Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

domingo, 30 de diciembre de 2012

Fin de año

Cada fin de año se intenta hacer una recapitulación de lo sucedido. No creo que lo haga.
Lo cierto es que ha sido un año interesante con sus altos y bajos. En medio de una crisis que los países centrales se empeñan en agravar, Argentina rema contra la corriente.
No está sola, varios países muestran infructuosamente al mundo que otro camino es posible, tal como lo hizo Islandia. Somos susurros en la tempestad...
Un  nuevo año nos espera y como año electoral que se precie estará lleno de conflicto.
Si este fin de año pareció conflictivo, el que viene será aún peor. Hay que prepararse.
Sin embargo una de las enseñanzas del 2009 es que redoblar la apuesta ante las crisis es la mejor opción.
Con una oposición fragmentada que sigue sin hallar el rumbo y persiste en ser la comparsa de un grupo mediático el centro de la escena seguirá ocupado por el kirchnerismo. No hay que desperdiciar el protagonismo...
Hay varias deudas pendientes: reforma del sistema impositivo, transporte, lucha contra el empleo en negro, más integración de partes nacionales en la industria local, combatir la inflación yendo a la raíz del problema: la concentración económica y la especulación de los formadores de precios,una nueva ley de entidades financieras, el aborto legal y gratuito, etc.
Suena difícil que se tenga una actividad legislativa importante en un año electoral pero las elecciones no deben tapar el bosque. El kirchnerismo seguirá gobernando sea cual sea el resultado y su capital político está en que gobierna y gobierna bien.
No hay que descuidarse con  que la oposición es un mamarracho. Eso no sirvió en el 2009, y no servirá ahora. Las elecciones legislativas no son iguales a las presidenciales donde la gente se juega al todo por el todo.
En medio de una crisis no se pueden esperar milagros, pero la apuesta debe seguir siendo que no la paguen los que menos tienen. Porque eso forma parte del espíritu del peronismo y el kirchnerismo es peronista ante todo.
Más allá de agoreros que nunca faltan, nuestro país seguirá por la senda que inició en el 2003. No es un detalle menor.
Ah, y feliz año nuevo para todos.

12 comentarios:

  1. Buenísimo.
    Feliz Año, Iris! Que la pases muy bien con los tuyos.

    ResponderEliminar
  2. Que tengas un feliz año Iris, hasta la VICTORIA SIEMPRE

    ResponderEliminar
  3. Excelente reflexión Iris.
    Feliz año nuevo, con la convicción que el 2013 también será un gran año!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sibaris. Feliz año para ti también.

      Eliminar
  4. Feliz año, Iris. Buena vuelta a la actividad bloguera.

    ResponderEliminar
  5. Feliz año Iris .
    Mi deseo para el 2013 es que empiece a crecer con fuerza la industria nuevamente, que se pueda recuperar la construcción que lleva 8 meses en baja y que se generen muchos nuevos puestos de trabajo que logren que no suba mas la desocupación ni el empleo precario sino que empiece a bajar nuevamente el nivel actual de desempleo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que ese deseo sea una realidad.
      Feliz año nuevo para usted también, Javier.

      Eliminar