Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

miércoles, 5 de junio de 2013

Es ley el proyecto sobre fertilización asistida: contra viento, lobby y marea

Se ha dado un paso más en la igualdad de derechos. Luego de tantas dilaciones y lobbys, tanto de las empresas involucradas como de la iglesia que ve con rechazo estas prácticas,con 204 votos a favor, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que garantiza el acceso integral a los procedimientos y técnicas de reproducción asistida y obliga a obras sociales y prepagas a hacerse cargo de esos gastos.
No quiero dejar de mencionar que el PRO dió la nota absteniéndose en una votación casi unánime. Según Pinedo por disidencias internas. El único voto en contra fue de un neomacrista Julio Ledesma.

Contra los querían una ley limitada e introducir la infertilidad como enfermedad, lo que salió es una ley amplia que permite a mujeres solas, y a parejas, tanto heterosexuales y homosexuales acceder al tratamiento.
No faltan las voces que desconocen el derecho legítimo de una pareja de tratar de concebir un hijo propio, diciendo que mejor adopten, "que hay muchos niños en la calle", olvidando que esos niños ya tienen familia, y no son adoptables. Olvidan también que las listas de espera son largas, y la cantidad de niños adoptables, mucho menor que la de los posibles adoptantes. Claro que eso lleva a otra discusión, que es la necesidad de una nueva ley de adopción.
 Esta ley puede parecer lo opuesto a una ley que despenalice el aborto, y quizá quienes la votaron así lo crean, pero debo aclarar que para las iglesias toca un punto igual del sensible ya que hay técnicas que implican trabajar con embriones, que para ellos tienen el mismo status de persona que los ya nacidos , o incluso más. Irónicamente uno se encuentra que les niegan la posibilidad de concebir a quienes quieren y no pueden, pero lo imponen a quienes no quieren .

Como titula Página12: "El derecho a la maternidad es ley". Ojalá pronto pueda plantearse claramente que derecho no es lo mismo que obligación.
 Esta nueva ley amplía derechos y como tal es un paso adelante. Muestra que el kirchnerismo gobierna para las mayorías, pero no olvida a las minorías. No es un hecho aislado, se inscribe en un proceso que tiene la impronta de la inclusión en todo sentido.Como dijo Cristina, más derechos suponen más inclusión y un mejor país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada