Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

domingo, 5 de abril de 2015

Hablemos del rol del estado (again)


Parecería que a esta altura del partido es redundante y repetitivo hablar de la necesidad de que el estado sea activo a la hora de redistribuir la riqueza.
Pero no es así. El sentido común sigue impregnado del más burdo neoliberalismo.
Y no hablo del sentido común de un gran empresario, porque es lógico que el beneficiado por un sistema lo defienda con uñas y dientes, sino del sentido común de gente que está colgada de un pincel, y que al menor viento de ajuste, se va a la lona, pero chilla en contra de la intervención del estado en la economía.
Y eso es así porque nos han metido a fuerza de repetición algunas ideas bastante perniciosas y falsas, por añadidura:
1) La inversión en salud, educación, jubilaciones,vivienda social, y en proporcionar ingresos mínimos para los que menos tienen SON vistos como "gasto público", no como inversión pública que redundará en aumento del consumo interno, impulsando a la vez la necesidad de más inversiones- privadas estas- para mantener la oferta al nivel de la demanda; ni mucho menos, como inversión pública capaz de generar futura mano de obra mejor cualificada para las empresas (EJEMPLOS: AUH, PLAN PROGRESAR, PLAN SUMAR, PLAN CONECTAR IGUALDAD).
2) Para combatir la pobreza no falta "gasto público", basta con "dar" empleo. Por cierto, "¿dar empleo?" ¿Los empresarios son las hermanitas de la caridad y contratan gente de puro buenitas que son? ¿No será que compran la fuerza de trabajo del laburante para realizar el trabajo que de otro modo deberían encarar ellos con la sola ayuda de sus parejas e hijos, con lo cual no serían grandes o medianos empresarios, sino meros cuentapropistas ,y difícilmente llegarían a ser ricos?
Y otra cosa: ¿Qué pasa si las empresas no demandan más mano de obra?, ¿Qué hacemos mientras tanto?¿Qué le decimos a los pibes de esas familias? ¿qué esperen hasta que Microsoft decida invertir en mano de obra, o a qué Mercedes Benz necesite nuevos operarios, y contrate a sus padres? Miren que en ese intervalo los pibes están creciendo, y se están educando, y no precisamente en la sacrosanta "cultura del trabajo". Criarse en la marginalidad no sale gratis. Y más en nuestra sociedad en la que cada tanto algún pibe cae por portación de cara bajo los tiros del gatillo alegre, sin que ningún periodista de los grandes medios, estrellita de tv en decadencia, o político demagogo se sientan "inseguros" por ello.
Las necesidades básicas son eso, básicas y requieren satisfacerse hoy, aquí y ahora. Abandonar a una porción de la población a su suerte resulta no solo en términos humanitarios, sino en términos meramente económicos mucho más costoso que el garantizar un ingreso mínimo  a la población más vulnerable. Porque no podés decirle a miles de pibes que su vida no vale un carajo*1, y que "por favor vayan a morirse fuera de mi vista porque me arruinan el paisaje", y luego escandalizarte por su escaso respeto por nuestros excelsos derechos de propiedad*2
3)El verdadero empleo es el empleo privado, el empleo público solo genera ñoquis: Qué ternura (y más porque ese argumento se suele oír en boca de empleados públicos que creen que todos son ñoquis excepto ellos,je). Pero resulta que el empleo público es un concepto muy amplio. No se refiere solamente a empleados de la Ansés, o a maestros o a médicos de los hospitales públicos, los cuales probablemente nuestro quejoso argumentador, que tiene prepaga, manda a los pibes a la escuela privada, y aportaría gustoso a una AFJP ve como parásitos que comen de su plata. Resulta que también los policías, los fiscales, y los jueces que protegen su propiedad privada son empleados públicos, y a menos que nuestro ciudadano ejemplar desee vivir en el Far West, donde cada uno se cuidaba las espaldas con su propio revólver, y muy pocos llegaban a viejos (los reflejos se pierden con la edad y cada vez se hace más seguro que otro te liquida) deberá seguir pagando impuestos para mantener empleados públicos. Es más, si lo piensa un poco, verá que invirtiendo en esos empleados públicos que desprecia (y que garantizan el derecho a una jubilación en la vejez, el derecho a la educación, el derecho a la salud de tantas personas) no tendrá que pagar a tantos de los otros que sí suele apreciar (policías, por ejemplo),y además estos no estarán tan sobrecargados de trabajo, y podrán cumplir mejor su labor.
4) "Estos" no merecen tal o cual cosa (salud, educación, vivienda, un ingreso mínimo): porque son vagos, porque son paraguayos o bolivianos, o chinos, porque queman el parqué para hacer asado, porqué se gastan la AUH en paco, en chupi,en un celular nuevo, porque venden las netbooks, porque lo digo yo...
Acá nuestro cuestionador se calza el merecidómetro calibrado a base de prejuicios, para explicarnos quién merece y quién no tener acceso a derechos básicos*3.
Pero da la casualidad que en algunos casos ya existe un nivel de requisitos para acceder a determinados ingresos (por ejemplo llevar a vacunar a los niños y controlar que concurran a la escuela regularmente para cobrar la AUH en su totalidad), y que corresponde al estado controlar su cumplimiento; y que en otros estamos hablando de un derecho que le pertenece a todo habitante del suelo argentino sin necesidad de pasar por un examen de "merecimiento" tomado por el quejoso de turno, así sea el quejoso uno de los encargados de garantizar ese derecho (maestra/o ansioso por librarse de un pibe inquieto o incluso jodido, que los hay, porque ha decidido que "ese" no merece concurrir a la EGB,aunque ésta sea obligatoria; médica/o deseoso de librarse de "esas paraguayas" que "vienen a parir en nuestros hospitales"  son ejemplos clásicos).
 En ninguna parte de la Constitución Nacional dice que las personas deban caerle bien para tener derechos...
Mientras sigan vigentes y enquistados, no solo en las clases medias sino incluso entre los más pobres, estos prejuicios siempre estaremos al borde del abismo, sabiendo que cualquier figurita construida mediáticamente  llena de promesas vacías puede ganar votos despotricando contra "el gasto" (así a secas, todos saben que la coletilla que falta, siempre es "público", y prometiendo mano durísima para acabar mágicamente con la "inseguridad" (que siempre es la de los que tienen plata,porque aunque muchos pobres crean que les van a dan a dar "seguridad" a ellos, y a veces lleguen a votarlos, la verdad es que eso ni siquiera figura en los planes blumbergianos tipo "cortá la bocha").
No solo hace falta redistribuir la riqueza. También hay que convencer a la sociedad de que esa inversión es esencial para que la sociedad tenga futuro. No es nada fácil.
De otro modo ya lo hubiéramos logrado hace mucho tiempo.Pero es indispensable.

















*1 Porque solo valen los que tienen guita y ellos no la tienen ni lo merecen, claro está, porque son vagos, no como el clase media tipo, que ya sabemos es siempre el primer trabajador y  que todo lo que tiene lo logró rompiéndose el orto laburando (nunca la espalda, je, porqué será... )
*2 Me refería específicamente a hurtos y daños a la propiedad.No hablo de los asesinatos en ocasión de robo, porque eso tiene más miga.Pero está claro que no sale gratis meterle a los pibes en la cabeza la idea de que si no tenés tal zapatilla de marca o tal celu super-archi-smartphone no sos nadie, ni valés nada, y luego escandalizarte porque consideren que matar es un camino lícito para obtenerlos (por cierto, ¿no les chirría algo el latiguillo " te matan por un celu/zapatillas/reloj"? Suena a que lo malo no es que te maten, sino que lo hagan por poca guita. O sea si uno fuera David Graiver,digamos y estuviese en juego... Papel Prensa, estaría fenómeno todo lo que se te haga, incluso secuestrar, torturar y amenazar a tu viuda. Sí, lo mío es demagogia pura, pero ¿no da para pensar esa escala de valores?).
*3 Solo por curiosidad ¿Todos los que exigen al prójimo pasar esos exigentes "exámenes" para demostrar que merecen vivir dignamente, hubiesen pasado ellos en su momento el "examen", o se hubiesen quedado por el camino?

4 comentarios:

  1. Vivimos en una sociedad dislocada y colonizada para aceptar sin chistar cualquier tipo de tontería. Nos encontramos - y ésto no es nada nuevo, claro está - con que para acceder a modestos puestos de repositor de supermercado, ascensorista, cadete de oficina y la mayoría de otros cargos rentados de distinta índole, los requisitos son múltiples e incluyen exámenes médicos, socio-ambientales, policiales, de informes Veraz, por ejemplo y algunas otras cosillas. Pero para los candidatos a cargos electivos, salvo la obsesión de un eminente constitucionalista con respecto al título universitario de la Presidenta, no veo desvelos y precauciones semejantes. Con un buen asesor de imagen y una frase ingeniosa más algunos colores, está todo listo.
    Posiblemente sea por esa abrumadora colonización que "lagente" habla más de ese interesantísimo e instructivo programa de TV que conduce el impecable y brillante Santiago Del Moro en lugar de zambullirse en el triste Canal Encuentro. Allí sólo se pueden hallar aburridos ensayos sobre filosofía, historia, política, ciencia, teatro, cine, música, etc., es decir, nada que valga la pena en comparación con el paroxismo enaltecedor del primero.
    Me quedo tranquilo esperando que tan pronto el PRO tome las riendas de "este" país, además de poder volver a comprar dólares sin problemas ni exigencias, 6,7,8 va a desaparecer para poder consagrar de una vez por todas la verdadera libertad de prensa y de expresión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo por curiosidad, señor Tilo, ¿quién o qué es ese tal "Santiago Del Moro"? (no es broma, estoy algo desinformada del famoseo televisivo)
      PD: yo sostengo la teoría majuliana de que mauri nos deportará a todos los kirchneristas a Groenlandia el 11 de diciembre, luego de lo cual la pax mauriciana reinará en la Argentina, todos comprarán dólares y salvarán a las ballenas y serán felices por siempre. Recontra-jé.

      Eliminar
    2. El Sr. Del Moro conduce el programa de panelistas (cuando no) Intratables por el canal América 2. Muchas veces son citados algunos fragmentos en 6,7,8. El ciclo (que cuenta con la presencia estelar de Silvia Fernández Barrios ¿Recordás a aquella locutora y animadora de la ATC milica?) se caracteriza porque todos, en su mayoría opositores, gritan y se enciman impidiendo que cualquier invitado oficialista pueda expresarse con libertad. Si invitan a algún massista, no hay problema.

      Eliminar
    3. o sea la modalidad TN con los invitados oficialistas, pero agravada...
      ¿Silvia Fernández Barrios?...tanto como recordarla, sospecho que su època de gloria fue de antes de yo naciese, pero me parece haber oído su nombre en relación con la época de la dictadura (si estuvo en el canal 7 en esa época queda claro que no era un Madre de Plaza de Mayo precisamente)...
      Gracias por responder. Saludos.

      Eliminar