Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

domingo, 5 de agosto de 2012

Industria nacional: reflexiones algo quejosas y utópicas sobre el tema

¿Es posible una industria nacional?
No es una pregunta menor. Se han tomado y se siguen tomado medidas proteccionistas para fomentar una industria nacional . Mi pregunta es si los resultados se corresponden con los esfuerzos realizados y si las medidas tomadas son suficientes.
Los liberales critican toda traba al comercio exterior: no es esa mi postura. Yo reivindico la intervención del estado en la economía sobre todo si el objetivo es generar empleo local y cuanto más calificado mejor...
Ahora bien: a pesar de las medidas tomadas tenemos una economía altamente extranjerizada que pierde más dinero por remisión de utilidades de lo que las empresas radicadas invierten...
En verdad mi pregunta pasa por otro lado ¿cómo se fomenta una industria nacional en una economía dominada por multinacionales (que no tienen patria, sólo intereses) cuyo objetivo es reducir costos y remitir utilidades? Basta mirar el rubro alimentos para ver que muy pocas empresas concentran la producción y la comercialización ( en el fondo la estrategia de Moreno consiste en negociar mano a mano con esos pocos y eso dificulta que se incorporen nuevos actores).
Más aún, en medio de la integración regional ¿cómo se escapa al peligro de terminar siendo engranajes de multinacionales  que aprovechan la integración para tener mercados cautivos y escala a la hora de reducir costos?
El empresariado nacional no  ha mostrado  tener interés alguno de salir de su vocación rentística (y no parece que vaya a tenerlo nunca); cuando tienen empresas basta que una multinacional los salude para que esa empresa sea vendida con rapidez.
Porque ese es otro mito mil veces denunciado y siempre repetido: la inversión extrajera directa; las multinacionales no invierten o invierten muy poco. Su punto fuerte es comprar empresas nacionales con mercado preexistente.
Más aún: si bien se habla de fomentar las Pymes y cooperativas el acceso al crédito que tienen es limitado, y muchas veces se mantienen a fuerza de crear más trabajo en negro y mal pago, que trabajo digno. Cuando no se trata de cooperativas truchas creadas para tercerizar la producciones de grandes empresas...
Uno de los puntos más complicados es cómo consiguen las Pymes y las cooperativas el know how necesario para poder competir en un mercado tan concentrado.
Tal vez haya que repensar la forma en que estado interviene para fomentar la industrialización porque tener filiales de multinacionales no nos convierte en un país industrial y la creación de una burguesía nacional es una utopía de dudosa realización. No para hacerlo menos activo sino todo lo contrario: para que cumpla la función que nunca debió dejar de tener y que se le quitó por esperar el surgimiento de una burguesía nacional que no se dignó a nacer (nuestra burguesía es apátrida cuando no antinacional).
 La recuperación de YPF  y la regulación a las petroleras son pasos importantes en ese sentido porque dan al estado una herramienta más para fomentar la producción mediante el acceso a la energía...
El estado no ha dejado de invertir en infraestructura (a pesar de las concesiones a privados que no parecen generar casi inversión y que se mantienen sin mucha justificación) y ha tomado medidas para fomentar el crédito a las Pymes (aunque sigue faltando cambiar la ley de entidades financieras).
Pero no basta: hay un vacío a llenar y debe llenarlo el estado: si no hay inversión privada porque los empresarios no corren riesgos más que en la imaginación popular, le toca al estado tomar las riendas.
Falta que el estado intervenga directamente,  como un competidor más, en el mercado de alimentos , muy sensible para las clases populares, que vuelva a generar bienes de capital (sector estratégico si los hay) para las pymes para no depender de importaciones de bienes de capital crecientes , ya que en estos casos el tamaño si importa...que los servicios públicos vuelvan a ser públicos,en fin, hace falta más estado porque la carroza de la iniciativa privada no llegará nunca.
De otro modo seguiremos lidiando con la posibilidad de tener industria nacional con nostalgia, y nada más...

