Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

sábado, 20 de diciembre de 2014

Un presente mejor...y un pasado que no esta muerto, y hasta amenaza con volver: 19 y 20 de diciembre de 2001.

Pronto habrá una generación que no vivió el 2001-2002. De hecho entre los que votarán por primera vez en el 2015 hay adolescentes de 16 años y 18 años que eran muy pequeños y difícilmente recuerden algo...
Eso es bueno. Demuestra que hemos logrado algo. Más de una década en la que la idea de que el país puede tener un futuro mejor...una década en la cual volvimos a tener un país que puede exigirnos lo mejor de nosotros sin que eso suene a burla.
Ya no vale el chiste de que las salidas son  tres: por tierra, por aire o por mar...
Los derechos humanos ya no son meramente declamativos, y ha desaparecido la falsa unanimidad que permitió a tantos creer que intereses contrapuestos eran idénticos y podían convivir sin conflicto de ninguna clase. Piquete y cacerola...no, la lucha no es una sola y hay prioridades. Y no señor/a, sus dólares no son la prioridad...
Se han tocado intereses...se ha devuelto la dignidad a muchos que antes ni figuraban en escena...
Argentina es un país soberano otra vez, y ya no cree en el individualismo bobo de salvarse sola, sabe que sin la unidad de América Latina nos devoran crudos no solo el Imperio y potencias adyacentes, sino los hijos privilegiados del Capitalismo: sin bandera y sin patrón,son los buitres, sí señor...es el cantito que suena...
El futuro puede ser mejor que hoy. Eso era impensable hace 13 años. Pero no debemos olvidar que el pasado está allí nomás agazapado, listo para volver y arrancarnos de un zarpazo toda esperanza.
El pasado viene de la mano de promesas vacías y repetidas de publicistas, de la mano conciliadora con buitres, y el "no nos peleemos más"..., de metrobuses y de prédica antiderechos, porque ya se sabe, los derechos humanos son curros , lo que valen son los privilegios para unos pocos...
Ese pasado siempre amenaza con volver porque los privilegiados no soportan ceder ni una micra de terreno...ellos sí que van por todo. Porque siempre tuvieron todo.
Ningún derecho se gana para siempre, no lo olvidemos. El peor error que podríamos cometer es creer que las batallas principales ya se ganaron, y que lo que sigue es miel sobre hojuelas.
Entiendo que para algunos ya se peleó bastante y que deben estar cansados. Si es así, los comprendo, cedan su sitio, que hay una generación nueva esperando para tomar la posta. Porque el bando de los privilegiados que quieren una Argentina para pocos, no se rinde, ni da cuartel.
Lo único que les pido es que su afán por paz y tranquilidad,o por lo que sea, no los lleve a terminar del brazo de quién no debieran pasar...eso es todo...
Para los demás,ya se sabe, la patria es un plebiscito eterno...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada