Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

sábado, 1 de noviembre de 2014

No confundir al enemigo (III). En serio, cumpas.

El enemigo no es el vecino paraguayo, peruano, boliviano, o senegalés, que hacen los trabajos que ningún argentino aceptaría.
No asumamos la actitud de la vieja que se queja de la actitud de sus empleados a los que "da trabajo". Reconocerles sus derechos no es regalarles nada. Los derechos una vez conquistados, son para todos, y no a repartirse según una supuesta escala de merecimientos o de blancura.
Todas las estadísticas indican que la gran mayoría de los inmigrantes no está involucrada en delitos, y- dicho sea de paso- la mayor parte de los crímenes graves (por una cuestión estadística) los cometen argentinos ¿Lo resolveremos sugiriéndoles que pueden irse del país también? ¿Es serio eso?
La verdadera infección son los tipos como Berni que echan la leña al fueguito que tan alegremente ha preparado la derecha explícita y xenófoba, pero sumamente hipócrita, de nuestra patria.
La verdadera infección es nuestro sistema judicial anquilosado y podrido, que condena por portación de cara a los más pobres, pero deja caer las causas o sobresee a los peores criminales que han pisado nuestro país. Otra que puerta giratoria. Y no, no hablo de unos perejiles chilenos que robaron un comercio.
La verdadera infección son los policías que allanan villas cada tanto en busca de drogas, pero jamás countries, como si los capos del negocio fueran unos ascetas que siguen viviendo en la casa de la vieja, y guardaran la plata en el colchón. Como si los habitantes de los countries hubiesen hecho todos la plata lavando ropa...
Ciertamente creo que hay delincuentes extranjeros que son infecciosos, y si pudiera exigiría su detención inmediata y/o su expulsión apenas pisaran nuestro país: Paul Singer, y todos los miembros de las sucesivas Task Force  son un ejemplo. Pero Berni no hablaba de ellos...
Y por favor no me vengan con el verso de que recibimos a los extranjeros con los brazos abiertos, que haya países que discriminen o criminalicen mucho más al inmigrante no significa que nosotros no seamos xenófobos- aunque en menor escala-, olvidando que justamente ahora, en medio de una crisis mundial en la que se desvía la atención culpando al inmigrante (si es gitano, mejor) por sobre los verdaderos culpables y beneficiarios de crisis, algunos sí extranjeros como los angelotes del FMI o el BCE, y otros locales, el péguele al extranjero pobre (nunca al de Nordelta) es un deporte mundial al que ningún país digno debería sumarse.
En un país en serio, Domingo Cavallo, Durán Barba, y De la Rúa, entre otros, estarían presos, y el megacanje hubiera sido denunciado como la estafa que fue. Ah, y Luciano Arruga estaría vivo, y la idea de que la policía bonaerense (y no solo la bonaerense) está para servir y proteger no parecería una burla cruel.
No es una simple queja. Es una utopía hacia la que creo que deberíamos caminar todos.
Pero lo cierto es que las avenidas centrales de los lugares comunes de la mano dura, y la xenofobia selectiva, no llevan para allá.

4 comentarios:

  1. Tu impecable post me estimula para reafirmar lo comentado en el excelente artículo que publicara Nando hace pocos días. "Yo si fuera un inmigrante no me sentiría tranquilo si tuviera que pasar a dos cuadras en donde este tipo Berni está haciendo un procedimiento. De pronto se me cruzarían las imágenes de Sacco y Vanzetti. No hay nada más peligroso que un estigmatizador con poder. Un tipo que antepone sus prejuicios a su tarea".

    De todas maneras y como podés corroborar en los comentarios no toda la muchachada del "Palo" ve a este tipo Berni como algo peligroso

    No me gusta ganar los favores electorales de la clases medias con este tipo de agachadas ideológicas. Me puedo bancar cualquier herramienta económica ortodoxa, pero en estos incisos soy irreductible.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también leí ese post de Nando, fueron los comentarios de la gente "del palo" que mencionas los que me inspiraron para escribir esto.
      Y francamente, dudo que estas agachadas nos granjeen multitudes de votantes de la clase media más asustada y xenófoba, para estas cosas ya tienen a los originales de derecha, no necesitan imitadores.

      Eliminar