Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

jueves, 19 de marzo de 2015

De trenes, federalismo y gatas floras porteñas

Este va a ser un post realmente confuso- para variar- je. Eso sí, no les pido que me sigan, no sea cosa que me confundan con el Carlo, tipo famoso porque encontró una Argentina al borde del abismo, y con él...dimos un paso adelante.
La presidenta hizo al iniciar las sesiones parlamentarias un anuncio muy importante: nada menos que el envío al congreso de un proyecto para la recuperación del control de sistema ferroviario argentino.
Ahora que el proyecto fue efectivamente enviado a la cámara de diputados, gente más inteligente y más preparada que yo discutirá sus ventajas, desventajas, etc...
Por mi parte, siguiendo la línea habitual de mi blog, voy a irme por el lado de los tomates. O no tanto.
Y es que a la semana siguiente del anuncio, Aliverti convocó a Alberto Müller para hablar precisamente de los trenes en Argentina...
Al oír al entrevistado tuve un déjà vu (y unas ganas inmensas de lanzar algo contra la pared, también debo confesarlo). En ese momento pensé en escribir algo al respecto, pero lo dejé de lado...pero ahora estoy aquí viendo a ver que sale.
Aclaro que yo no tengo nostalgia alguna por los trenes. No vivo en el conurbano bonaerense, y los trenes son para mí más una página en un libro de historia que una vivencia real. Por motivos que no vienen al caso he dado muchos tumbos, y he vivido en localidades para las cuales el tren fue esencial...pero llegué tarde y ya el último tren era historia (no es broma, en mi niñez fui a una biblioteca situada en lo que era antes la estación de tren de esa localidad, las vías seguían allí, pero nada más).
Pero llevo años leyendo, y oyendo-en el programa de Aliverti inclusive- sobre lo importante que eran los trenes, no ya para los sempiternos y ombliguistas debates capitalinos, sino para los pueblos del interior.
¡Y ahora que por fin hay esperanzas de una recuperación a gran escala del sistema ferroviario argentino, recuperación por cuya ausencia cuestionó al gobierno durante años- en compañía del hoy marchito Pino- en épocas de Jaimes y Schiavis,Aliverti nos trae a un tipo que muy orondo te explica que "no somos Europa" (?) y que " no hay demanda para el tren de pasajeros en el interior"!
¿El ataque de la gata Flora número 500000?¿O es otra cosa, muy de porteñocéntrico que no concibe que alguien del interior quiera, valgame Tutatis, las mismas comodidades, o incluso las mismas opciones-buenas o malas- que un porteño medio?
A ver , una cosa es partir de la realidad para modificarla y otra es creerla inmutable.
¡No hay demanda para el tren de pasajeros de larga distancia! Claro que no, si hasta hace poco no había oferta alguna, y algunos  todavía no tenemos más opción que el colectivo (porque el avión apunta a otra clase social, seamos sinceros). Es más,muchos probablemente no viajamos nunca en uno de esos trenes que eran tan comunes hace 55-60 años porque ya no existían cuando nacimos o estaban en pleno desguace...tal vez si tuviéramos esa opción, la tomaríamos ¿es tan difícil de imaginar?
Con ese criterio tan estrecho no existirían las computadoras o los smartphones (Celulares, ¿para qué, si esa gente no tiene ni teléfono fijo? Je), o cualquier cosa nueva. Esa cortedad de miras, que puede ser perjudicial en los negocios privados, es aún más peligrosa en la función pública...porque hay mucho más en juego.
¿Por qué digo lo de porteñismo? Por lo del déjà vu. Hace un par de años (2013, creo) se habló del transporte público, y los invitados de Aliverti deslizaron, sin que él los contradijese o cuestionase, que el transporte público era un problema ajeno a la gente del interior porque los que viven en Resistencia, Chaco por poner un ejemplo, van caminando o en bici al trabajo o a la escuela, y listo.
O sea, a no quejarnos por el mal servicio, los colectivos llenos a tope, o los aumentos anuales de precio sin mejora equivalente por ejemplo, en Formosa, porque total, ¿quién no quiere hacerse unos 4 o 5 Km al centro a pata todos los días y 8 o 9 km a la facu en bici? ¿eh, manga de perezosos? Porque no viven todos en el centro (ni los campus suelen estar en el ídem)...si es que hay que aclararlo.
Es que somos unos cómodos y no apreciamos el color local (recontrajé). O creerán que porque no vivimos en una mega urbe como la CABA (con distancias mucho mayores,y un tránsito de película de terror, lo sé , no niego eso) somos todos aprendices de Alvar Nuñez Cabeza de Vaca, que no apreciamos la posibilidad de un boleto estudiantil gratuito para todos los niveles (EGB, secundario, terciario, universitario) (en Corrientes capital existe,todo hay que decirlo), porque va contra "nuestras costumbres" (?)
¿Creerá también este buen señor que como nunca tuvimos gas natural, fuera del de las garrafas, no necesitamos ese nuevo gasoducto que está ahora en construcción?
¿O que quienes vivimos siempre sobre calles de tierra sufriríamos algún desarraigo si por fin asfaltan nuestra cuadra? Pues eso...
Por cierto: el año pasado se inauguró en Formosa capital una autopista de la gran siete, que va por la costanera. No entiendo para qué si no había demanda (je). Solo gente que la usa con sus autos (te acorta un montón ciertos trayectos), y colectivos que circulan por allí.
Que quieren que les diga. Espero que el gobierno nacional haga caso omiso a estos genios irredentos, y poder tomarme un trencito rumbo a alguna localidad del interior o incluso a Buenos Aires algún día...porque eso es realmente federalismo, y no las declamaciones floridas pero vacías  de algunos,que casualmente sirven para que todo quede como está, y que haya provincias ricas con todos los servicios, y provincias inviables a las cuales no vale la pena tener en cuenta. Ni siquiera para que pase por ellas un tren...

12 comentarios:

  1. Existe el Estado. Según la influencia del poder privado y la mayor o menor permeablidad de quienes estén gestionando en las esferas oficiales, sin olvidar la realidad de las "puertas giratorias", es el establecimiento de POLITICAS DE ESTADO con la mira puesta en el progreso del país y, por ende, el progreso de TODOS y TODAS, lo único que logrará resultados positivos y sustentables.
    El trazado original de la red ferroviaria como un embudo con boca de salida en Buenos Aires no fue azaroso. Cumplía con determinados fines. Y a pesar de ello, los rieles trajeron como consecuencia el establecimiento de multitud de poblaciones. Y los trenes de larga distancia con un standard de confort y seguridad que hoy nos parecerían increibles, fueron una realidad tangible y funcional durante casi 60 años, hasta que la implementación del plan Larkin, con el objetivo de racionalizar los ya vetustos trenes, dieron inicio a la paulatina destrucción del sistema. Si hablamos de viajes de larga distancia cómodos y confiables en épocas en que nuestra población era menor a la mitad de la actual, cualquier intento en recuperarnos de esa destrucción es absolutamente plausible, necesario y precursor de buenas épocas (de nuevo) para TODOS y TODAS.
    Dejemos de lado las áreas metropolitanas ya que son merecedoras de distintos tratamientos y observación. Pero volver a considerar a los rieles como a los verdaderos nervios físicos para un desarrollo económicamente sostenible no puede ofrecer lugar a dudas, especialmente para una geografía extensísima como la nuestra.

    ResponderEliminar
  2. El gobierno va a hacer caso omiso, Iris, como la hecho en tantas cosas que nuestros genios analistas prefiguraron mal (habría que poder disfrutar una panzada de videos sobre revisión y análisis de situaciones efectuadas para el revendo... sí ese mismo).

    Aparte de la contra que contradice todo porque así considera que es esta joda donde en lugar de hacer tienen que joder, todos tenemos algo de director técnico y desde la platea dictaminamos lo que hay que hacer en la cancha (lo que hay que hacer, no lo que por ahí parece que sería conveniente o interesante) derrochando sabiduría.

    Algunos sostienen que a partir del próximo gobierno somos nosotros, los de a pie, los que debemos marcar pauta y dirección. Hasta ahora lo hizo el gobierno y menos mal que así fue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es verdad. Tenemos sobreproducción de "especialistas en todo" en nuestro país :-P
      En cuanto a lo último: no creo que haya contradicción. Es obvio que los de a pie tenemos presionar para que el gobierno que siga no se duerma en sus laureles, pero sin un liderazgo y un rumbo claros, o incluso con un gobierno que decidiera oír más a los cantos de sirena de los mercados y menos al pueblo (un gobierno pro-mercados) , no habría mucha pauta que marcar que digamos. A lo sumo correr rápido cuando nos tirasen a los policías para reprimir nuestras protestas.

