Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

miércoles, 30 de enero de 2013

Barajar y dar de nuevo...en Linux

Como no todo puede ser descanso en el verano desempolvé mi portátil y decidí hacer borrón y cuenta nueva.
Para ello eliminé todas las particiones Linux menos una con ayuda de una distro Linux muy mona: Gparted. Veanla en acción...
Muy fácil de usar, contiene el programa homónimo y permite gracias a su interfaz gráfica que cualquiera pueda particionar a gusto su disco duro.
El objetivo final- aún no completado- es destinar más espacio para mis datos eliminando temporalmente algunas de las 7 distros que tenía (sí, ya sé, se puede virtualizar, pero yo las prefiero instaladas en el disco duro, soy linux-polígama).
Al menos hasta que consiga un disco duro más grande (o sea cuando pueda pagarlo) me conformaré con cuatro distribuciones.
Como las cuestiones subjetivas pesan mucho aún no decido con cuales me quedaré. Una de ellas será OpenSuse (mi favorita: adoro Yast2, la forma en que facilita la configuración de cada detalle, su integración con KDE, y lo bien que qinternet gestiona la conexión con mi módem zte mf190, y me encanta su mascota por frívolo que eso parezca,), la otra Trisquel, y me quedan dos lugares.
No será Ututo por desgracia. Me ocupa demasiado espacio, es lento y la conexión con el módem me ha dado problemas (se conecta cuando quiere).
En cambio me gustó mucho Tuquito y puede que lo mantenga aunque también quisiera mantener Linux Mint y/o Ubuntu.
Sabayón se irá casi seguro debido a los problemas de compatibilidad con mi tarjeta ati que tiene la última versión y la sempiterna pelea que llevo para que reconozca mi tarjeta de red (con el módem se lleva de 10).
Y me gustaría instalar Fedora 18 o Mageia 3 cuando salga. Como siempre tengo más opciones que espacio. Por suerte el grub2 de Trisquel mantiene muy bien la convivencia.
Se suma la idea de probar Jolicloud que es especial para portátiles. No si yo me busco los problemas solita.
Por suerte tengo la Pc de sobremesa para experimentar. Espero no hacer mucho daño (de nuevo).
Por lo pronto tuve ocasión de probar Huayra, y como live cd me gustó mucho.Tiene herramientas educativas muy interesantes. En la Pc de escritorio ya no tanto. Era un Debian normalito  sin mucha personalización (desde su instalación misma).Suena mal pero creo que Tuquito ofrece mucho más y es más social (un Tuquito sin conexión a internet pierde toda la gracia eso sí).
Ojalá mejore a medida que se lo vaya desarrollando.
Sino hago mucho lío ya comentaré los resultados de esta limpieza de verano.

lunes, 28 de enero de 2013

Celac es un nombre del futuro

La Celac es importante más por lo que representa a futuro que por lo que hoy es.
Formada por países de desarrollo desigual y con proyectos diversos cuando no opuestos, no puede decirse que hoy en día sea verdaderamente un ámbito de integración real que supere los errores de la UE.
Pero es una apuesta al futuro y como tal es valiosa.
Surgida como producto de un movimiento defensivo frente a una crisis de dimensiones aún imprevisibles, puede llegar a ser en el futuro una herramienta capaz de lograr una integración de pueblos y no sólo de gobiernos, que tienda a superar las desigualdades,y fomentar la inclusión social manteniendo las diversidades regionales.
En ese sentido la pregunta ¿para qué sirve hoy la Celac? se parece a aquella pregunta retórica ¿para qué sirve un bebé?
Claro que por eso mismo no puede dejársela librada a su suerte. Podría desvanecerse como un sueño inútil, o (y esto es mucho peor) podría convertirse en una réplica de la UE más allá de que por ahora su naturaleza es más política que económica.
Que la Celac pueda ser algo más que un sitio para expresar buenos propósitos, depende del rol activo que asuman los países que la conforman .
Por su peso político y económico, México, Brasil y Argentina tienen la mayor responsabilidad en la contrucción de una gran bloque regional. No es fácil porque México forma parte del Nafta, un Alca en miniatura y sus planes no pasan por una autonomía regional sino por la sumisión a  EEUU.
Otro obstáculo a vencer es la condición semicolonial de casi toda América Central.
Los vientos de cambio que hacen única a Latinoamérica (¡chavismo para todos, carajo!, perdón, me emocioné) no han llegado a todos sus rincones y eso se refleja en las diferentes direcciones a que apuntan los miembros de la Celac y las diversas visiones que de ella tienen. Es evidente que la Celac significa algo muy distinto para Piñera de lo que significa para Raúl Castro o para Nicolás Maduro.
Y eso nos lleva al otro obstáculo para la integración regional: las multinacionales que esperan beneficiarse con ella, siempre y cuando se haga a la europea, como integración de mercados. En la práctica algo no muy distinto al Alca, aunque sin EEUU.Una integración con justicia social sólo es posible enfrentándolas y restringiendo sus privilegios, cosa que en muchos países de la región ni se sueña con hacer, entre otras cosas porque hay tratados internacionales que lo prohiben y que esos países han firmado (el nuestro incluido), por no hablar de los tratados de libre comercio con EEUU que exhiben países como Chile, Colombia, entre otros.
Hay todo un andamiaje económico social y político que deshacer y volver a construir para que la Celac sea viable como herramienta de integración y desarrollo regional y sólo podrá lograrse gracias a la voluntad política de los pueblos que la componen.
Obviamente no le será fácil tomar ese camino . Además de EEUU y su insidiosa penetración económica, política, cultural, y militar, están las multinacionales (ya mencionadas) cuya patria es el dinero (ni siquiera EEUU se salva de que le evadan impuestos y lo presionen) y la moribunda Unión Europea con sus cantos de sirena hablando de cooperación mientras buscan servirse de América Latina en un neocolonialismo muy poco sutil.
Si supera estos y otros obstáculos y logra limar las tremendas desigualdades regionales, la Celac puede llegar a ser un fantástico "mal ejemplo" digno de ser defendido.
Ya lo es en potencia . Falta que lo sea en acto.

