Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

lunes, 17 de noviembre de 2014

En el día de la militancia, algunos construyen, y otros miran de costado y escupen de colmillo



Pecheras
Hoy es el día de la militancia. Para temas propiamente históricos les recomiendo al cumpa Rubén Sentis que nos cuenta el origen del saludo con los dedos en V, que tanto le escoció a Duhalde y tantos otros, y su relación con el peronismo.
Por mi parte yo vengo hablar de mi libro...naaa...es broma. De lo que voy hablar es la extraña fauna de “superados”, cínicos y pragmáticos a la violeta,que han vuelto a aparecer-como la mala hierba, no mueren nunca- para cantarnos la justa y tratarnos de giles a los demás.
Algunos lo hacen desde el fondo de sus abismos personales (y pala en mano), tratando de confundir sus derrotas personales con soñados fines de ciclo...
Otros desde su desesperación por conservar sitiales cómodos (bancas en el congreso que luego dejan vacías cuando deben sesionar, trabajitos de periodistas in the pendiente, ejem) o sus privilegios ganados a fuerza de pisar cabezas.
Pero todos con la idea tan lanatiana de que somos todos una mierda y que lo único que podemos hacer revolcarnos en el lodo (aunque a veces Lanata se queje de la bosta, ya que después de todo, pensándolo bien, creo que lo que le molestaba era que era poca).
Todos con la mirada burlona hacia cualquiera que aspire a ser bueno. A ganar un milímetro cada día la lucha contra sempiternas injusticias.
Volviéndolo a pensar... no, no vale la pena hablar de ellos, y menos en un día como este.
Mucho mejor es homenajear a quienes con o sin pechera, no dudan en ir a adonde haga falta para ayudar a quién lo necesite. A los que se organizan y construyen, aún a sabiendas que destruir es mucho más fácil, y que para hacerlo nuestros “vivos” siempre tienen lista la topadora.
A tanta gente que no renunció ni renuncia a la esperanza ni en las horas más duras...
Mi homenaje es para los militantes de hoy ...para La Cámpora, para el Evita, para la Tupac Amaru, para la gente de Delía... (perdonen la selección algo corta y muy parcial) , para los militantes de ayer , para los que perdieron sus vidas, para los que sobrevivieron, para tantos y tantas que, como Néstor y Cristina, no dejaron sus convicciones delante de ninguna puerta...
Silvia Castro
 PD: perdón por el choreo de las fotos, señor Sentis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario