Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

lunes, 30 de septiembre de 2013

La salud fragmentada

Un debate necesario: el sistema de salud argentino, en Marca de Radio.

Haciendo política: la receta del kirchnerismo

Un viejo refrán dice que nada mejor que un susto para despertar a un mamado.
Más allá del hecho de que una derrota del kirchnerismo (porque aunque algunos números sonrían, la derrota en la provincia de Buenos Aires es LA DERROTA, está instalado así en el sentido común de la gente) se debe a múltiples factores, entre ellos el bombardeo mediático que busca horadar al gobierno en todos sus aspectos, está claro que siempre hay errores propios y cosas para mejorar.
Como el kichnerismo ya nos tiene acostumbrados, sale de las crisis con una sola receta: hacer política.
Cristina hace política y propone definiciones con las que uno puede acordar o no, pero que son claras. Lo hace en la ONU o frente a Rial. Con la misma desenvoltura.
Lo mismo puede decirse  de los legisladores oficialistas que van camino a darle un presupuesto para el 2014 al estado nacional.
Ante la pregunta alivertiana de si el kirchnerismo se maquillará o mantendrá sus convicciones, Cristina ya ha respondido. Está claro que en las crisis, se va por más. Y que no se renuncia a un proyecto inclusivo, nacional y popular.
También está claro que la oposición sigue jugando el juego de desgastar, sin un plan de gobierno claro o con la manifiesta intención de volver al neoliberalismo.

El  mundo (mundo del cual Argentina forma parte) no pasa por su mejor momento, aunque los ultraricos pasen su mejor momento, y la amenaza de los fondos buitres es una espada de Damocles para nuestro país.
Se esperaría cierto grado de unidad nacional. No la hay. Los grandes medios y varios grupos políticos apuestan a la debacle. Le han robado el lema a los troskystas de "cuanto mejor, peor".
Mientras tanto, el kirchnerismo, contra todo pronóstico , ni se deshace, ni se rinde. Hace política.
Se sigue con el plan PROCREAR, se acomoda el régimen impositivo para que el impuesto a las ganancias afecte a menos trabajadores, un reacomodamiento de las escalas de monotributo, con el fin de reactivar el consumo y el empleo. Es decir se sigue apostando al mercado interno.
Se mantiene la defensa de la soberanía y la apuesta a la unidad regional.
No es un modelo perfecto y tiene los límites de un sistema capitalista, y los límites del peronismo. Pero es el único que ha probado funcionar en beneficio de las mayorías en los últimos 50 años.
Mientras tanto, candidatos como Massa juegan a la indefinición, excepto cuando sale por derecha. Y tienen éxito .
Tal vez el kirchnerismo pierda, relativamente, ya que en general mantendrá la mayoría en el congreso. Tal vez las medidas no conformen a nadie. Pero las elecciones pasan, y las convicciones quedan. No hay triunfos definitivos, ni derrotas definitivas.
Y es que kichnerismo juega a largo plazo, incluso más allá del 2015.
No sabemos si logrará crear un buen candidato en el 2015, pero está claro que apuesta al futuro. Eso se nota cuando invierte en ciencia y tecnología, inversiones que son siempre a larguísimo plazo.
¿Qué pasará a partir de ahora? No lo sé. Lo único que sé es que la respuesta la tiene el peronismo y nadie más. Por potencia y por gobernabilidad . Pero si quiere evitar recaer en el error de volver al neoliberalismo, ese peronismo debe ser kirchnerista.