jueves, 24 de enero de 2013

Año electoral

2013 será casi en su totalidad un año de campañas electorales. Aunque oficialmente no hayan comenzado todos los protagonistas están en campaña. Gobierno, oposiciones (porque aunque intenten mostrarse unidos tras la banderita de no a la re-reelección sus egos no se soportan) ya han comenzado a competir disimulada o abiertamente.
El gobierno tiene a favor la gestión y en contra la necesidad de capear una crisis económica peor que la del 2008. Juegan en contra déficit estructurales como la gestión del transporte, el sistema de salud fragmentado y los archipiélagos que conforman el sistema educativo,el combate del trabajo en negro,y también la necesidad de una nueva ley de entidades financieras, la regulación de los precios de los alquileres,una ley que termine con las idas y vueltas judiciales de los abortos no punibles (aborto legal y gratuito, vamos),entre otras cosas. Son desafíos que de ser encarados, no a cuentagotas sino de modo directo, significarían un mejora radical en la calidad de vida de muchas personas  o una mejora en la estructura productiva del país o ambas cosas.Lamentablemente el hecho de ser un año electoral hace que el congreso se paralice, pero dejar pasar la oportunidad de tomar medidas a largo plazo sería un gran error.
Los opositores (mediáticos y de los otros) juegan  a debilitar al gobierno valiéndose de sus puntos débiles. Lo hacen porque no tienen un plan alternativo o porque  su plan es inconfesable. Igualmente cuanto menos flancos débiles se deje, mejor.
El año pasado apareció como novedad no nueva la visibilidad de los caceroleros, gente con pocas consignas en común y mucho odio a cuestas. Que peso electoral tienen se verá este año.
Pase lo que pase ya tenemos la tapa, portada o zócalo de los medios opositores. Será una de dos: sospecha de fraude o gran derrota del gobierno. En eso no han cambiado desde el 2009.
Y es que al tratarse de elecciones legislativas y sin que hasta ahora aparezca ninguna figura descollante capaz de arrastrar votos para el FPV (salvo la de la propia Cristina a quién no habría que exponer tanto) el voto se dispersa y es difícil que se repita la fenomenal performance del 2011 a pesar del desmadre que son hoy los partidos opositores. Hay que tomar en cuenta el desgaste producto de la crisis y el propio de años de gobierno...
Basta una pequeña disminución de la cantidad de votos a favor para que hablen de derrota, y si la cosecha es buena rezongaran contra clientelismo y fraude y volveremos a oír del voto de mal calidad de los pobres.
Las elecciones de este año además son un test (aproximativo) de lo que nos espera en el 2015, sin Cristina como candidata (a pesar de la entelequia de la re-reelección con la que insisten los opositores). De las figuras que surjan en estas elecciones puede salir un candidato presidencial... o simplemente la ratificación de que Scioli es el hombre a seguir (aunque esa idea a mí me hace llorar).
Pero no hay que anticiparse en exceso . Este año electoral será largo y trabajoso. Y los dos años que le siguen más aún.
Los procesos largos son difíciles de mantener, y más aún, sin un heredero claro que garantice que no habrá un cambio que haga felices a los más poderosos, a tono con la inefable persistencia del neoliberalismo  (que a pesar del desastre que causa está lejos de decaer).
Son incógnitas que el tiempo irá revelando. Desde aquí espero que Argentina en particular y Latinoamérica en general, sigan el rumbo heterodoxo que iniciaron y que se vaya por más inclusión social y por más integración regional.


martes, 22 de enero de 2013

Comentarios vacacionales

Tuve la oportunidad de viajar unos días a San Clemente a conocer el mar y gastar mis ahorritos, en compañía de mi hermana, sus hijos y una cuñada de ella.
Me traje muchas conchillas,caracoles, algunos moretones (el mar estaba bravo), y la sensación de que los precios buscan espantar turistas: ir a Mundo Marino cuesta 150 pesos, y las termas 95. El pasaje duele 4,5 pesos... (y eso que no me fui a Mar del Plata).
A pesar de ello vi un montón de gente . Seguro es una conspiración de la Cámpora  .De hecho yo fui con mi AUB (asignación universal al bloguero).
Por lo demás me divertí mucho ( y me quedé con ganas de estirar las vacaciones), tanto que me perdí casi todas las noticias del mes. Tuve ocasión de escuchar parte del discurso de nuestra presidenta cuando regresó la Fragata Libertad, pero no mucho porque mi familia estaba muy ocupada quejándose de la "vieja". Para evitar problemas no dije nada.
Es un orgullo ver como la Fragata volvió sin que hubiese que pagar a los buitres...
Y es un orgullo ver cómo se busca abrir nuevos mercados en países de poca repercusión mediática aunque para algunos lo único que importa es que Cristina bajó a los túneles y eso no les gustó.
Me perdí de bastantes cosas por lo que veo y voy a tratar de ponerme al día en esta semana , pero como quien dice quien me quita lo bailado...
Prometo algo más serio pronto...
Ah, aquí hay algunas fotitos tomadas bien tempranito (todo tranqui, no se decepcionen). Debido a la hora había poca gente y yo tomé a propósito el paisaje más que la gente. Como casi siempre olvidaba llevar el celular no saqué más y más variadas...



Esta es del atardecer

Sí, soy un poco vanidosa...
 Y me llevé un pequeño recuerdito :