Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

jueves, 25 de septiembre de 2014

Cristina da cátedra en la ONU, y van...

Y habló la presidenta...
 Lo hizo con dignidad, con elocuencia, con argumentos. Dando cátedra de política, como nos tiene acostumbrados.
Los expertos en la búsqueda del pelo en la sopa, de seguro hallarán algún fallo, luego de  escuchar en cámara lenta y varias veces la grabación...o se detendrán en contar cuántos mandatarios estaban presentes y despiertos al momento del discurso.
Los cipayos de siempre vinieron indignados de casa, todo lo que no sea genuflexión les parece insoportable...
Nuestra izquierda vernácula, de brújula eternamente fallida, lamentará una vez más que no estaba el Ché en su lugar (o Altamira, que es casi lo mismo para ellos).
No dijo nada novedoso, nada que no haya dicho antes. Pero lo dijo en la ONU, frente a Obama, el blanco que tomó demasiado sol (Chomsky dixit)...
Habló de la necesidad de cambiar el Consejo de Seguridad para que no siga siendo el coto de caza de unos pocos privilegiados con poder de veto, habló de las Malvinas, y de cómo las resoluciones de la ONU que le exigen a Gran Bretaña van al cesto de la basura, sin ser tomadas en cuenta, y cómo eso muestra que no hay igualdad entre países en la ONU. Lo dijo en lenguaje diplomático, con otras palabras, pero lo dijo.
Comparó a los fondos buitres con el terrorismo, y señaló como las maniobras especulativas que destruyen países siembran futuros terroristas al privar de futuro a miles de jóvenes.
Mostró el doble discurso de los que se escandalizan por una negociación entre Argentina e Irán, pero no cuestionan que EEUU negocie con ese país...
¿Qué son solo palabras? Ella misma lo reconoció al manifestar :
“Allí nadie se preocupa, allí no hay ningún veto del Consejo de Seguridad. Mientras esto suceda, mientras valga más el voto de los cinco permanentes que estén sentados en el Consejo de Seguridad, que el voto de la Costa de Marfil o de Ghana o de Kenia o de Egipto o de Uganda o de Argentina o de Bahrein o de Emiratos Arabes, nada se va a solucionar. Solamente serán discursos que daremos acá todos los años sin que arribemos a ninguna solución”.
Pero los países pequeños como el nuestro tienen que insistir y sentar posición una y otra vez, aunque a los cínicos que se creen de vuelta de todo, les suene a lloriqueo o a pataleo inútil.
La otra opción es resignarse y asumir la postura genuflexa que nos piden los lustrabotas profesionales de los poderosos .
Ni Cristina, ni Dilma, ni Nicolás (y era su primer discurso en la ONU, pero cuando te elogia Fidel, es palabra mayor :-) eligieron esa opción. Afortunadamente.

4 comentarios:

  1. En un momento histórico en donde la política ha quedado en los arrabales del discurso escuchar un discurso político siempre reconforta

    ResponderEliminar
  2. Un gran y sentido discurso politico, dicho en el unico lugar donde merece decirse ( y sin leerlo).
    Me senti muy satisfecho como Argentino y complementado con lo de Timerman.
    Menos mal que estamos solos (segun los cagones y Buitres locales)

    Chily

    ResponderEliminar
  3. Cristina se lució :-) (y no fue la única, Maduro también dijo unas cuantas verdades al Obama, la Patria Grande estuvo a full :-), pero ya vemos que para los cipayos es indignante que nuestra presi defienda a nuestro país, y que para los giles lo importante era que supuestamente Obama no tenía los auriculares (aunque la presi demostró que eso no era verdad) o que se estaba rascando un huevo mientras ella hablaba.

    ResponderEliminar