domingo, 29 de septiembre de 2013

Hablemos de aborto

No se resuelven los problemas escondiendo la cabeza bajo la tierra ,como hacen los avestruces.
Hay una realidad y es que las mujeres abortan y lo hacen a pesar de la ilegalidad, recurriendo a medios seguros o inseguros según sus medios económicos.Está probado que la prohibición no evita los abortos.
También están las que siendo casos contemplados por el código penal en su artículo 86, y estando autorizadas legalmente soportan la intervención de organizaciones patriarcales que les imponen la maternidad, sin ningún tipo de pudor, a niñas violadas, víctimas de trata, discapacitadas mentales...,con ayuda de jueces irresponsables. Muchas de ellas recurren al circuito ilegal y se ponen en peligro.
Y las más perjudicadas son las mujeres pobres o de clase media baja, con menos recursos y menos educación ya sea para disponer y usar de anticonceptivos, como para  recurrir a clínicas privadas con médicos que hacen abortos clandestinos pero seguros, o para usar el misoprostol.
Existe eso sí, la solidaridad y hay grupos que brindan ayuda a mujeres en situación de abortar. Suplen a un estado que no está cumpliendo sus deberes. Por ahora y hasta que haya una ley que las (nos) ampare, pueden ser la única opción.
No puede usarse la religión de excusa, ni decir que el papa es argentino para cerrar el debate ¿Por qué la visión de una jerarquía religiosa anquilosada debe regir sobre la vida de todas las mujeres,sean católicas o no? Más aún, entre las mujeres que abortan hay católicas, protestantes, judías, musulmanas,hindúes,budistas,etc, y no parece que eso vaya a cambiar.
Se pierden vidas en defensa de la sacrosanta vida del embrión. No podemos contestar impasiblemente, como hizo una socorrista que conozco "la prioridad es la criatura" ¿Y la madre, que a veces también es una criatura, qué es? ¿Una incubadora? Con esa respuesta no salvan ni a una ni otra. Matan a las dos.
Y cuando la mujer no muere, puede quedar con secuelas físicas debidas a infecciones, ¿lo solucionamos metiéndola presa? ¿creen que con eso disuaden a la desesperación de otras tantas mujeres, obligadas a ser madres por una sociedad que les cierra las puertas de la legalidad, pero que no duda en hacer negocios con los abortos clandestinos?
Falta valor cívico para encarar un problema que es social y sanitario antes que moral y religioso.
Eso obvio que siempre es mejor prevenir un embarazo no deseado con educación sexual y anticonceptivos, pero los mismos hipócritas que invocan la vida a cada paso, sabotean la aplicación de la ley de salud reproductiva que apunta justamente a esa cuestión. El seudofederalismo sirve una vez, como excusa para mantener las desigualdades regionales. Son las rendijas por dónde se escapan los derechos.
Por otra parte siempre habrá situaciones imprevistas que requerirán de esa medida extrema. No es probable que una niña se tome el anticonceptivo antes de ser abusada, ni que los violadores empiecen a usar anticonceptivos.
Y falta, sobre todo, discusión en el Congreso, donde decenas de proyectos siguen cajoneados por legisladores que se lavan las manos ante tamaño problema sanitario.
El 28 de septiembre fue el Día de Acción Global por el Derecho al Aborto Legal.
Buena oportunidad para reflexionar sobre las consecuencias de tanta dilación y tanta negación que aún caracterizan a los legisladores de todos los partidos que se borran del debate,  (salvo honrosas excepciones),y a una sociedad que no los presiona más abiertamente.
No dejará de haber abortos. Pero pueden disminuirse y pueden hacerse menos costosos para el estado y para la mujer. Pueden salvarse vidas. Pero nada de eso se logrará con cárceles y leyes punitivas. Y sí, cumpliendo con el ya remanido lema: Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.





jueves, 26 de septiembre de 2013

La paz es un sueño eterno

Nuestra presidenta habló y habló claro. Sobre Irán, sobre EEUU, sobre la paz...
"No hay guerras justas, sólo la paz es justa”, dijo Cristina Fernández al referirse a la situación en Siria".
Si bien no acuerdo del todo con ello, porque existen las guerras de liberación, que son justas, y todo pueblo invadido tiene derecho a defenderse , es un buen planteo.
Sobre todo cuando las "guerras preventivas" y "por la paz" están a la orden del día.
Sonará redundante , pero es un orgullo ser representados por una mujer que defiende con dignidad y firmeza nuestros intereses:
"Yo digo hoy que los millones de argentinos que recuperaron el trabajo, los millones de argentinos que volvieron a tener esperanzas e ilusiones, los científicos que retornaron al país, los chicos que volvieron a tener educación, tampoco tienen por qué pagar la fiesta de los lobbistas que porque participan en campañas políticas y ponen plata en las campañas de los políticos aquí, tiene el poder de lobby suficiente para lograr hacer tambalear el sistema financiero internacional"
Lamento eso sí ver como se insiste sin pruebas contra Irán, pero admito que  no soy una experta en el tema (ni en ninguno) .
Cristina  reclama al Reino Unido por su militarización del Atlántico Sur, a EEUU por su curioso método de contar algunas víctimas y otras no, por el espionaje generalizado, a la ONU por el fin de la vetocracia de los más fuertes...
No creo que lo haga por ingenuidad. Pero sí debo decir que estamos verdes en materia de unidad regional para que esos reclamos sean en nombre de la UNASUR y aún de la Celac, única forma de que nuestros reclamos sean más que campanas de palo (con el riesgo de que igual nos ignoren).
Se ha progresado, pero sin Chávez y sin un líder claro para la UNASUR será difícil seguir adelante. Ojalá Lula lo entienda, más allá de que tiene sus propios problemas locales en Brasil.
Algo anda mal en el mundo cuando todos, hasta Obama, en representación del país hacedor de guerras y mayor vendedor de armas en el mundo hablan de paz.
Lamentablemente es poco lo que se puede hacer desde el sur, con nuestro proyecto de unión latinoamericana en pañales y lleno de caballos de Troya proyanquis. Ni hablar de África, hoy una mera expresión geográfica.
Por ahora, el mundo propone y el imperio dispone. Aunque a veces China o Rusia le hagan poner el freno.
Y es que la guerra es un negocio y la paz, no tanto. Sobre todo en medio de una crisis que no parece tener fin, porque al enfermo le dan arsénico como remedio.
Bush lo dijo, Obama y los que le sigan, lo ejecutan.
Por ahora, la paz es un sueño eterno.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Nuevo diletante: autobombo.

Debido a unos problemas y de forma preventiva abrí un blogcito gemelo en wordpress.
Todavía no sé como lo voy a llenar, pero eso se verá paso a paso.
Lo seguro es que será muy opinado, con opiniones propias y ajenas. Después de todo no me da el cuero para mucho más.
La dirección es esta: https://algunascosasnolassabe.wordpress.com/
Y este es el primer post.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Por un sistema nacional de salud.

La salud es un derecho.Un derecho de ciudadanía. Va haber que repetirlo muchas veces, porque parece que aún no está tan claro. Aún no se ha hecho carne en el sentido común, y no falta el que exige que sea sólo para el que pueda pagarla.
La Argentina ha mejorado su nivel sanitario en los últimos años y los indicadores (esperanza de vida, mortalidad infantil, mortalidad materna) así lo demuestran.
Tiene un sistema sanitario que supera ampliamente en calidad al de los demás países de Sudamérica.La inversión en salud llega al 10% del PBI.
En estos años se han construido nuevos hospitales en todo el país y han llegado insumos tanto en medicamentos como en equipamiento.
¿Suena bien? Sí. Y es un mérito que el kirchnerismo puede atribuirse, sin lugar a dudas. Porque tomó un sistema destruido por el neoliberalismo y lo está levantando de a poco.
Pero no todo es miel sobre hojuelas. En realidad hablar de un sistema sanitario argentino es aventurado.
Porque en realidad hay 24 sistemas de salud. La misma o peor fragmentación que la que existe en el sistema educativo.
La misma en cuanto al número de jurisdicciones, peor porque se carece de una Ley Nacional de Salud que articule todos los niveles.
Y para complicar aún más las cosas, hay tres subsistemas, el sindical (obras sociales), el privado con fines de lucro (prepagas), el público, y quizá un cuarto, las cooperativas.
A grandes líneas, el trabajador en blanco tiene obra social, la clase media-alta  y alta tiene prepagas y al pobre se le deja el hospital público.
Según donde se nace y se vive, se cuenta con diferente atención médica. No es lo mismo ser pobre en el conurbano, a pasos de la capital y de sus hospitales (a pesar de Macri) que serlo en Salta con su salud pública gerenciada, es decir cuasi privatizada.
Hay programas de salud nacionales que tienden a mejorar esta fragmentación (muy buenos, por cierto), pero son parches.
¿No va siendo hora de reclamar un sistema estatal de salud nacional que garantice más equidad, y mayor cobertura? Que apunte a la prevención y que al final termina bajando costos porque no se paga dos veces o tres veces por el mismo servicio.
Claro que no es gratuito. Un fuerte lobby empresario y sindical se opone  y seguirá oponiéndose. Muchos gobernadores prefieren privatizar antes que ceder jurisdicción...
Pero es una batalla que no se puede dejar de librar. Que un gobierno nacional y popular no puede dejar de librar.
No porque vaya a redituar un caudal de votos (la salud es un tema en que la gente prefiere no pensar), sino porque es justo y necesario.
Aún para los que piensan en términos de costo-beneficio, un sistema sanitario que atienda de modo eficiente a quienes lo necesitan es positivo, en tanto que la sociedad toda se ve beneficiada por una mejora en la calidad de vida de los individuos que la componen.
Lamentablemente ni parece ser un reclamo mayoritario, ni hay auténtico empuje gobernativo en estos menesteres. Y mientras siga siendo así, la salud seguirá siendo una lotería, salvo para los que tienen plata para tomarse un avión y viajar a la capital.
Y eso no es federalismo, es perpetuación de las desigualdades. Perpetuación contra la que hay que luchar. Y ganar.

viernes, 20 de septiembre de 2013

Día del estudiante, educación y otras yerbas. Divagues varios.


Mañana es el día del estudiante y como tal, un día de jarana, juergas y picaresca.
Pero no viene mal un poco de reflexión partiendo de algo que puede parecer obvio, que la educación es un derecho. Puede parecer, pero no lo es, porque para liberales y neoliberales eso es ininteligible.
No pueden siquiera imaginar que alguien tenga derecho a algo, sin pagar individualmente.Porque todo tiene un precio dicen, y en eso no se equivocan.
La clave es quién paga y para qué.
 Cuando la educación es un bien de mercado la pagan los padres, si pueden, o sus hijos no acceden a ella, o en su versión más extrema, se endeudan para lograrla. El objetivo es que cada uno tenga la educación que pueda pagar. Los que no llegan, no importan. Se supone que asegura la máxima calidad, aunque no esté realmente probado en los hechos.
Cuando la educación es un derecho, paga la sociedad en forma proporcional a su contribución impositiva. Si el sistema impositivo es progresivo, paga más quién más puede. El que más tiene paga la educación de sus hijos, y de yapa, contribuye con la de los que no pueden hacerlo. Si no es tan progresivo, al menos la carga se distribuye sobre el conjunto.
El objetivo es más y mejor educación para más gente. La masividad conspira contra promedios engañosos pero sesgados del "cherry picking" neoliberal., pero da cabida a los otrora excluidos, y por ende mejora el niveles generales de la sociedad en materia educativa.
Aunque tenga deficiencias, nuestro sistema educativo está basado en que la educación es un derecho y no un bien de mercado, como ocurre en el país hermano de Chile, en el que los estudiantes siguen luchando por poder estudiar sin quedar endeudados de por vida. O sin ir tan lejos, como la interpreta el jefe de gobierno porteño, cuando abandona a su suerte a la educación pública y subsidia largamente a la privada.
Tenemos educación básica y secundaria, gratuitas y obligatorias y educación terciaria y universitaria gratuitas, esto último logro poca veces mencionado (y no por Franja Morada) del primer peronismo en 1949.
Esto no siempre es valorado por quienes pasan por el sistema educativo despotricando contra la intervención del estado. Porque está tan naturalizado que se olvida.
O se olvida hasta ahí nomas, porque parece normal cuando se aplica a estudiantes de clase media, o media alta, pero cuando la AUH logra que pibes pobres vuelvan a la escuela, renace la idea de que ellos están sobrando o no lo merecen.
Pero un derecho es tal si es para todos y no sólo para los que se consideran "decentes".
Claro que no todo es miel sobre hojuelas y tenemos como deudas pendientes: un sistema fragmentado en 24 islotes donde se hace difícil implementar políticas educativas nacionales que garanticen derechos a todos (por mucho que le disguste a algunos obispos) y una ley de educación universitaria heredada del menemismo que va siendo hora de cambiar son dos ejemplos.
Otro es la gran cantidad de ni-ni que siguen sin ser incluidos tanto en el mercado laboral como en el sistema educativo.
También sigue siendo un problema la gran deserción escolar que a pesar de la obligatoriedad asola el nivel secundario.
Se ha aumentado la inversión en educación pero los logros en calidad educativa siguen siendo escasos.
No es una lista de quejas, es una lista de desafíos. Y es una lista que puede ampliarse pero que puede hacerse porque tenemos un gobierno, que aunque tarde un poco siempre va por más cuando de garantizar y ampliar derechos se trata.
Lo cierto es que podría parecer que combatir el trabajo en negro y mejorar la calidad educativa no tienen relación (aunque la necesidad de profesionalizar la docencia podría ser la confluencia, no se puede pedir que los docentes sean superhéroes).
Pero lo cierto es que sin trabajo en blanco, y sin derechos garantizados, y sin una educación que sea algo más que un papelito para mostrar, es difícil atacar el núcleo duro de los ni-ni.
¿Cómo convencerlos de la necesidad de estudiar si el futuro que les espera es un trabajo en negro o un embarazo precoz o ambos?
¿Cómo convencerlos de que se aten a un horario laboral fijo si con changas o robando les va mejor?
Irónicamente, salvo por menciones de escándalo en ocasiones, estos pibes (y pibas) son una estadística más en una sociedad que clama por seguridad mientras sigue sin ofrecerle una salida digna a miles de personas. Porque si algo deben saber los cultores de la ley de la selva es que jamás debe acorralarse sin dejarle  opción alguna a nadie, o saldrá disparando ( no corriendo,sino a los tiros).
Y es que garantizar los derechos humanos a todos no es simplemente un asunto de bondad sino de interés.
Las sociedades menos desiguales y más justas son también más seguras y más vivibles para todos. De poco sirve el country si se convierte en cárcel voluntaria.
Las últimas medidas del gobierno han sido variopintas, más allá de la boutade de Insaurralde: una reforma impositiva que termina con exenciones injustas, es un paso adelante. Que se vuelva a poner sobre el tapete un régimen penal juvenil, no me queda tan claro que sea positivo. Dicen que es para dar garantías, pero si no se cumplen las garantías para los mayores ¿lo harán con los pibes? Es discutible.
Se ha vuelto eso sí, ha poner en discusión el trabajo en negro y se están recuperando ferrocarriles. No es poco, muestra que la Marmikok funciona.
Tal vez no ayude en octubre, quizá no ayude en el 2015. Pero es necesario para mejorar la calidad de vida de las mayorías.
Y eso es lo que realmente distingue al peronismo (no al menemismo) de otros movimientos políticos con obsesión de buenos modales y poco compromiso.
Pensar que sólo quería hablar de educación...pero divagué un poco.
En fin ¡Feliz día para todos los estudiantes!
Yo misma soy una de ellos, y probablemente lo sea de por vida porque mi profesión así lo exige (dicho sea de paso la enseñanza,la investigación y las ciencias de la salud implican estudio constante. Por ejemplo, un médico que no estudia ni ejerce por veinte años es un seudo médico, como uno que siempre hace diagnósticos a distancia).
¡Feliz día! En serio.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

