminar
    3. Gracias por el aviso. Lo tenía activado sin saberlo.

      Eliminar