Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

jueves, 6 de febrero de 2014

Necesario no significa suficiente

Un poco atrasada, me he decidido a hablar de los anuncios presidenciales. Es que ni yo, ni mi conexión a internet nos caracterizamos por la velocidad.
Quiero señalar que los anuncios eran necesarios. Los aumentos de precios se comen el poder adquisitivo de los más vulnerables y era necesaria una respuesta acorde.
Puede discutirse si la suma es suficiente. Probablemente no lo sea, pero es mejor que ningún aumento.
En cuanto a las jubilaciones, si bien acuerdo con lo positivo de la existencia de la movilidad jubilatoria, quisiera festejar el día en que la jubilación mínima alcance para vivir dignamente y no sólo para complementar otros ingresos.
Claro que eso cuesta dinero. Para eso hace falta dotar a la ANSES de más recursos, por medio de impuestos a las ganancias extraordinarias de quienes más tienen y más especulan.
Tiene costo político, lo sé, pero no más que rogar buena voluntad a los empresarios y seguir reclamando a la gente que se defienda sola frente a los formadores de precios.
La presidenta dijo:“No vamos a permitir que sigan saqueando el bolsillo de los trabajadores”.Esperemos que no quede en discurso, por el bien de todos nosotros.
Dicho sea de paso , lamento profundamente que haya dicho: “Mientras yo sea Presidenta este Estado no se va a transformar en empresario ", aunque luego agregara "pero no va a dejar nunca librada a la suerte al resto de los argentinos”
Lo lamento, porque el estado es un actor necesario en la cadena de comercialización. Más que nunca hacen falta las juntas reguladoras, por el bien de los pequeños productores y el de los consumidores.
Suena muy bonito decir ,“Me gustaría ver a los compañeros trabajadores acompañar en cada supermercado, en cada farmacia, a que los precios cuidados estén y sean respetados, porque la gente de a pie lo está haciendo, porque era el bolsillo de ellos el que estaban saqueando”, pero la vida no consiste en pelearse con cada comerciante ni en emprender maratones por un kilo de pan. Al final es el estado es que debe cuidar las espaldas de los consumidores. Con las herramientas que tiene y con otras nuevas, si hacen falta.
Daniel  suele hablar de la necesidad de reflotar El Hogar Obrero. Ciertamente son pasos necesarios, y más aún, mejores que quejarse de que la lluvia moja... digo, de que los empresario aumentan los precios, sin ningún escrúpulo. Eso ya lo sabemos. El asunto es que se hace contra eso.
Sobre la reafirmación de lo ya hecho, debo decir que prefiero oír un esbozo de lo que se hará porque eso es lo que une y da motivos de lucha. El pasado no fomenta la esperanza sino, a lo sumo, la nostalgia. 
No pretendo ignorar la tremenda crisis que vive el mundo, pero es que luchar contra las inequidades es el mejor modo de permanecer a flote. Eso y la unidad regional.
Rogar a los empresarios es inútil. Mientras no se les toque en serio el bolsillo seguirán siendo los que tienen la pelota.
Es para eso que hay que llamar a la movilización popular: para apoyar medidas redistributivas fuertes, no para pelearse con el comerciante del barrio (aunque a veces también haya que hacer eso).
Tal vez sea una ingenua, pero creo que si se le da una bandera que seguir, el pueblo argentino responde. En cambio si ve al gobierno en actitud de esperar que los empresarios se "porten bien", puede terminar votando a otros, aunque estos últimos sean sólo humo o massitas.
Lo que está en juego es muy grande y los enemigos del pueblo están envalentonados. No se les va a poder correr con la vaina, hay que sacar la espada (metafóricamente hablando, por supuesto). El futuro del país depende de ello.

6 comentarios:

  1. Nunca a un adversario se le dice con que armas se lo va a atacar, el Gobierno ha demostrado tener ideas y emplear las herramientas necesarias en el momento oportuno. Esta es mi mirada al respecto.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá tenga razón y el gobierno tenga alguna medida oculta bajo el poncho.
    Gracias por pasar y comentar.

    ResponderEliminar
  3. El tema del consumo interno con inclusión como programa tiene algunas limitaciones si no se tienen en cuenta algunas variables, por ejemplo, los insumos locales o importados. Esto genera fuga de dolares.
    Comparto de todas maneras que apelando al control social como herramienta principal del control de precios es parche aunque no lo desecharía para nada.
    No creo que el gobierno no tenga una actitud proactiva, aunque no sé si porque no supo, no quiso o no pudo, no hay una industria local con toda la cadena productiva local.
    Se aumentó el trabajo, se aumentó el consumo y se aumentó el ingreso. Y eso está buenísimo.
    Si solo se mira la continuidad con los noventa, como hace la izquierda ortodoxa, se verán puras continuidades.( http://rolandoastarita.wordpress.com/2014/01/29/devaluacion-esta-vez-tampoco-es-distinto/)
    Si solo se miran las rupturas con los noventa, solo se ven las rupturas.
    http://blogs.telesurtv.net/ie?clx=518
    El mejor análisis que he leído hasta ahora es el de Presman, donde pone el análisis en perspectiva y tiene una actitud propositiva.
    http://presmanhugo.blogspot.com/2014/02/unapulseada-intensa-resulta-una.html





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno el análisis de Presman. Le agradezco la recomendación y el comentario, complejo e inteligente como todos los suyos.

      Eliminar
  4. SI, era necesario.
    De todas maneras los jubilados por lo menos deberían cobrar una suma igual al salario básico.
    En lo político me parece que estamos a medias tintas, seguramente la sorpresa la dará en la apertura del congreso, allí tiene la oportunidad de un largo discurso que espero venga acompañado con medidas concretas.
    En cuanto a la velocidad, Internet puede estar lento pero Iris en muy rápida, entiende y procesa mejor que ninguna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo también. Ojalá haya novedades con la apertura del congreso.
      Gracias, Flecha.

      Eliminar