Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

viernes, 22 de noviembre de 2013

Un paso atrás. Igual seguimos caminando.

Esperé un par de días para no escribir en caliente. No hay caso. Sigo igual.
Por un lado debo decir que me alegra que volviera Cristina, tan saludable y radiante como siempre, y con iniciativa política renovada.
Dicho esto, no puedo con la bronca que tengo. Me está haciendo mal y tengo que expresarla de algún modo.
Porque este gobierno siempre amplió derechos. Porque ha demostrado que más derechos para las mayorías no implicar dejar de lado los derechos de las minorías. Y lo hizo con hechos, no sólo con palabras. Hay leyes que lo prueban: la ley de identidad de género vigente es una de las más modernas del mundo...
Pero con la iglesia nos hemos topado Sancho. Con la iglesia y con la hipocresía que eterniza la desigualdad.
Porque el debate no es aborto sí o aborto no, ni maternidad subrogada sí o no, o fertilización asistida sí o no (que queda en el limbo, lástima que el papa anterior ya lo abolió).
Porque la realidad manda y la realidad es que las mujeres abortan. Incluso las puritanas. Las que tienen dinero e información lo hacen en buenas condiciones. Las otras se joden.
¿Qué no hay correlación de fuerzas que lo avale? Estoy conciente de eso. Hay una avanzada antiderechos que incluso sabotea el cumplimiento del artículo 86 del código penal. Son médicos y jueces que obstaculizan los abortos no punibles en hospitales públicos, porque si tenés plata en las clínicas privadas el aborto se consigue...Por no hablar de como la ley de salud reproductiva se cumple a medias, y como las provincias le escurren el bulto a la educación sexual, factores esenciales para disminuir el número de embarazos no deseados, y por ende, los abortos.
Vengo de una familia antikirchnerista de alma y católica fanática. Si tuviera cáncer y estuviera embarazada serían los primeros en impedir el tratamiento y dejarme morir, si me violaran y quedara embarazada quizá terminaría como Romina Tejerino. Porque estaría sola.
Así que sé que no es una cuestión de oficialismo sí, u oficialismo no. Es más complejo.
Es una sociedad que mira para otro lado y deja morir mujeres. Que no somos una minoría exótica. Somos el 51%. Lamentablemente, desunidas y siempre creyendo que nunca nos pasará a nosotras. Hasta que pasa. Por no hablar del machismo congénito de muchas féminas.
Por eso me duele que alguien quiera salir del paso diciendo "soy un soldado de Cristina" . Lindo momento para invocar la obediencia debida.
Mientras tanto la iglesia sigue enojada porque no consiguió todo lo que quería (los putos y las tortas se pueden casar todavía y adoptar, y eso los tiene locos), y la desigualdad permanece.
Porque quién tiene plata se va a otro país y vuelve con el bebé de una maternidad subrogada. Y todos reaccionan con una mezcla hipócrita de admiración y resignación. Cosas de ricos. Privilegios.
Porque ese es el meollo del asunto, si la salud y todas las cuestiones sanitarias que la rodean son un derecho o un bien de mercado, disponible sólo para quienes pueden pagarlo. Eso debería aclarar Manzur  que, piedra libre, está escondido bajo la mesa.
La iglesia defiende sus privilegios y en el camino el statu quo en el que todos somos iguales, pero algunos más iguales que otros.
Contra ese statu quo estamos luchando. Por un país más justo y más igualitario. Hemos retrocedido. Habrá seguir luchando.
Quiero aclarar. No soy Lucas Carrasco, ni digo que por esta cagada se haya vuelto potable la oposición más impresentable que hemos tenido en años. Me dan asco los que siguen festejando porque supuestamente la Argentina se va al tacho y ellos heredarán sus despojos. Simplemente patéticos. No tienen más proyecto que volver a los noventa o peor aún, a antes del primer peronismo. O los que pretenden que son de izquierda y hablan de fin de ciclo como si la conciencia de las masas estuviera a punto caramelo para tomar el Palacio de Invierno. Al pueblo no lo ven ni en figuritas. Están perdidos  y dan consejos. Lamentable.
Enfrente sigue estando la oligarquía. Enfrente siguen estando los privilegiados. Que ya nos mostraron que no descansan. Si perdemos esto que tenemos, lo que venga no será la revolución socialista con Flora Tristán a la cabeza, sino la derecha más rancia.
Por eso hay que seguir luchando. Aunque a veces las malas noticias vengan de los nuestros.


