Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

domingo, 28 de febrero de 2016

Un cuento: Exorcismo

El sacerdote repetía, ante la mirada atónica de todos,biblia en mano, frases en latín, que nadie comprendía,y eran, al parecer, partes de un rito ancestral, ya caído en desuso.

Un enfermero se detuvo a mirar, lleno de curiosidad, y temeroso de que los demás pacientes se asustasen ante semejante despliegue. No fue así, todos seguían en su mundo particular, ajenos a ese momento y lugar.

En ese momento acertó a pasar por allí el psiquiatra de turno, y el enfermero lo llamó. El doctor se acercó a él y le preguntó que sucedía:

-Es el nuevo paciente. Está haciendo de nuevo esos extraños rezos y cánticos...

-Ah, sí-comentó el doctor, tranquilamente- él dice que es un exorcismo.

La perplejidad del enfermero fue mayúscula ante esta respuesta.
-¿Y eso qué es?

-Pues según él, es una forma de eliminar unos seres a los que llama demonios- Señaló plácidamente el doctor.
El enfermero lo miró, e insistió,muy extrañado:
-¿Y esos "demonios" vienen a buscarlo personalmente o ya estaban aquí?...

El doctor le palmeó el hombro, y sonriendo, le explicó en tono confidencial:

-Según me ha dicho, está exorcizando a la realidad.Afirma que, hoy en día, es el más peligroso de los demonios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario