Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

lunes, 22 de julio de 2013

Realidad vs carteles

Hoy le tengo miedo a las palabras. No debería hacerlo, pues vivo de ellas, pero hoy les temo.No a todas las palabras: sólo a las vacías, a las infladas y las que ocultan más de lo que revelan
Hoy les tengo miedo a las imágenes. No a todas, sólo a las que ofrecen cambiar la vida por un trozo de cartón pintado.
Temo que nos intoxiquen y nos hagan olvidar la realidad. Realidad que va más allá de un cartelón sonriente de un tipo que promete buena onda y la nada misma.
Temo que se llegue a creer realmente que puede lograrse algo, cruzados de brazos, y diciendo que sí a todo. Olvidando que la realidad no es un manual de autoayuda...
Es muy fácil decir que hay que dejar de pelearse y llevarnos todos bien. Lo terrible sería que fuese verdad.
Porque yo no quiero llevarme bien con los bancos a costa de que estos nos estafen, o con los campestres a costa de que evadan impuestos,o con EEUU a costa de soportar relaciones carnales.
No vivimos en un mundo ideal. Pero estamos muy lejos de estar mal si tenemos tiempo para preocuparnos por el precio del tomate (igual que en el 2007, ¿recuerdan?) o porque los doblajes al castellano- oh, horror de horrores- se harán en Argentina.
Podemos llegar a tener el tan esperado gravamen a la renta financiera , Argentina sigue apostando a la integración regional , a la recomposición de YPF (aunque preferiría que el acuerdo fuera con Petrobrás y PDVSA en vez de con Chevrón), a la sustitución de importaciones...Hay pues, la continuidad de un modelo post-neoliberal, populista, si se quiere. Un modelo que ha mejorado la vida de los más pobres pero, sobre todo , ha mejorado la vida de la clase media.
Hay mucho por hacer : hace falta la reestructuración total del sistema de transporte nacional (y del conurbano en particular) para ponerlo a tono con las necesidades del país, hace falta que revertir el déficit energético, poner más componentes nacionales en la industria local, combatir el trabajo en negro, hacer más progresivo el sistema impositivo,etc.
No sé si el kirchnerismo tiene la fuerza y la voluntad política necesarias para lograr todas esas cosas. Pero sé que ninguna otra fuerza política puede hacerlo.
 Sería una muy mala noticia que eso olvide en pos de los cantos de sirena de un supuesto peronista, que oculta su neoliberalismo bajo un manto de paz y amor, tal como el macrismo, al cual se asemeja cada vez más.
Aún sabiendo que sería una victoria pírrica porque a la hora de votar en el congreso, toca decidirse, y ya no hay careta de buenos modales que baste.
No sé que ocurrirá realmente, pero me preocupa. No es buen momento para dejar debilitado a un gobierno que ha mejorado mucho al país y que puede seguir haciéndolo.
Pero tal vez sea simplemente un rapto de pesimismo mío, tal vez me gane el microclima como ya me pasó en el 2011.
Después de todo esta continuidad no se romperá con un mal resultado en agosto o en octubre. Porque del otro lado no hay un proyecto que no sea el ver como se rompe el kirchnerismo, y pelearse por los despojos del país.
El 2015 queda al mismo tiempo muy lejos, y muy cerca ..., y queda por verse si el liderazgo de Cristina puede ejercerse desde afuera de la función ejecutiva.
Pero por ahora se acercan las PASO y veremos si la publicidad y la hipocresía le ganan a la gestión o viceversa.

2 comentarios:

  1. Con el debido respeto por tus dudas y temores, que a veces son también los míos, creo que si bien hubo muy pocos gobiernos en el último siglo que pudieron ponerse al hombro al país y a sus problemas, nunca como en la actualidad el papel del electorado será tan preponderante.
    Habrá cortos publicitarios oportunistas y mentirosos como si se tratara de productos de "llame YA" que intentarán convencer a incautos para que PAGUEN por una realidad de holograma. Es inevitable.
    Pero también existe una historia de casi 50 años de frustración, dolor, muerte, miseria y mentira que poco a poco fue superada por la realidad del cambio de la última década. Hay DATOS DUROS. Hay inclusión palpable, derechos recuperados, derechos ganados, rumbos rectificados para el bienestar de la mayoría. Ya no se trata de un experimento temeroso sino de la recreación de aquél viejo peronismo original. Ése que creó la clase media y causó la huida despavorida de jetas fruncidas hacia Punta del Este cuando el aluvión zoológico advirtió que, entre otras cosas, también tenía derecho a disfrutar de vacaciones pagas a la orilla del mar. Algo que gran parte del tilingaje vernáculo ignora ú olvidó.
    En una sola palabra: MEMORIA. Contra una memoria bien ejercitada no hay spot de tv ó radio ó afiche que pueda.

    Y si puede, entonces será culpa nuestra, no de quien nuevamente vuelva a engañarnos.

    Saludos

    ResponderEliminar