17 comentarios:

  1. Muy bueno Iris! no conocía tu blog! Te sigo! Saludo grande!

    ResponderEliminar
  2. Tus comentarios son exactos. Cuando recuerdo a gigantes de la talla de Siam Di Tella que a partir de mediados de los 50 del siglo pasado comenzó a desaparecer después de haber sido el complejo metalmecánico más importante de América del Sur, me pongo mal. Un pasado maravilloso del que muchos jóvenes y no tan jóvenes no tienen la menor idea.
    Hace falta una burguesía industrial seria y que, además de audacia tenga amor por su patria y no sólo por sus fortunas.

    Saludos
    Tilo, 71 años

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Siam Di Tella es un buen ejemplo de nuestra burguesía industrial que tiene y tendrá como decía Galeano "vuelo de gallina", cortito.
      Gracias por pasar, Tilo.

      Eliminar
  3. Tilo; increíble pero a mi se me pasó por la cabeza exactamente Siam Di Tella, también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no te olvides ahora de Quilmes que ya no es argentina pero se finge tal.

      Eliminar
  4. El mejor post que leí en un buen tiempo, Iris. Sobre alguna de estas cuestiones quería hablar el otro día cuando pensaba en el corto y en el largo plazo.

    El gobierno interviene (o intervino), tibiamente, en el mercado de alimentos. Muy bien, no se cómo, pero fue la idea con los precios del Mercado Central y con Carne, Pescado y Lácteos para Todos. Pero no alcanza ni ahí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ricardo.
      Y sí, estuvieron esas iniciativas pero son una gota en el mar: hace falta algo que impacte más en la oferta y que llegue a todos los rincones del país.

      Eliminar
  5. Ah, perdón, me olvidé de agregar un caso que vi recientemente como ejemplo: no recuerdo el nombre de la marca, pero una multinacional alemana tiene institutos de diálisis en nuestro país y los tubitos de diálisis son todos importados. Gana por todos lados. No se cómo andará ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Habrá cambiado algo con la exigencia de reducir las importaciones o se habrán limitado a reducir su oferta?

      Eliminar
  6. Hola Iris
    Muy buen post. Quizá en lo que planteás cabrían un par de preguntas: la primera, ¿estaría el Gobierno dispuesto a la lucha política abriendo otro frente, que es el de las multinacionales alimenticias? Porque, digámoslo, podría haber comenzado en algún punto previo, como el comercio de granos, donde Cargill & Cía siguen llenándose de plata. Seguramente deben existir razones por las cuales esto aún no se ha hecho, como así también la propulsión de laboratorios estatales que compitan directamente con los extranjeros, bajando el precio de los medicamentos.
    Aclaro: considero sumamente válido (y deseable) tu planteo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente espero que sea una cuestión de cálculo, o sea ir eligiendo al rival según la ocasión, y no ir por todos a la vez, y no por falta de voluntad política...
      Gracias por pasar...

      Eliminar
  7. Iris, muy bueno. Y aprovecho para agregarte a mi blogroll. abrazo

    ResponderEliminar
  8. Si la industria mas pujante es la automotriz , justamente preguntaba hoy a mis cimpañerops quienes diseñaron los Daewo , Hyunday o IKA , porque eso es Corea un pais desarrollado desde su industria pesada , aca solo fabricamos autos que diseñan otros , solo son filiales de multinacionales que buscvan instalarse en paises donde por bajos sueldos puedan lograr mejores costos de produccion . Es obvio que hay que dominar la tecnologia y que sin independencia tecnologica siempre seras un pais en vias de desarrollo , emergente o subdesarrollado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad en Argentina sí hay generación de conocimiento y aplicación del mismo pero en pequeña escala, no se nota porque la economía esta muy concentrada en manos de pocas filiales de multinacionales que no innovan...
      Y Corea del Sur tuvo además de un estado activo, una burguesía activa aunque como modelo de condiciones laborales deja mucho que desear.

      Eliminar