La Educación en Argentina

Un interesante debate sobre la educación en Argentina.¿La educación debe volver a ser nacional? ¿Cuánto y cómo ser invierte? ¿Realmente los docentes faltan tanto? Y otros tantos temas.
En Marca de Radio, off course.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Nieve


Nunca debió salir esa noche. Lo descubrió demasiado tarde. Todos los pronósticos decían que no nevaría aquel día…
Y estaba la niña, claro. Necesitaba atención médica y alguién debía llevarla.
Ariel recibió una fuerte suma de dinero y un caballo. Sólo tenía que cruzar el bosque y llegar al otro lado, adonde se encontraba el médico del pueblo.
No iba a nevar, le dijeron;  no había ningún riesgo , insistieron…
Pero todo salió mal . El caballo se lastimó y tuvo que dejarlo, y continuar de a pie con la niña a cuestas…
Y entonces, cuando ya se encontraba a la mitad del bosque, comenzó a nevar.
No era una nieve vulgar. Era la temible nieve del olvido, que borra lentamente todo recuerdo y toda esperanza. Nadie se atreve a salir de su casa cuando ella cae, y nadie que es atrapado por ella accidentalmente, regresa con vida.
Ariel sintió caer  los primeros copos sobre él y se supo perdido.
Pero siguió andando. Ya no recordaba quien era,ni adonde iba, pero mantuvo el rumbo. Un oscuro presentimiento lo guiaba.
No sabía quién era, ni quien era la niña que cargaba sobre sus espaldas, pero siguió caminando, preso de una esperanza que ni siquiera era la suya, y que era lo único que lo mantenía con vida.
Tal vez nunca llegue. Tal vez ni siquiera exista el lugar adonde se dirige. Quizá él , el bosque y la niña no sean más que una ilusión creada por la nieve.
Pero él sigue caminando…

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Un día, un hombre y el imperio

Hoy puede ser un día como cualquier otro o un día para recordar.
Lo cierto es que hoy, como hace cuarenta años el Imperio impone su voluntad y sus intereses al mundo entero. Ya sea para liberarse de un gobierno latinoamericano incómodo o para asentarse aún más en el oriente, tierra de petróleo y conflictos por igual.
Ese imperio, que algunos insisten en considerar una entelequia, deja una estela de muerte y destrucción por donde pasan sus tropas o sus economistas, o ambos.
Lo supo un país donde para acabar con un pueblo se comenzó acabando con un hombre. Lo saben los países que supuestamente EEUU, directamente o a través de la OTAN, pretendió "liberar".
No basta un  negro presidente (que no un presidente negro) para cambiar un imperio sanguinario, eso ya quedó claro . Las raíces son más profundas.
En un país que gasta más en armas que en cualquier otra cosa dar salud a todos es comunista, y el pacifismo, una locura.
Asistimos a un imperio en una fase de declive, pero eso no debe alegrarnos. Porque no se vislumbra nada nuevo que sea mejor (tal vez los intentos de los países "populistas", "progres", de centroizquierda, o izquierda que hay en América Latina sean la excepción), y porque es en su caída cuando un imperio se revela como más peligroso, ya perdido todo escrúpulo y toda máscara.
Irónicamente ese imperio sacrifica a sus propios ciudadanos en el altar del neoliberalismo. ¿Qué podría esperar entonces Siria o cualquier otro país del mundo para sus habitantes?
No sólo México está demasiado cerca de EEUU. El mundo entero, aliados del país sin nombre incluidos, están demasiado cerca de sus jugadas económicas, bélicas, de espionaje, en fin, de exhibición de su poderío.
Ellos se dan ese lujo y es poco lo que se puede hacer para contrarrestarlos. Apenas si unirnos para tratar de ser menos débiles, con plena conciencia de que el caballo de Troya ya está dentro y no fuera, de nuestras frágiles y líquidas murallas.
Pero escuchemos a Allende, que supo muy bien dar hasta el final una batalla perdida, pero indispensable.