Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Federalismo irresponsable

Hoy la irresponsabilidad se llama federalismo.
Porque es absurdo que un gobernador de una de las provincias más ricas del país no sea capaz de garantizar la "seguridad" con la cual cacareó tanta veces.
Pero era de esperarse. Porque su política de seguridad siempre consistió en dejar hacer, dejar pasar , la corrupción generalizada que reina en la policía provincial y su sempiterna connivencia con el delito. Eso, si no fue directamente cómplice...
Porque su política social es esperar que el gobierno nacional actúe, porque su política fiscal es que la nación recaude mientras se hace el dialoguista y defiende a los evasores.
Porque le gusta prometer boleto estudiantil gratuito, y discursear sobre la noche de los lápices, pero no pagarles a las empresas de colectivos.
Porque les gusta amenazar con desfinanciar a la ANSES, mientras piden que se les financie sus déficit en las cajas previsionales provinciales,  y exigen el 82% móvil a la nación.
Porque no ha apostado a otra opción productiva que hacer de Córdoba un mar de soja...
Porque su política educativa es decirle sí al Opus, y apalear estudiantes que protestan...
Todos somos federales, pero a la hora de hacerse responsables algunos se vuelven súbitamente unitarios.
El cordobesismo no es único. No casualmente también otra provincia rica como Santa Fe y la CABA, practican la misma fórmula.
Los mismos que protestan porque las provincias pobres reciben obra pública o porque los impuestos que cobra la nación no se reparten en proporción a como se recaudan, beneficiando así más a las provincias más ricas  y acentuando aún más la brecha que existe entre ellas.
Los que no quieren un país federal sino un archipiélago donde los ricos sean más ricos y los pobres más pobres.
 Los verdaderos enemigos del federalismo no son la ANSES, ni las medidas redistributivas del gobierno nacional. No, los verdaderos enemigos del federalismo son ellos, que buscan igualar desigualdad con diversidad.
 Los que sueñan con deshacerse de las UGIS.
Porque no se puede ser federal en serio, sin que las provincias más ricas recauden de quiénes más tienen y más pueden, sin que contribuyan con el desarrollo de las provincias más pobres, no por caridad, sino por interés. Mientras haya provincias sin recursos propios, las perjudicadas serán las provincias ricas que reciben la inmigración interna en sus capitales y no saben que hacer con ella. Salvo, claro, quejarse de la inseguridad  y pedir mano dura...al gobierno nacional, que no controla las policías provinciales.
En verdad parece que nadie lo hace, ya que estas dichosas policías compiten por el título de la peor, gracias a su ineptitud y su complicidad con el delito (la bonaerense es reina, pero no es la única). Nilda Garré fracasó, pero principalmente nunca tuvo de su parte a los gobernadores que eran indispensables para hacer política de seguridad en serio.
Mientras no se revea el concepto de federalismo y se siga haciendo trampa, para quedar bien con todos y con nadie, lo sucedido será una constante.
Lamentablemente eso es imposible con dos proyectos de país tan contradictorios en pugna, uno el de nación, inclusivo y redistributivo, el otro, el de  las provincias ricas, regresivo y para pocos.
Por eso es que hay que luchar por erradicar la idea de que se puede hacer un país sustentable sin justicia social y sin equidad redistributiva. No hay consenso posible con esa idea.
No hay país federal sin redistribución de la riqueza y sin redistribución de las responsabilidades. O mejor dicho, no hay país...

7 comentarios:

  1. Con solo recordar que este muchacho fue en el 2002 "el elegido" por Duhalde da escalofríos. Menos mal que en las encuestas no superaba el 5%. Fue allí cuando el cabezón le propuso a Néstor apoyarlo en su candidatura. Claro está, nunca el cabezón logró imaginar de qué se trataba la cosa.
    Vivo en el interior y tal como lo dejás en claro creo que es necesario repensar políticamente el concepto federalismo. Federalismo no significa que cada provincia sea unitaria para sí en función de sus intereses particulares, y creo que es allí en donde se esconde el mayor de los sofismas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la Sota presidente ¿se imagina? Y nada menos que en ese época. Otra que helicóptero, este tipo hubiera logrado que le prendieran fuego a la Rosada.

      Eliminar
    2. Imperdible, no sé si lo recuerdan, era el spot con el que se lanzó en 2002. Una caminata por un prado reluciente, con su esposa (era Ruitort en ese entonces, me parece), hijos y perros -al mejor estilo yanqui-, y balbuceando sus planes y "sueños". Además en ese momento se le había dado por citar en cuanto programa lo invitaran una (1) oración de Sartre, que algún asesor le habría pasado y logró memorizar. Varias veces intenté conseguir imágenes de eso pero fue infructuoso, no hay nada. Una pena.

      Eliminar
    3. No lo recordaba, ¡de la que nos salvamos no teniéndolo como presidente a ese tipo!

      Eliminar
  2. Y sobrevenido el conflicto ofrece un aumento de más del 300 % ???
    Esteee...

    ResponderEliminar