Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

jueves, 30 de enero de 2014

Decisiones

Las decisiones que tomamos y las que dejamos de tomar moldean nuestra vida y nuestro carácter. En ese sentido no hay decisiones pequeñas porque cada paso nos lleva a ser lo que somos...Y cada decisión tiene consecuencias, grandes o pequeñas, buenas o malas, pero consecuencias al fin.
En política sucede lo mismo. El país que vivimos es el resultado de infinidad de decisiones tomadas a lo largo del tiempo, por muchas personas, y de sus consecuencias...
No me refiero exclusivamente a decisiones de las urnas o de los presidentes de turno. Siempre hay más de uno decidiendo y muchas veces, por fuera de la Casa Rosada.
Durante años nos acostumbramos a que el rumbo a seguir se marcaba desde afuera del gobierno. Había una coincidencia total entre el poder económico y el poder político.
El kirchnerismo trajo desde el 2003 la novedad de un gobierno que confronta e impone en mayor o menor medida su agenda . No significa que el establishment haya desaparecido ni muchos menos. Sólo supone que el gobierno es ahora un actor en la disputa por el poder, por una tajada del mismo al menos.
No es una posición consolidada ad aeternum. Por el contrario, decisiones erróneas pueden llevar a perder lo conquistado.
Nada se gana para siempre...
Tampoco vale llorar porque los de siempre presionan y juegan sucio. Nunca han hecho otra cosa.
De nada vale rogar a los productores o a los acopiadores por la liquidación de divisas, o a los supermercadistas para que no aumenten los precios (si total después las multas son escasas o no aparecen), o a las empresas de servicios públicos para que inviertan de una buena vez (ídem)...en la puja por el poder tienen todas las de ganar diciendo que no, o no haciendo caso simplemente.
Las decisiones que se toman y - sobre todo- las que se postergan, tienen consecuencias. A veces no tomar riesgos es la más riesgosa de las opciones.
Estamos en la recta final hacia el 2015, y el intento por generar caos permanente no es ingenuo. Tal como lo señalaron Ferrer y Forster, a río revuelto pescan los neoliberales, bajo la pátina de guardianes del orden.
Hay demasiado en juego para ser tibios. Desde la recuperación de los fondos jubilatorios hasta la AUH, su extensión a las mujeres embarazadas, el PROCREAR, el flamante plan PRO.GRE.SAR, pasando por la recuperación de Aerolíneas,la recuperación de YPF (bueno, el 51%), el aumento del presupuesto en Educación,en Salud,en Ciencia y Técnica,etc, en fin hablamos de la reconstrucción del estado y su reasunción de sus deberes básicos. Cosas que podríamos perder por un confite, digo , por una massita, sonriente y vacua, pero sinceramente neoliberal...
Es tiempo de militar en serio, con compromiso,y sin perder espíritu crítico (dije crítico, no de arrepentido k cutre, eso es otra cosa). Y de presionar , por qué no ¿Acaso sólo TN puede hacer eso?
Estamos luchando por una Argentina más justa, solidaria y soberana. Dormir en los laureles no es una forma de lucha, ni aquí, ni en ninguna parte del mundo.

5 comentarios:

  1. Estoy en total acuerdo con tu nota. Los de la vereda de enfrente no la van con chiquitas. Es hora de decisiones serias y severas y hasta las últimas consecuencias. Hay demasiado atolondrado diciendo tonterías mientras lo que realmente está en juego es por qué modelo de país vamos a hacer fuerza, si nos interesa la inclusión y la integración de la mayor parte de argentinos posible en la distribución de la riqueza ó si nos preocupa más el riesgo país y el precio falluto de ese dólar que sólo un grupito está en condiciones de atesorar.
    Esta película la vi varias veces. Y siempre terminó mal, a menos que, como ciudadanos, nos hagamos cargo de la responsabilidad que ya no podemos adjudicarle a nadie más y apoyemos lo que realmente corresponde. Y si no lo hacemos, pues habrá que ir a llorar a cualquier lado porque ni Francisco te va a ayudar.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos queda más que seguir militando. Que no es poco.
      Gracias por su comentario ,Tilo.
      Saludos para ud. también.

      Eliminar
  2. Magnífico post, Iris.
    Abrazo compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Daniel.
      Una abrazo para ud. también.

      Eliminar
  3. Tilo siempre esta en sintonia con mis pensamientos, si se avanza con todo el pueblo estará detrás, hay que terminar con clarin, implementar la Junta nacional de granos, obligarlos a vender los granos o incautarlos y sacarle los campos, clausurar definitivamente las cuevas donde el dolar cambia de color, todos sabemos donde estan, es como los que venden droga , menos la poli todos saben.
    No quiero aflojar en nada, darle el futbol para todos a torneos y competencias y seguir poniendo plata me parece un importante paso atras, si cedes una uña perdes la mano.
    UFF!!!, me calente,

    ResponderEliminar