Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

domingo, 24 de febrero de 2013

Los peligros de un estado bobo

Es sabido que un estado ausente deja desamparados a los más débiles: los que el mercado no necesita, o no valora lo suficiente.
Pero mucho más peligroso es el estado bobo y lo es porque da pie a la descalificación del rol del estado. Lo degrada y deja así el camino libre a la imposición de un estado ausente.
El estado bobo no es aquel que no interviene: de hecho, lo hace, pero mal. Invierte mucho pero confiando en la buena fe de las empresas, en que estas terminarán por invertir voluntariamente y que lo harán de modo tal que beneficie al país y no sólo a sus bolsillos. El resultado es que el estado pone la plata, controla poco y las empresas se la llevan con pala aumentando los precios, pero a la vez, negándose a invertir porque los aumentos no son nunca suficientes.
El sistema de concesiones es el sistema del estado bobo: en un sistema destruido por años de desinversión confiar en empresas que han sido responsables del vaciamiento y destrucción de los servicios públicos es cuando menos una ingenuidad. O un camino a la tragedia.
No intervenir fuertemente en esos ámbitos es perder una oportunidad histórica de mejor la calidad de vida de millones de habitantes.
No hay que pensar, sin embargo que una asunción del estado de sus responsabilidades en dichos rubros sea una solución mágica. Pasarán años antes que se tenga un sistema de transporte acorde con las necesidades del país, un servicio eléctrico que no colapse en verano y en invierno, gas natural en todo el país,etc. Más aún existe el riesgo que la ansiedad ante la espera de un cambio dé pie a los privatizadores de siempre.
Pero es el desafío a afrontar cada vez que el estado recupera las funciones que nunca debió haber abandonado.
Las deficiencias actuales se resuelven con más y mejor estado.
Otra cuestión es la tibia intervención del estado para controlar la suba de precios: se depende demasiado de que los empresarios quieran mantener los precios y de que los trabajadores no pidan muchos aumentos.
Sin embargo la picardía de los empresarios es bien conocida y ante el aumento de la demanda aumentan los precios en vez de invertir. Esas ganancias extraordinarias podrían ser gravadas impositivamente para que no les resulte tan conveniente.
Nada de esto es gratuito: cada paso requiere vencer infinidad de resistencias. Pero no hacer nada o hacerlo mal tiene un costo político mayor. Es dejar flancos débiles para que los nostálgicos de los noventa vuelvan a la carga con el discurso de “¿vieron que el estado no sirve?, son todos corruptos...porque las empresas no pagan el costo, es el gobierno quien lo hace. Tragedias como la de Once lo demuestran.
Pero son sólo divagaciones mías...

17 comentarios:

  1. Otro ejemplo de Estado bobo es ese que cree que poner guita en la punta de la pirámide es beneficioso porque después derramará... O no es bobo, sino que se deja marcar la cancha...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente. Gracias por pasar , Ricardo.

      Eliminar
  2. El candidato ideal para un estado muy bobo, sin duda es Scioli. Que ,por otra parte, es el verdadero candidato del jefe y estratega de la oposición... ¡o sea Don Magnetto!.-

    ResponderEliminar
  3. Ciertamente Scioli no es dado a jugarse por la intervención del estado en favor de las mayorías y tocando los intereses de los más ricos. Navega mucho a dos aguas. No es de ningún modo garantía de una continuidad del modelo actual. Basta ver lo que hace en la provincia.Pero no lo creo tan suicida como para irse con la oposición.
    Gracias por tu comentario y por pasar por mi blogcito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iris, Scioli no va a "irse" con la oposición, por la sencilla razón de que Siempre estuvo en la oposición; El "don" infiltró más de un caballo de troya dentro del gobierno -¿O que era Albertito Fernandez?-.
      El "Don" estratega y mandamás de la opo, utiliza varias tácticas conjuntas: Apoyando al procesado Macri junta a lo más extremo de la derecha, que siempre odiará todo lo popular. Lo muestra al tilingo como quién muestra espejitos de colores...¡para engrupir!. Con el gobernador, que se hace el leal y te clava la puñalada bien trapera, le pretende sacar votos al Peronismo/Kirschnerismo desde su mismo riñon; Scioli con sus movimientos,sus jugadas inentendibles,su permanente hacer la plancha,su no gobernar, trata de esmerilar al ejecutivo (mucho no lo logra). Después y bastante más lejos viene el pelotón (Binner-ucr-disidentes,etc).
      Como lo veo, el verdadero candidato no solo de Magnetto sino de todas las corporaciones... ¡Es Scioli! que les garantiza el estado muy bobo que quieren.-

      Eliminar
    2. Disculpe la demora en publicar su comentario. Blogger lo mandó a spam y tardé en darme cuenta.

      Eliminar
    3. Con respecto al tema de Scioli espero que en estos años surja un sucesor de Cristina que permita dejarlo de lado. Uno que realmente garantice la continuidad del proyecto nacional y popular.

      Eliminar
  4. La conclusión del artículo es esta cuestión dura de enfrentarnos cada día a los innumerables problemas que deben sortearse desde el Estado.
    Para ejemplo; nos metemos ahora fuerte con el tema ferroviario y son tantos, pero tantos los pasos a nivel que hay que reemplazar que asusta. Y lo que más asusta es que son potenciales pequeños Once que siguen latiendo.
    Ves una película extranjera y los trenes van por arriba.
    Aquí se diseñaron al ras del suelo.
    Es decir; tenemos que reparar las innúmeras aberraciones que se hicieron antes. Pero mejor que lo hagamos porque contra los únicos que cargan es contra nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la clave: mejor que lo hagamos porque contra los únicos que cargan es contra nosotros. Y además si no lo hacemos nosotros no hay otro que vaya a hacerlo.

      Eliminar
  5. El Estado Hood Robin, del cual allá por los noventa nos hablaba Horacio Verbitsky

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bienvenido a mi blogcito.

      Eliminar
    2. Se agradece. De hace bastante tiempo ando dando vueltas por el éter. El asunto es que soy bastante torpe con la herramienta. Por ejemplo el tipo que sale en la fotito soy yo, sin embargo cuando me incluyo en algún espacio aparezco con la imagen del Che.. Un misterio...

      Eliminar
  6. A veces me pregunto: si mañana fueran las elecciones quienes serían los candidatos?
    No quisiera volver a un Estado invisible porque estamos fregados. Vienen tiempos duros Iris.
    Abrazo.

    ResponderEliminar