Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

miércoles, 5 de marzo de 2014

La lucha sigue


Hace un año se murió Chávez. Se lo llevó el cáncer y tal vez, una cierta irresponsabilidad suya y de su entorno a la hora del tratamiento.
No pensemos en conspiraciones. Su muerte le vino como anillo al dedo a EEUU y a los opositores , pero ellos no lo mataron.
El dolor lleva a buscar culpables. Lo sé. Muchos lo sentimos como una pérdida personal, como si un familiar muy querido hubiese muerto.
Pero la revolución está viva. Amenazada, pero viva.
Porque Chávez supo elegir a un sucesor , Maduro.
Porque Maduro- a pesar de ser pintoresco- supo ponerse la mochila al hombro.
Cuando anunció la muerte de Chávez lo hizo con lágrimas en sus ojos. En ese momento pensé que más allá del cariño que le tuviese, lloraba por el enorme peso que le estaba cayendo encima. La verdad, estuvo a la altura de las circunstancias.
Y el pueblo tomó las banderas de Chávez y siguió a su nuevo líder.
Eso es algo que Capriles y los suyos no toleran. Quieren al pueblo de rodillas, no de pie.
Los privilegiados no quieren que nadie les toque un milímetro sus injustas ventajas. Y a pesar de sus muchos errores y defectos- que toda revolución tiene- el proceso iniciado por Chávez y continuado por Maduro lo ha hecho. Y ha mejorado notablemente la vida de los más pobres, permitiendo no sólo que accedieran a más derechos, sino también que fueran conscientes de ellos, y que se organizaran para luchar por más.
Los estudiantes piden democracia. Que bien. Pero ¿Acaso hay algo más democrático que el pueblo accediendo a salud y educación como nunca antes?
Piden democracia ...en un país donde el chavismo ganó 18 de 19 elecciones en los últimos años.
Ah, pero los negritos invaden la casa-perdón Cortázar, pero esa era tu idea ¿NO?- y ya no quieren migajas. Que problema. Que me afean el paisaje, y si encima ingresan en la universidad ¡ qué horror!
El mejunje opositor directamente quiere destitución, porque no confían en que el pueblo los elija, porque tienen más hinchas en Miami que en los cerros...¿Qué tendrá Miami que todos los oligarcas de nuestros países se caen por allá- junto a los gusanos-,orondos e indignados?
No somos Venezuela- queridos caceroleros locales- pero ustedes nos odian tanto como a los chavistas, je. Podríamos exportarlos pero no se le hace eso a un país hermano. Todavía pedimos perdón a Correa y, a Ecuador en general, por enviarles a Cavallo.
Los revolucionarios son los bolivarianos- izquierdistas de masas de confitería- no vaya a ser que se confundan y terminen compartiendo cacerola con una señorona de Miami. Ya sabemos como tienen el instinto con el pueblo.
Democráticos somos nosotros, podemos decir con orgullo ante semejante caterva de hipócritas.
Los que luchan allá por una revolución que les ha devuelto las esperanzas y los que-desde la Patria Grande- los apoyamos, porque su lucha es la de todos lo que queremos una Latinoamérica más justa, más solidaria, más libre- libre de sus opresores, no libre de neoliberal- , una Latinoamérica donde nadie más se muera de hambre en medio de la riqueza de unos pocos.
Como ven , soñamos en grande. Pero despiertos, bien despiertos.

4 comentarios:

  1. La parióoo...
    Me llevo lo de "masas de confitería", y no le dejo nada.
    Bueno, le dejo un abrazo (salió perdiendo)

    ResponderEliminar
  2. Gracias a Chávez por recuperar para la democracia a tantos miles de venezolanos que no existían, que no tenían ni documento de identidad. Gracias por darles educación, vivienda y sobre todo DIGNIDAD.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el pueblo no lo ha olvidado, por mucho que los golpistas chillen.
      Saludos para ud. también.

      Eliminar