      Eliminar
  3. Nuevamente el viaje entre la CABA y varias localidades del GBA puede efectuarse de manera rápida, cómoda, segura y económica por tren.

    También se estan reinaugurando los servicios de pasajeros a Rosario, Mar del Plata, Tucumán, Cordoba, S. del Estero y un, espero que larguísimo, etc.

    No va a reemplazar al transporte automotor de pasajeros, pero es un importante complemento que descongestiona el tránsito, baja los costos, disminuye la contaminación, los accidentes, calma los nervios, crea nuevas fuentes de trabajo y complementa lo que realmente importa, que es la vuelta del transporte ferroviario de cargas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen punto.Ciertamente el transporte de cargas es esencial.
      Y la competencia del tren no les vendría mal a los colectivos de larga distancia, muy engolosinados con su público cautivo (gente que no puede pagarse el pasaje de avión de Aerolíneas y se come los viajecitos largos en el semicama a precio de tómelo o déjelo).

      Eliminar
  4. El cachivacherío opo y elmalandraje "económico" que le tira letra omiten mencionar algo que es absolutamente clave en la cuestión "trenes".
    El ferrocarril no es neutro ni, menos, "pierde" tanto dinero; porque a diferencia de Atila, donde pasa no solo crece el pasto sino que crecen pueblos, pueblitos, explotaciones, negocios, etc. - el ferrocarril CREA mercados (a un economista debiera interesarle esa cualidad, no?)... claro, no son los "mercados financieros" (el único "amor" del malandraje) sino mercados de gente que vive, labura, produce, invierte y necesita un medio, u sistema de transporte seguro, eficaz y BARATO.
    Iris habla de Formosa, en una época andaba por ahí vendiendo ropa por mayor, bellas épocas en que la 81 era de tierra (que se volvía mousse de chocolate si llovía) y como era paralela a la vía, los "shoppings" de la zona (la clientela nuestra) eran una sucesión de camionetas y localcitos a la vuelta de la estación..... claro, viajar por ahí - y en verano - era una especie de safari, cansador, sacrificado y también divertido, se te enrriquece el anecdotario..... la rata riojana pudrió todo, primero le dió el tren a una línea de omnibus y, en un suspiro, ya no hubo más, y no había casi clientela - ese "mercado", chiquito pero existente se hizo humo, o mierda, elija la variante que prefiera.
    Ahora la 81 existe y está pavimentada, claro, es una ruta K y la diferencia es notable, el cambio con la época de los safaris es enorme, para dar un ejemplo, Ingeniero Júarez es una ciudad chica a la que vés frente a tu nariz y no en el cuentakilómetros.... o Las Lomitas, parás porque tenés ganas, curiosidad y lugares para elegir donde parar..... nada que ver a cuando, lluvia mediante, te tuviste que chupar una semana entera a puro embole, en fin, lugar tan adorable que fue la "cárcel" donde estuvo la rata riojana: después se desquitó, indultó a los milicos, se besuqueó con isaac rojas y al pueblo y a la provincia la dejó sin tren....tren que ojalá vuelva, si es la conexión de todo el norte con Paraguay y, lógico, Brasil..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo por curiosidad, ram ¿en qué años anduvo por Formosa?
      En cuanto a lo que dice de la 81, es verdad. Yo me aventuré por esa ruta varias veces en el año 1998. Esa ruta la recorría Giroldi ,una empresa de colectivos destartalados con pinta de que se fundían ese mismo día (de hecho la empresa quebró ese año). Llegaba hasta Salta el recorrido (Embarcación)... si no llovía. O si no amenazaba lluvia y el colectivero "por precaución" nos dejaba de prepo en la terminal de Las Lomitas, (última localidad a la que llegaba el asfalto en ese entonces) y tenías que esperar a amanecer en la terminal, y luego salir a buscar un remise para completar el viaje (sí, dejaban viajar a menores sin tutor, total la empresa te cuidaba, je. Mis sobrinos menores ahora tienen que mostrar un montón de papeles cuando mi hermana los manda de viaje solos, supongo que se trata de controlar más y desalentar los envíos de niños como paquetes express)...pero bueno, según el FMI y el BM-y sus loros locales- las provincias inviables no merecían otra cosa.
      Ahora esa ruta es K :-) y está toda asfaltada y también la 86 y la 95, y volvió el servicio de colectivos-Godoy tomó el servicio- que había desaparecido por años, reemplazado por los remises (unas combis que llevaban gente, puerta a puerta eso sí, pero mucho mas caras, todavía siguen pero tienen la competencia del colectivo).
      Y sí, ojalá que ese tren-que no conocí,lo admito-vuelva.

      Eliminar
  5. Digamos que desde el 77 en esos tiempos en que Tucumán tenía ese qué sé yo que la hacía "incómoda" y no era mala idea salir a pasear y, de paso, tener un ingreso. El asfalto llegaba hasta Estanislao del Campo, o sea que el 70/80 % de la 81 era tierra y monte - la línea de omnibus era "Atahualpa", una especie de símbolo salteño y es la empresa que quedó a cargo del servicio de pasajeros del tren hasta el desguace (ahora no sé si existe esa empresa, al otro símbolo salteño - "la veloz del norte" la chupó flecha bus)
    Fue una linda época - cansadora, pesada, con cierta dosis de sacrificio pero rica en anécdotas, vivencias y el conocer en directo una parte del país que ni imaginaba (Embarcación era casi como París si la comparaba con Las Lomitas). Y me gustó y me fastidiaba soberanemente esa cosa de la Formosa "inviable", que de inviable no tenía nada, de olvido y desinterés todo. Y la recorrí de punta a punta. Pero bueno, no fue por demasiado tiempo, mi viejo tuvo la mala idea de morirse y me quedaron las antenas apuntadas para ahí hasta que en las vacaciones del 2012, pude hacer el mismo viajecito....desde Tucumán - Embarcación a Ciudad del Este, ida y vuelta y el contraste formoseño fue muy, muy grato - y no es sólo el lado formoseño, hay un tramo importante de "Chaco" salteño que está en el mismo paquete y donde también se nota -Nada de éso pasaba en los 80, 90, hasta el 2003 era "inviable", ya no y en buena hora.
    Para los que se emocionan con los Qom y sus "padeceres", recuerdo las fogatas que se distinguían en medio del monte, al anochecer.... durante el día, era monte solo y vivían gentes que no se veían y, si se veían, no importaban. ya no es así. En fin, largo... como Formosa, bah!...

    ResponderEliminar
  6. ¿1977? o sea, plena dictadura militar...uia.
    En cuanto a la empresa Atahualpa, nunca la oí nombrar. Cuando llegué a esos pagos solo existía Giroldi haciendo el recorrido de la 81 (y no duró mucho más tampoco).
    Y sí, han cambiado mucho las cosas desde el 2003 por esos pagos y para bien...aunque en la UNNE tengo una compañera -antik a muerte, en la facultad de exactas parece que no hay de otras, por algo gana Franja Morada las elecciones-, de Colorado,Formosa que jura y perjura que por allí está TODO MAL, justo esa zona no la conozco, pero tanto de la zona de Ibarreta, Fontana, San Martín Nº2, Ingeniero Juaréz y, Clorinda, sí conozco gente y me cuentan que hay mucha obra pública nueva y que ha mejorado todo desde el 2003. Supongo que su postura política le impide reconocer lo que mejoró en estos años :-(

    ResponderEliminar
  7. Hay muchos intereses para que los trenes no vuelvan a los rieles, los camioneros cuya carga completa no reemplaza a un vagón y consume combustible casi como una formación completa, los colectivos que tantas calamidades hicieron sobre las rutas argentinas con sus empresarios que nunca supieron lo que es un riesgo de capital porque todo lo arreglan con el subsidio y una buena cantidad de inútiles cerebrales convencidos que los ferrocarriles dan perdidas sin comprender que las ganancias tal vez no estén en las boleterias .
    No te extrañe la presencia de estos sujetos haciendo loby, el parto ya comenzó y es imparable, les guste o no llegaran los trenes y con ellos nuevamente el progreso a esos pueblos olvidados del interior.
    Todo lleva su tiempo pero los trenes de pasajeros que amontonaron a todo un interior en Bs As empezaran a distribuirlos nuevamente en sus orígenes porque es una ley natural querer vivir donde naciste.Esto recién comienza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Ciertamente. Gracias por su comentario,flecha.

    ResponderEliminar