Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

sábado, 26 de diciembre de 2015

El estado ...ausente hasta nuevo aviso

 
El PRO ha vuelto a dejar en claro cuál es para ellos el rol del estado. Y está claro que no es salir en ayuda de quienes más lo necesitan.
En todo caso, ya se encargarán las ONGs o las iglesias.
Siempre y cuando, los abandonados a su suerte no pretendan protestar y hacerse visibles por encima del coro asfixiante de la "cadena nacional de la alegría". Porque entonces sí que habrá estado para ellos,pero en forma de gases lacrimógenos y balas de goma (dales un tiempo y usan las de plomo, directo).
No es un error de Michetti, no es una torpeza de Macri ,hoy vacacionando, porque 15 días de decretado y pisoteo de la legalidad nacional, cansan al  más pintado.Es la convicción que caracteriza al núcleo del neoliberalismo mundial:  sálvate a ti mismo. El prójimo no existe, o es tu enemigo.
Hoy los inundados, mañana...
Lo cierto es que el estado neoliberal ha vuelto, y con él, su cínica y orgullosa irresponsabilidad proclamada a los cuatro vientos.
No faltará el coro de falsos conmovidos para mirar para otro lado y no ver... Por más que se han pasado años lloriqueando por el supuesto adoctrinamiento kirchnerista en los medios públicos, la verdad es que los auténticos lavacocos siempre fueron ellos.
Y vaya que lograron ser los que lavan más blanco...
La lección de esta vez es:
Si no eres un pool sojero o una multinacional no insistas, el estado neoliberal no atiende pichis...
Frente a eso hay que recobrar la visión opuesta,la de un estado como cabeza política de una sociedad organizada, que no es ni puede ser imparcial. Que debe tener prioridades, y entre esas prioridades está atender primero y mejor a quienes más lo necesitan.
En eso no puede haber medias tintas,ni elegir ser solidarios según si me guste o no la cara del prójimo...
Porque la derecha ya tiene claro que quiere, y no pide permiso para hacernos bolsa.
Si queremos realmente resistir sus embates,y posteriormente construir una fuerza política para vencerla, no debemos olvidar eso.
Esa manía clasemediera de incluir,pero hasta ahí nomás,porque mira si después tengo que pagar impuestos no es viveza. Es suicidio.
La derecha no necesita tanto consumo, ni tanta clase media. Y no va a salvarte ,a menos que seas un banco privado.
Ah,y antes de hacer chistes sobre yetattores, o hablar de las inundaciones como si nacieran de un repollo, recordemos que gracias al amparo de la sacrosanta e intocable propiedad privada fue posible el actual nivel de deforestación y posterior sojización que dejaron la vía libre a las inundaciones...
Decisiones privadas, perjuicios públicos. Mucho más frecuentes en la práctica que las supuestas virtudes públicas que, según Adam Smith, nacerían del mero egoísmo individual. A esas se las vio más bien poco en estos siglos...
A ver si creían que eso de la función social de la propiedad de la tierra
estaba en la constitución de 1949 para hacer pinta,nomás.
Digo,para pensar un poco,incluso mientras se seca el agua...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada