Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

domingo, 17 de noviembre de 2013

Día del militante



Mañana regresa Cristina. Para alegría nuestra, y rabia (pero también alivio) de quienes viven de odiarla.
Bachellet gana, pero va a ballotage...igual como quién dice, en segunda vuelta festejamos. No será una revolucionaria comunista, pero es lo más a la izquierda que soporta Chile hoy en día . Desde la Unasur se la extrañaba.
El mundo ha seguido andando, sumido en una crisis cada vez mayor , en pos de un capitalismo más salvaje que nunca.
Y aquí abajo en el surcito del mundo, unos locos sin remedio, seguimos creyendo que la autodestrucción no es el camino.
Con marchas y contramarchas, avances y retrocesos, Venezuela (en lucha contra el sabotaje permanente de la burguesía local e internacional que quiere destruir lo conquistado, habrá que tomar nota de lo que pase y no dejarlos solos, que les tocó bailar con la más fea, y encima , sin Chávez), Cuba (pueblo grande si los hay, mirá que bancarse décadas de bloqueo, y siguen luchando), Bolivia, Ecuador, Brasil, Argentina, Uruguay, Nicaragua,y ahora parece que vuelve Chile (y con suerte, tal vez también Honduras) buscan un futuro fuera de la ortodoxia neoliberal. Con sus matices, luchando contra sus propias limitaciones, como decía Serrat, el Sur existe.
¿Por qué remarcar eso? Tal vez porque hoy es el día del militante, un día para homenajear a hombres y mujeres que se han jugado y se juegan por un mundo mejor...
No se ha terminado la historia, ni se terminará por mucho que lo proclamen a gritos los privilegiados de este mundo. No mientras haya  personas con conciencia, dispuestas a luchar.
Ah, sí, acá se viene el fin de ciclo y las cacerolas festejan. Dejémoslos con su odio y su impotencia. Hay un país  más justo por construir, ahora, dentro de dos años y dentro de diez también. Que no nos desvíen de lo esencial.
Cristina regresa. La estábamos esperando. Ellos también.
Pero esa es un circunstancia. Lo fundamental es seguir trabajando en mejorar el sistema impositivo para hacerlo más progresivo, apostar a una industrialización con más componentes nacionales, disminuir el trabajo en negro, ir por verdaderos sistemas nacionales de salud y educación, no meros islotes desiguales, combatir la extorsión de los formadores de precios, seguir apostando por una integración regional de pueblos y no sólo de mercados, y un largo etcétera...
Hay que militar, y militar en serio. Porque enfrente, nunca dejaron de hacerlo, y están listos con cuchillo y tenedor para quitarnos uno a uno, los derechos conquistados.
No exagero. Ya lo hicieron antes: entre las dictaduras y el menemismo, nos habían robado hasta la esperanza. Es responsabilidad nuestra militar para que la historia no se repita.
Que no nos engañen señores de buenos modales y pésima catadura acerca de dónde está el enemigo. Para el pueblo, el enemigo siempre fue la oligarquía, y eso no ha cambiado.
Que no nos vengan con que lo malo es confrontar con los factores de poder y que lo bueno es abrazar a quienes nos pisan. Cada vez que esos señores de buenos modales gobernaron (aunque ya sabemos adonde se van esos modales a la primera de cambio), el pueblo terminó hundido.
Que no se engañe la clase media. Si los cultores del neoliberalismo vuelven, será la primera víctima. Está en juego algo más grande que la cuota de la licuadora.
Hoy es el día del militante. Mi más sincero homenaje a quienes militaron por un mundo más justo e igualitario. Y a seguir su ejemplo.

3 comentarios:

  1. Mientras algunos hace 10 años que están rezando por el fracaso, la izquierda dogmática junto a los kirchneristas desencatados no atacan a más no poder. Curioso. Cualquiera podría pensar que sus adversarios políticos e ideológicos sería la derecha conservadora o la liberal. Sin embargo se comportan como aquellos comerciantes que pugnan por una porción de la clientela sin darse cuenta que a sus espaldas se está contruyendo un tremendo supermercado corporativo. Así las cosas. Como bien decís siempre el enemigo del pueblo ha sido la oligarquía. Pasa que algunos les es imposible focalizar politicamente y sólo focalizan a partir de su individualidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Igual yo desconfío mucho de los que se dicen de izquierda pero siempre están contra el pueblo (tiene el record del 100% de aciertos en eso nuestra "izquierda" vernácula).

      Eliminar
    2. 100 %, totalmente. Habría que ignorarlos por dos años (aludiendo a Barrionuevo, jaja).

      Eliminar