20 comentarios:

  1. Gracias, Daniel. Un abrazo para vos también.

    ResponderEliminar
  2. Excelente tu nota.
    En la profundidad de esa hipocresía eterna, egoísta, clasista, inhumana, discriminadora, retrógrada, descansa la pila de prejuicios que impide que el sol brille para todos. No creo que alguien abrace con sinceridad a un credo que vaya en contra de sus propios principios.
    Quizá lo más rescatable y humano del tipo término medio, como la mayoría de nosotros, sea apoyar la cabeza sobre la almohada y poder dormir sin la espina que significa haber sido causante del dolor, la miseria ó la infelicidad de otro semejante, ó no haber contribuido al menos a escuchar y entender a quienes sufren.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. El Tano Porchia decía que en la vida hay sueños que nececitan reposo. En política ocurre algo similar. Sigo notando que el pedido sobre una legislación que ampare el aborto en centros asistenciales públicos continúa siendo un reclamo marginal, ni siquera los sectores progresistas han manifestado publicamente su posición (excepción hecha de Stolbitzer). Si bien me parece que el debate aún no ha alcanzado la profundidad necesaria, es cierto que duele y mucho cuando dicho intento se frenta en nuestra propia casa. Sinceramente siempre pensé que Cristina, más allá de sus creencias, iba a motorizar un debate abierto sobre el aborto. Por ahora, a los crotos y crotas, nos debe una y muy grosa. Estimo que el debate político y las aclaraciones médicas, psicológicas y sociales son extremadamente necesarias ya que observo, dentro del mundo que me rodea, una absoluta ausencia de posición al respecto, como desinteresados de un dilema social tangible, y me parece que es un tema del cual no se puede ser neutral. Muy buen post. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Lo de "nececitan" fue un simple error al tipear.. Los errores los tengo con palabras menos complejas.. ja.. ja.
    (si podés corregirlo le harías un enorme favor a mi vergüenza)..
    Cuando lo releí luego de enviado no lo podía creer..

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé como se editan los comentarios ajenos, Gustavo. Te pido disculpas. Igual es un detalle que no cambia en un ápice el valor del comentario.

      Eliminar
  5. leo en el blog de Ricardo que estas embroncada con el tema...
    psss, lo mio creo que es mas fuerte...
    http://poesiayramosgenerales.blogspot.com.ar/2013/11/las-poluciones-nocturnos-del-cura.html

    ResponderEliminar
  6. “No soy Lucas Carrasco".
    Jaaaa!!

    Excelente post, Iris. Mucho más completo que el mío, que fue también un descargo aunque pretendía no serlo.

    ResponderEliminar
  7. "Al frente sigue estando la oligarquía."

    si se refiere a julián andrés dominguez y pablo kosiner acordamos
    pero romperá el bloque juliana di tullio para votar junto
    a margarita stolbizer llegado el caso ???

    este que escribe piensa que no
    que no romperá !!!

    ResponderEliminar
  8. Excelente, amiga Iris. Veo que compartimos puntos de vista, además de calenturas. Y...sí! Da mucha bronca que los gobiernos más populistas e inclusivos desde hace tanto, le esquiven el culo a la jeringa con la excusa de "no hay consenso suficiente"... ¿Cómo están TAN seguros? ¿Tienen idea de cuántas legisladoras de TODOS los partidos han abortado? Y los ultra archi católicos antiabortitas, ¿tienen miedo que, si sale una ley de IVE que va a proteger a las pobres que AHORA SE MUEREN, van a ser obligadas a abortar? Basta de boludeces. Queda una esperanza: por algo postergaron el tratamiento hasta las Ordinarias... Mientras tanto, a seguir peleando...
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  9. Iris: Mi posición personal es en contra del aborto.

    Pero no soy gorila, primero porque pienso que el debate debe ser dado y segundo porque entiendo que es una decisión absolutamente personal en la que los de afuera son de palo.

    En cuanto al "paso atrás" también lo fueron las leyes de obediencia debida y la amnistía de Menem, sin embargo, hoy tenemos a los genocidas juzgados y encarcelados. Y Videla murió, (una verdadera lástima que haya muerto) en la cárcel. No es poco.

    Pasaron años, pero se logró. Y también se logrará llegar al debate sobre el aborto, ya que ademas de ser un tema personal de cada una, debemos blanquear esa gigantesca hipocresía de un país que no permite el aborto y sin embargo tiene 500.000 por año.

    Pero aquellos que están a favor del aborto permitido no deben olvidar que los que estamos en contra es porque consideramos que el ser humano es tal a partir de la concepción. Sinceramente pensamos que es así. No es hipocresía. No nos confundan con la jerarquía católica y tantos "cristianos" que la apoyan.

    La jerarquía eclesiástica está en contra del aborto porque, dicen, "defienden la vida del no nacido" pero no tienen problemas en apoyar golpes de estado genocidas, ajustes económicos-sociales también genocidas, (Remember España) y abusos de menores. Un tema nada menor para ser blanqueado también.

    No es un tema simple para los creyentes, yo pido que quienes reclaman el derecho al aborto libre, seguro y gratuito no lo olviden. Va a mejorar sustancialmente el debate que tarde o temprano se va a dar.

    Un fraterno abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto tu posición .Creo que la mía ha quedado clara. Llamo hipócritas a los que fingen que por no debatir sobre el tema este desaparece. No es tu caso.
      Gracias por comentar.

      Eliminar