Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

martes, 29 de octubre de 2013

Elecciones,futuro, Linux, y ley de medios: tutti frutti bien diletante

Estoy de vuelta. Y con malas noticias.
No es que me haya ido muy lejos (sólo un par de días a votar), sino que mi pequeña amiga Vesta, una AMD  que me ha acompañado en estos últimos años ha muerto por falta de repuestos. Justo el 27, día de las elecciones.
Por supuesto el lunes salí a buscar quién la arreglara y me enteré que no se vendían repuestos para mi laptop :-(
Así que compré otra, esta vez una Intel. Con Windows 7 para poder cambiarlo sin inconvenientes, ya que windows 8 da más problemas.
Y apenas salí del examen que tenía, le instalé Trisquel :-), y OpenSuse




Me reconocieron todo el hardware, salvo el wifi, que es Intel y parece como si no existiera (existe, funcionaba bien en windows).
OpenSuse se conecta a internet con qinternet ,y Trisquel con network manager, ambos gracias a mi modem de Claro: un zte mf 190, viejito pero eficaz.
Así que me toca averiguar si logro que me reconozca el wifi...
Ah, sí, me enteré que el FPV sacó el 33%, somos primera minoría, mantenemos el quórum en ambas cámaras, perdimos a Filmus como senador, e Insaurralde perdió con Massa por 12 puntos...y muchos compañeros han salido a llorar y a desgañitarse en público. 
No tengo mucho para decir. De las caídas hay que levantarse, tenemos a Cristina que pronto estará de vuelta, tenemos a gobernadores leales y eficaces como el Coqui Capitanich y el pato Uribarri, legisladores de lujo como Juliana Di Tullio y Aníbal Fernández, ministros como el flaco Randazzo...,y tenemos y proyecto de país libre,soberano e inclusivo. Afuera hay una bolsa de gatos que ante la "victoria" se sacará los ojos por el caprilazgo. Que les aproveche.
Hay dos años por delante para convencer al 7% que nos falta para llegar al 40+10, del que hablaba Artemio en agosto de 2010, y rendirnos no es el modo de hacerlo. Hay que ir por más, y con más fuerza que nunca.
Los derrotistas pueden escoger entre irse a la fiesta de Massa o meterse adentro de un jarrón chino los próximos dos años.
El futuro es de los que no renuncian, ni a sus convicciones ni a las utopías. Que un revés lo tiene cualquiera. Está en uno impedir que sea definitivo.
¿Qué más? Pues que la ley de medios ya es constitucional 100%. Pero de eso hablaré mañana. Hoy estoy cansada. Mi pereza manda y yo obedezco.

2 comentarios: