Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

sábado, 20 de febrero de 2016

Un cuento: Regresos

Llegaron ayer...

Todo el pueblo salió a la calle a recibirlos, feliz ¡Habían vuelto! Después de tantos temores, esperas y llantos anticipados, su regreso borraba de un plumazo todo presentimiento de mal agüero que podríamos haber tenido...
Contra todo pronóstico, tantas esperanzas juntas no habían sido en vano.

Yo estuve a punto de salir a la calle y unirme al festejo. Realmente quería hacerlo...

Pero entre los que volvían la vi a ella,y detrás de ese fragmento ínfimo, casi soslayable de mentira, percibí la terrible verdad. Supe que todo aquello era un montaje,un mero engaño.

Cerré la puerta con cadenas y corrí a refugiarme al sótano.
Allí grité,lloré y maldije,sin que nadie me oyese,pensando en que sólo alguien muy tonto o muy cruel podría haber creído que yo caería en una trampa tan burda. Ella no volverá más.Nunca.

Tapándome los oídos para no oír el festejo que continuaba allá afuera, supe que igualmente estaba perdida. Todos lo estábamos. Habíamos caído en la trampa, y ya no había salida posible...

Si tan solo no la hubiese visto, hubiera podido ser feliz esta última noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada