Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

viernes, 20 de septiembre de 2013

Día del estudiante, educación y otras yerbas. Divagues varios.


Mañana es el día del estudiante y como tal, un día de jarana, juergas y picaresca.
Pero no viene mal un poco de reflexión partiendo de algo que puede parecer obvio, que la educación es un derecho. Puede parecer, pero no lo es, porque para liberales y neoliberales eso es ininteligible.
No pueden siquiera imaginar que alguien tenga derecho a algo, sin pagar individualmente.Porque todo tiene un precio dicen, y en eso no se equivocan.
La clave es quién paga y para qué.
 Cuando la educación es un bien de mercado la pagan los padres, si pueden, o sus hijos no acceden a ella, o en su versión más extrema, se endeudan para lograrla. El objetivo es que cada uno tenga la educación que pueda pagar. Los que no llegan, no importan. Se supone que asegura la máxima calidad, aunque no esté realmente probado en los hechos.
Cuando la educación es un derecho, paga la sociedad en forma proporcional a su contribución impositiva. Si el sistema impositivo es progresivo, paga más quién más puede. El que más tiene paga la educación de sus hijos, y de yapa, contribuye con la de los que no pueden hacerlo. Si no es tan progresivo, al menos la carga se distribuye sobre el conjunto.
El objetivo es más y mejor educación para más gente. La masividad conspira contra promedios engañosos pero sesgados del "cherry picking" neoliberal., pero da cabida a los otrora excluidos, y por ende mejora el niveles generales de la sociedad en materia educativa.
Aunque tenga deficiencias, nuestro sistema educativo está basado en que la educación es un derecho y no un bien de mercado, como ocurre en el país hermano de Chile, en el que los estudiantes siguen luchando por poder estudiar sin quedar endeudados de por vida. O sin ir tan lejos, como la interpreta el jefe de gobierno porteño, cuando abandona a su suerte a la educación pública y subsidia largamente a la privada.
Tenemos educación básica y secundaria, gratuitas y obligatorias y educación terciaria y universitaria gratuitas, esto último logro poca veces mencionado (y no por Franja Morada) del primer peronismo en 1949.
Esto no siempre es valorado por quienes pasan por el sistema educativo despotricando contra la intervención del estado. Porque está tan naturalizado que se olvida.
O se olvida hasta ahí nomas, porque parece normal cuando se aplica a estudiantes de clase media, o media alta, pero cuando la AUH logra que pibes pobres vuelvan a la escuela, renace la idea de que ellos están sobrando o no lo merecen.
Pero un derecho es tal si es para todos y no sólo para los que se consideran "decentes".
Claro que no todo es miel sobre hojuelas y tenemos como deudas pendientes: un sistema fragmentado en 24 islotes donde se hace difícil implementar políticas educativas nacionales que garanticen derechos a todos (por mucho que le disguste a algunos obispos) y una ley de educación universitaria heredada del menemismo que va siendo hora de cambiar son dos ejemplos.
Otro es la gran cantidad de ni-ni que siguen sin ser incluidos tanto en el mercado laboral como en el sistema educativo.
También sigue siendo un problema la gran deserción escolar que a pesar de la obligatoriedad asola el nivel secundario.
Se ha aumentado la inversión en educación pero los logros en calidad educativa siguen siendo escasos.
No es una lista de quejas, es una lista de desafíos. Y es una lista que puede ampliarse pero que puede hacerse porque tenemos un gobierno, que aunque tarde un poco siempre va por más cuando de garantizar y ampliar derechos se trata.
Lo cierto es que podría parecer que combatir el trabajo en negro y mejorar la calidad educativa no tienen relación (aunque la necesidad de profesionalizar la docencia podría ser la confluencia, no se puede pedir que los docentes sean superhéroes).
Pero lo cierto es que sin trabajo en blanco, y sin derechos garantizados, y sin una educación que sea algo más que un papelito para mostrar, es difícil atacar el núcleo duro de los ni-ni.
¿Cómo convencerlos de la necesidad de estudiar si el futuro que les espera es un trabajo en negro o un embarazo precoz o ambos?
¿Cómo convencerlos de que se aten a un horario laboral fijo si con changas o robando les va mejor?
Irónicamente, salvo por menciones de escándalo en ocasiones, estos pibes (y pibas) son una estadística más en una sociedad que clama por seguridad mientras sigue sin ofrecerle una salida digna a miles de personas. Porque si algo deben saber los cultores de la ley de la selva es que jamás debe acorralarse sin dejarle  opción alguna a nadie, o saldrá disparando ( no corriendo,sino a los tiros).
Y es que garantizar los derechos humanos a todos no es simplemente un asunto de bondad sino de interés.
Las sociedades menos desiguales y más justas son también más seguras y más vivibles para todos. De poco sirve el country si se convierte en cárcel voluntaria.
Las últimas medidas del gobierno han sido variopintas, más allá de la boutade de Insaurralde: una reforma impositiva que termina con exenciones injustas, es un paso adelante. Que se vuelva a poner sobre el tapete un régimen penal juvenil, no me queda tan claro que sea positivo. Dicen que es para dar garantías, pero si no se cumplen las garantías para los mayores ¿lo harán con los pibes? Es discutible.
Se ha vuelto eso sí, ha poner en discusión el trabajo en negro y se están recuperando ferrocarriles. No es poco, muestra que la Marmikok funciona.
Tal vez no ayude en octubre, quizá no ayude en el 2015. Pero es necesario para mejorar la calidad de vida de las mayorías.
Y eso es lo que realmente distingue al peronismo (no al menemismo) de otros movimientos políticos con obsesión de buenos modales y poco compromiso.
Pensar que sólo quería hablar de educación...pero divagué un poco.
En fin ¡Feliz día para todos los estudiantes!
Yo misma soy una de ellos, y probablemente lo sea de por vida porque mi profesión así lo exige (dicho sea de paso la enseñanza,la investigación y las ciencias de la salud implican estudio constante. Por ejemplo, un médico que no estudia ni ejerce por veinte años es un seudo médico, como uno que siempre hace diagnósticos a distancia).
¡Feliz día! En serio.

8 comentarios:

  1. Vivo en un pueblo de 800 habitantes en el sur de la Provinica de Bs As. El otro día los pibes de primer año (únicos a los cuales les faltaba) recibieron las maquinitas del plan conectar igualdad. Dicho sea de paso te cuento que este secundario se inauguró en el 2005. Antes los chicos debían hacerse obligatoriamente 30 kilómetros para poder continuar con sus estudios. La alegría de los pibes era enorme, el Estado como motor para nivelar las posibilidades. El pueblo no se fundó durante el kirchnerismo, tiene más de 100 años. Encima sus habitantes lejos están de considerarlo como variable política. Si de lecturas sociales se trata vemos que políticamente algunos se demoran más que otros para entender un texto..

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, aunque creo que más que demora en la lectura tienen prejuicios de clase que les hacen ignorar obras concretas, como una nueva escuela secundaria que les queda cerca a los pibes, y renegar de medidas inclusivas como las netbooks de Conectar Igualdad o la AUH.

    ResponderEliminar
  3. La delincuencia K es absoluta, una pregunta ¿por qué después de 10 años de saqueo K una persona pobre no le puede comprar esa basura obsoleta que obsequia el gobierno a sus hijos?
    Están mal de la cabeza, sépanlo, la tecnología es (o debería ser) ACCESIBLE para cualquiera con un salario mínimo, es así en cualquier país normal, pero claro, aquí las cosas cuestan el triple ¿se pusieron a pensar si una de esas máquinas se rompe? ¿el gobierno la va a reponer?
    La respuesta es NO, en chico se queda sin computadora porque sus padres son pobres de solemnidad que unicamente pueden acceder a ciertos bienes si se los "regala" el gobierno.

    Nunca ví una muestra de conservadurismo más repugnante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más allá de tus insultos gratuitos a nuestro gobierno nacional, NO, no me vengas con ese discurso de todo o nada. Con ese criterio o no hay pobres y todos se compran sus computadoras, o los pobres se joden. Eso es el verdadero conservadurismo, no que el gobierno ayude a achicar la brecha digital con netbooks bastante buenas para el uso cotidiano (no son centros de juegos o supercomputadoras, pero esa es otra cuestión: a saber, porqué la gente quiere computadoras con más capacidad de la que usarán jamás).

      Eliminar
    2. Me parece que no entendistes:
      Acá la tecnología cuesta el DOBLE que en Europa, Estados Unidos o.... Chile ¿está claro?

      Los ricos no tienen problema, les sobre el dinero e incluso tienen facilidad para traerse las cosas de afuera, compran por eBay y demás, pagan MENOS por las cosas que nuestros pobres ¿está claro?

      Por otra parte es terriblemente CONSERVADOR que el acceso a cierto bienes sólo se consiga con la mediación del GOBIERNO, eso es conservadurismo puro, como en la época de Perón cuando los pobres para conseguir una sidra y un pan dulce del gobierno hacían 5 horas de cola.

      ¿No era que la desocupación está en sus mínimos históricos y la gente gana salarios dignos (los más altos de Latinoamérica)?

      Eliminar
    3. No hay contradicción entre que los precios de ciertos bienes sean altos y en tener al mismo tiempo la desocupación en sus mínimos históricos y que la gente gane salarios dignos (los más altos de Latinoamérica).
      Lo cierto es que cada vez más gente accede a la tecnología, pero como algunos todavía se quedan en la puerta el estado empareja para arriba.
      Dejá de repetir "conservador" como si fueras un loro. Intervenir para mejorar la calidad de vida de la gente no es conservador. Que no entiendas la importancia de ciertos detalles no te excusa.
      Conservadores eran los que se escandalizaban porque al fin todos tenían acceso a algo tan simple como una sidra y un pan dulce, que hoy parece normal pero que fue impensado para muchos durante décadas.

      Eliminar
    4. Y bueno, la capacidad de negación es TOTAL.

      Los buenos conservadores eran muy diestros en especular politicamente con la necesidad de los pobres, me remito a la abundante bibliografía, por ejemplo la biografía de Alberto Barceló Alberto Barceló

      Al margen de eso no entendí eso de que los salarios son altos pero a la gente no le alcanza para comparar cosas que cuestan el doble que en otros países, hablamos de que el gobierno repartió "millones" de netbooks, repito: millones, eso es MUCHA gente sin posibilidad alguna de comprarse algo de tecnología.

      Debe quedar claro, en Argentina parece que los pobres sólo pueden acceder a la tecnología más basica y berreta que les facilite el gobierno, que se olviden de comprarse algo bueno por su cuenta, no lo van a poder pagar, en cambio los ricos no sólo lo van a poder pagar sino que pueden comprar con sus tarjetas de crédito internacionales en el exterior pagando MUCHO menos que un pobre argentino.


      Espero que se haya entendido.

      Eliminar
    5. Podría decir lo mismo de usted sobre negación. Pero tiene razón. Pensamos tan distinto que no nos podemos entender.
      Igual le agradezco la visita y los comentarios.

      Eliminar