Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

miércoles, 25 de mayo de 2016

Teníamos Patria. La perdimos y será duro recuperarla

Un veinticinco de mayo sin pueblo. Ciertamente algo muy pro.

No por nada Mauri había advertido por twitter el año pasado por la misma fecha,que era la última vez.
No por nada llegaron a gobierno diciendo que se acababa la fiesta...
Lo cierto es que nuestra oligarquía siempre fue vergonzante con las fiestas patrias. Las respetaba por mera formalidad, pero sólo si se mantenían vacías de contenido.
Eran los europeos en el exilio parodiando algún acto en el Palacio de Buckingham. Afuera se quedaba el pueblo,haciendo huelga y sufriendo el estado de sitio en el Centenario (1910), para martirio de nuestra intelectualidad cipaya ,que no entendía como podían protestar en medio del "desfile de la sociabilidad porteña elegante". Horror de horrores, ¡Qué dirían los extranjeros! Y encima por banalidades como sindicalistas muertos en una represión previa.
El peronismo las llenó de vida y pueblo. No como un circo para ocultar miserias, como dirían las lenguas venenosas que nunca faltan,sino como parte de un proceso que devolvía al pueblo su dignidad, sus derechos y el orgullo de formar parte de una Patria grande,libre y solidaria.
Pero entre golpes militares y neoliberalismo habían logrado devolverlas al museo de cera. Así llegamos al siglo XXI.
El Kirchnerismo (el peronismo del siglo XXI,aunque algunos dirigentes quieran matarlo de un palazo para volver a las relaciones carnales a lo Menem) retomó esa senda fundacional,devolviendo vida y calor humano a una fiesta que hasta el 2003 era mero cotillón.


Y no es tan fácil volver a los actos de cartón pintado. Y más en medio de una crisis económica brutal que el propio neoliberalismo ha generado con sus políticas de ajuste,para a su vez,justificar otra nueva tanda de medidas de ajustes.
Hoy lo intentaron. Y si algo se notó fue la soledad autoinducida del macrismo. Seis meses,y tienen miedo de cualquier contacto con la población no mediado por gendarmería, y con lista de invitados.

Pero también se vieron nuestras propias dificultades. Nos falta organización, liderazgo, y muchos de los que deberían representarnos están muy cómodos en sus sillones. Si no generamos pronto liderazgos en el terreno, estaremos jodidos por mucho tiempo.
Piensen que si bien no hubo estado de sitio (aunque se permitieron vallar la Plaza para que no perturbásemos el paseo Pro rumbo al Tedéum con groseras realidades), tampoco se oyó hablar de huelga general. Porque Caló, Moyano,Barrionuevo,y demás espécimenes ya se salvaron. Hasta Mirtha y el arzobispo lo retaron a Macri más que estos vendidos. Los derechos de los trabajadores, bien gracias,no son prioridad de ninguna CGT .
Perdimos la patria,y ahora toca recuperarla. Por lo pronto la gente estuvo allí, detrás de las vallas. Aunque no se viera en TN. Pero debemos ser más...

2 comentarios:

  1. Están entregando la Patria de manera descarada y hay tanta pero tanta gente renegando contra "el zurdaje K" que da asco. Como si alguien de ellos los estuviera incluyendo.

    ResponderEliminar
  2. Claro que no va a ser fácil. Ni siquiera sabemos si va a ser.

    La movida judicial apunta a destrozar a todo dirigente kirchnerista con posibilidades de liderar, empezando por Cristina, por supuesto.

    Pero en la efectividad que las operaciones mediático-judiciales puedan llegar a tener, hay una indudable responsabilidad de nuestra dirigencia.

    Por mas que me esfuerzo no logro entender como puede ser que después de 12 años en el gobierno no podamos disponer de una puta prueba de las operaciones llevadas a cabo por el tandem Magneto-Lanata.

    Remontar semejante operación en contra del kirchnerismo sin algún elemento contundente de prueba...

    Abrazo.

    ResponderEliminar