Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

martes, 16 de junio de 2015

Patria es lo que se tiene, solo cuando se la defiende. Esta vez no serán aviones, pero la amenaza está allí

No olvidemos...detrás de ciertas sonrisas sigue habiendo puñales...
Son hijos y nietos de los que otrora,ante un pueblo bombardeado por quienes habían jurado defenderlo,pretendían hacer un lavado de manos que hubiera causado la envidia de Pilatos...porque no se contentaban con fingir que la sangre derramada no estaba en sus manos,sino que establecían que la culpa la tenían Perón y los muertos...
Ahora no cuentan con la marina, a pesar de que subsistan nostálgicos de la fuerza que celebran la masacre, ahora no cuentan con aviadores listos para enfrentar "valientemente" a un pueblo desarmado ...
Pero los engranajes del poder económico, los medios de comunicación, la casta judicial alérgica a la democracia, y los cipayos de todos los colores,sí que están aquí...
Y esperan su turno.Los mismos que chillaron escandalizados porque un jefe de gabinete equivocó un apellido, o cuando rompió un ejemplar de un diario que mentía descaradamente en tapa, taparían o hasta aplaudirían la represión que lanzaría contra las protestas populares, un gobierno "amistoso" de las corporaciones, si cometiéramos el error de dejar ganar a un delfín de los medios...Y no nos hagamos ilusiones, no todos los vendepatria son De la Rúa...
No nos dejemos engañar por las almas bellas de los verdugos...Hoy prometen paz y amor. Mañana podría ser la paz de los cementerios...
No se trata de odio, o de algo personal. Se trata de defender lo conquistado, y de no dejarse engañar por espejitos de colores.
Porque ellos sí que odian, y están esperando su turno hace años . Y en su proyecto , nosotros sobramos.
En el país agroexportador que se lleva bien con "el mundo", obedece a Griesa y a los buitres, y no pierde el tiempo reclamando por las "inútiles y deficitarias" Malvinas, 40 millones son demasiados. Y entre los que echarán por la borda, están muchos que hoy lloran por pagar impuesto a las ganancias. Claro que los desempleados no lo pagan...
Hoy tenemos patria. Sigamos así...