Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

sábado, 30 de enero de 2016

Chorradas inspiradas por post ajenos. No abono copyright, eso sí.

Ayer comenté en el blog de la Mak . Y aunque hoy borré el comentario por considerarlo confuso y de poca utilidad, me quedé pensando acerca del motivo por el cual me hacía tanto ruido la alegoría del menú escolar.
 Y creo que tengo una respuesta tentativa. En verdad llegar a un acuerdo absoluto acerca de un menú único que sea el más saludable para todos, no sólo es imposible, sino también innecesario. No sólo porque no todos tienen las mismas necesidades, sino también porque existen muchas variantes, hasta contradictorias entre sí, de dieta saludable.
Pero partiendo de que una dieta sana es esencial para la buena salud, y que lo que se come en la escuela educa en determinados hábitos alimenticios,si seguimos avanzando alegoría adelante, chocamos sin embargo con un problema. Y es que en salud sí hay acuerdos básicos que en política no están tan claros.
 Porque al menos podemos establecer con cierta claridad qué es estar sano, y en cambio no hay un modelo de sociedad que todos encontremos aceptable.
Por ejemplo, es un hecho que tener el azúcar alto constituye un peligro a largo plazo para la salud humana. Nadie le hablará de las virtudes de la hiperglucemia.
 Se debatirá si el mejor método para reducirla es eliminando del todo los dulces, si se pueden usar edulcorantes no calóricos o si debe evitarse todo alimento con sabor dulce, e incluso eliminar de la dieta infantil los endulzantes para que no se hagan adictos a lo dulce, si además hay que eliminar las harinas, o si hay que dar prioridad a lo integral y a las legumbres por sobre lo refinado sin prohibir taxativamente lo dulce, y no faltará el lobby de empresas multinacionales capaces de sugerir que los refrescos azucarados son sanos si se compensa el consumo de azúcar con mucho ejercicio.
 Si un individuo tiene las arterias coronarias tapadas, y requiere una cirugía a corazón abierto para salvarse, luego podrá debatirse sobre cuál debe ser la conducta posterior. Si se hará más hincapié en el cambio de hábitos, si de dará prioridad a la medicación, si se combinarán ambas para reforzar mutuamente sus efectos. Pero nadie dudará de que lo suyo es un problema. No vendrá alguien a decir que sus arterias tapadas favorecen la competitividad y la resistencia de sus células cardíacas.
 Y más aún: Coca Cola no hará una campaña diciendo "La diabetes es buena ", ni Pepsico dirá abiertamente "Ser obeso es lo más". Eludirán las cuestiones que les atañen poniendo el foco en otros temas para seguir con su negocio. Pero no harán apología de una enfermedad.
En cambio cuando se trata de indicadores económicos tan serios como la desigualdad o el desempleo, no falta el que dice que son cosas buenas porque fomentan la competitividad. Y si hablamos de que hay gente que no tiene acceso a la salud pública, te salen con que eso es selección natural, y que así sobreviven los mejores. De paso te sugieren que la pobreza se combate teniendo menos hijos, ya fuere por el procedimiento de renunciar al sexo,que es pecado, y el pecado es privilegio de ricos, caramba, como le gusta al Tea Party (y así no se enfada Panchito, cuya fobia a los anticonceptivos es total), o mediante el uso de anticonceptivos como prefería Bill Clinton (de dejar de destruir la estructura productiva de los países pobres con dumping y libre comercio unilateral, ni hablar).
 Si bien existen personas capaces de creer que largos períodos de ajuste estructural llevan finalmente, como recompensa moral a la austeridad y la sensatez, al pleno empleo y la prosperidad para todos (contra toda prueba disponible), lo cierto es que hay gente que directamente consideran que el desempleo y la desigualdad son cosas buenas. Que la defensa de la soberanía es una bobada infantil. Que la especulación desenfrenada es la verdadera libertad. Que el único derecho humano real es el derecho a pagar (y caro) por todo.
O sea que no hay únicamente un desacuerdo en los medios, sino también en los fines. Y allí ya no hay trato o rosqueo que valga. Porque su éxito es nuestro fracaso. Y viceversa. Otra cosa es habiendo establecido un piso mínimo de objetivos : un ingreso familiar mínimo asegurado, empleo y salarios dignos para los adultos, protección social a ancianos y niños, defensa de la industria nacional, acceso universal a salud y educación públicas de calidad, defensa de la soberanía nacional, a partir de allí juntar a todos los que acuerdan con ello aunque difieran en muchas otras cosas, o aunque haya discusiones en el mejor modo de lograrlo.
 Y es que lo que trataba infructuosamente de decirle a elbosnio es que hay cuestiones alimentarias que no tienen analogía rosquero-políticas, y que hay roscas políticas cuya analogías en salud son inadmisibles. Por ejemplo la burrada que se mandó al pensar que la fruta es fatal durante las diarreas (una manzana rallada viene bien en estos casos) no es tan relevante como el hecho de que consejos cómo "coma frutas y verduras", "beba agua" (potable, no es una campaña pro cólera) , "haga ejercicio físico" no tienen equivalente claro en política. "Vote políticos honestos" no es el equivalente, porque un político puede ser honestamente partidario de aumentar la desigualdad, o luchar honestamente en contra de la educación pública o de la industria nacional. Sería como beber agua contaminada con Vibrio cholerae. Lo malo no es el beber agua, lo malo es la compañía bacteriana que el agua trae.
Habrá casos de alergia a una determinada fruta o verdura, pero es muy improbable la alergia a todo lo vegetal (aunque si le pregunta a su hijo es capaz de decirle que es alérgico a todo lo vegetal , menos a las papas fritas , y al maní con chocolate :-)
 Y si bien en política se puede llevar a Gildo Insfrán de gobernador, o a Sergio Massa de ministro, y aún así apostar por un modelo de redistribución del ingreso, y a salud y educación públicas de calidad, en alimentación dejar el comedor escolar a una empresa de catering, despidiendo a la cocinera, o incluso a Mac Donald, ya no es tan aceptable. Dejar la promoción de la lactancia materna a Nestlé puede ser fatal.
No hay, por otro lado, un análogo político claro de las alergias alimentarias, aunque sí de las intolerancias. En nuestro país hay gente intolerante a la lactosa, y gente intolerante al peronismo. A veces hasta describen sus síntomas en iguales términos o_0
 En lo que sí hay una clara identidad es que ni en alimentación, ni en política, resulta útil discutir con fanáticos. Ya sea que en el comedor aparezca un padre vegano extremo, que exija la eliminación de todo producto de origen animal, o un crudívoro fanático que rechace cualquier clase de método de cocción de los alimentos, o que en el debate político aparezca un trosko que se niega a hacer trato alguno con la burguesía, o un neoliberal absoluto que exija la eliminación de todos los impuestos por considerarlos un robo, y reclame que él no tiene intención de pagar la educación y la atención sanitaria a otros porque cada individuo debe cuidarse solo, el efecto es el mismo. No hay acuerdo ni posibilidad alguna de trato con dicho individuo. Porque su intransigencia cierra toda puerta que no sea la de rendirse incondicionalmente a sus reclamos, o aislarlo, ignorándolo.
Por lindo que suene decir "acá trabajamos para el bien de todos", lo cierto es que nunca es así. Se construyen mayorías, y se priorizan los intereses de unos por encima de otros. Y siempre queda alguien que se beneficia menos,que siente que lo atendieron tarde, o que se siente perjudicado. El número varía, pero por más amplio y democrático que sea un gobierno, siempre habrá alguien que piense que lo que sucede no lo beneficia.
 Ojo, eso no implica que no se pueda seguir luchando por lo que se considera justo. Sólo implica saber que la unanimidad no existe,salvo en cuestiones que no les importan a nadie.
 Y es que mientras en el comedor siempre existe la posibilidad de pedirle al padre intransigente en materia alimentaria, o al que tenga hijos con necesidades especiales (alguna alergia o intolerancia alimentaria por ejemplo) que envíe a su hijo con una vianda, en la sociedad no hay modelos sociales de tupper, para consumir por separado.
 Más bien la construcción social se asemeja a una gran olla común donde todo se mezcla, y donde acercamos la cuchara para servirnos lo que podemos o lo que nos dejan.
Mozillita come saludable

viernes, 29 de enero de 2016

Patria es lo que se tiene sólo cuando se la defiende (2)

Por si no quedaba claro: industria nacional y soberanía son malas palabras para la autoproclamada revolución de la alegría (de Magnetto,Mitre,Blaquier,y siguen las firmas...)
La única industria que valoran es el proxenetismo. Para lo demás existen los remanidos "que inventen ellos","no nacimos para ser fabricantes de máquinas ",etc...
Ahora se metieron con Fabricaciones Militares. Y no será la última. En su mentalidad de Ceos, gran parte de la población sobra,y debe perder la ciudadanía, y el derecho a existir para que unos pocos se queden con el precio de las ruinas que malvenderán al que las agarre primero...

Todavía no llegó marzo ,y a veces me pregunto si quedará algo para defender cuándo marzo llegue.
Porque éste no es un juego. Cada golpe que recibimos no nos fortalece. No somos Seiya,el pibe masoca (y medio boludo) de Saint Seiya (Caballeros del Zodíaco) que después de hacerse dar la salsa, sacaba su séptimo, octavo u noveno sentido y ganaba por knock out a todos (de haber querido se hubiera ido con la más linda de premio, pero era demasiado estúpido para eso,aunque las peleas las ganaba,siempre).
No van a darnos tregua, ni se van a ir solitos. Quedarnos a mirar como nos destrozan la patria no es madurez. Es suicidio.

Nuestra inacción o nuestro débil accionar,los envalentonan.
Y no hay Superman, Spiderman, Mujer Maravilla,o Chapulín Colorado que nos salven las papas del fuego.
Tristemente varios  de los que consideramos , o se  consideran, nuestros líderes se están tardando mucho en actuar,cuando no directamente negocian nuestras cabezas a cambio de comodidad para ellos, entre tiernos abrazos con Gerardo Morales o símiles de color amarillo , o amarillento.
Menos discutir las bobadas new age de Mauri,y más organizarnos para reaccionar antes que sea tarde.
Aunque tengamos que llevar de adorno para el camino las cabezas de ciertos ansiosos por discutir la "reforma electoral" entre té y masitas con dulce de leche.

miércoles, 27 de enero de 2016

Recordando viejos post sobre ¿elefantes?

Hace ya un par de años escribí un post acerca de elefantes. O algo así.
Y en estos días la lectura de ciertos intérpretes de curiosos zapatitos blancos (no tengo nada contra ese color de calzado, pero ver zapatos inmaculados en medio del barro siempre me hace desconfiar) que con aire de visitantes de Plutón nos explican con lujo de detalles todo lo que debió hacerse y no se hizo en estos doce años previos, que ejercen sorpresivas "autocríticas" - sorpresivas porque hasta el 10 de diciembre no dejaban de insistir que ellos estaban afuera, y no dentro del kircherismo-, y porque no,la contemplación de los no menos extraordinarios habitantes del reino de Equidistán que parecen empezar todos sus discursos con la frase :"Yo no era partidario del gobierno anterior pero... " me han hecho recordar este viejo post


Va de elefantes. O tal vez no.
PD: mi agradecimiento a Greta por la foto que le acabo de chorear :-D
Y de paso lean el blog de Greta , que es muy inteligente, y escribe fenómeno (mis abogados dicen que si la adulo lo suficiente, no me demandará ;-)

sábado, 23 de enero de 2016

Empatía ausente : los que sólo son felices cuando hay más ahogados que sobrevivientes

¿Qué quiere decir el que dice que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades? ¿Qué enuncia la que dijo que somos un país pobre y que los doce años que pasaron fueron una ilusión?
Nada más y nada menos que puro desprecio por el prójimo, ausencia total de empatía...
Lo que vienen a decir es que "pobres habrá siempre" y además está bien que así sea. Lo otro, que la gente pobre aspire a tener trabajo digno, salario digno;casa propia o al menos un alquiler estable;comer todo los días y no sólo arroz, sino también carne;tener televisor, ver el fútbol y no tribunas; ir a una pileta y que no los echen por portación de cara... Eso es una ilusión. Porque no lo merecen, porque su destino es vivir siempre en la pobreza, siempre privados de todo, hasta de la dignidad.
No es falta de inteligencia. Aunque puede figurar entre los efectos secundarios de fumarse un libro de Aydn Rand o Milton Friedman sin filtro.
Las personas que enuncian tamaña salvajada pueden ser muy perspicaces en muchos otros ámbitos, pueden ser geniales matemáticos, excelentes profesores, pueden haber leído cada libro escrito de Borges, pueden ser capaces de resolver correctamente el dilema de cuántos y qué gustos de helado comprar para el postre en una reunión familiar numerosa (y NO, la respuesta no es preguntar a cada uno que gusto quiere, respuesta sumamente incorrecta, vuelva a estudiar, alumno)...
Es falta de sensibilidad. De empatía. Pero no se ejerce contra todos sino sólo sobre aquellos que se percibe como diferentes, y más aún, como inferiores. En este caso el estigma cae sobre los más pobres que uno (cuidado allí, es una cuestión relativa, el prejuicio no es exclusivo de ricos o clase media acomodada, también dentro de los pobres, el más pobre es visto como inferior).
A veces se manifiesta en odio abierto y descarado : el pobre es visto como "vago" (aunque trabaje) , como tonto, falto de "imaginación" (esta perlita se lo debo a una profesora de física, que en clase dijo textualmente que los pobres carecían de imaginación y que por eso se limitaban a hacer y vender pastelitos, chipá, torta parrilla, pasta frola, empanadas, pollo a la parrilla, etc, en vez de ponerse una pyme de verdad . Del dinero necesario como inversión inicial y del hecho de que los bancos no prestan a pobres... No dijo nada. Creo que le faltó imaginación :-P ),como un delincuente al que hay que exterminar...
Otras veces se disfraza de simpatía, pero muy desde un pedestal. Son los "pobrecitos", eso que según novia de padre, "no sabes que agradecido estaba", por la ropa vieja que le regaló, y "es un chico buenito, tan obediente, no sabes como lo quieren los patrones" (labura todo el día, se rompe el lomo, y cada tanto le tiran cien mangos, de contrato, minga)...
Y si aparece un movimiento político, social, capaz de mover un poco la aguja de la distribución del ingreso (Aliverti dixit), entonces se lo percibe como una ofensa a la naturaleza, a dios, o al destino... Ofensa que hay que corregir con shock (léase cualquier comentario troll al respecto de los que pululan por estos blogs).
Porque eso es lo que no le perdonaron a Hebe y a la Fundación Sueños Compartidos, porque eso es lo que no le perdonaron a Cristina y a Nestor, porque eso es lo que no le perdonan a Milagro Sala (graciosos capaces de hacer chistes con su apellido, abstenerse, vayan a leer a Majul si quieren humor simplote). Y yendo más lejos en el tiempo lo que no le perdonaron a Perón y a Evita...Qué los pobres fueran tratados como seres humanos, y no como cosas molestas que hay que apartar de la vista de la gente autodenominada decente...
Es ese sentido común el que hay que quebrar. Porque nos empequeñece a todos, salvo a unos pocos Ceos de multinacionales que la pasan en grande mientras el país se convierte en su country privado.
Porque a la larga en un país así, sobramos casi todos. Incluso los que se sienten sumamente clase media, y se consideran a sí mismos el primer trabajador, podrían terminar descubriendo que Mauri y los suyos no quieren convertir al país en un Titanic, sino en un MV Sewol, y esta vez sin Park Ji-Young que nos salve...

domingo, 17 de enero de 2016

Necesitamos mil Milagro Sala...pero por ahora,defendamos a la que tenemos.

Detuvieron a Milagro Sala. No estoy diciendo ninguna novedad. Muchos cumpas ya lo señalaron.
Y es que el afán de odio y revancha de ésta oligarquía que ha vuelto para comerse el país no va a detenerse.
A menos que la detengamos.
Lamentablemente, el repiqueteo mediático pesa y mucho,y así, gente que no tendría motivo alguno para odiar a Milagro, tiene en la cabeza la idea de que es una "negra Chorra", " delicuente k", o lo que fuere.
Y es que así es como triunfa el neoliberalismo, rompiendo los lazos de solidaridad.
A unos se los convence con la idea de "salvate vos y tu culo,que los demás se embromen". A otros con la sempiterna idea hobbesiana de que todos los hombres son malos y que es de tontos querer solidarizarse,y tenderle una mano al prójimo.
No nos confundamos. Acá no hay ángeles, pero la excusa de que son todos demonios menos yo, le ha servido de perlas a los perezosos mentales con aires de Fouquier de Tinville,para abrir juicio a la humanidad,o al menos,a sus compatriotas. Si los demás son malos, se justifica todo lo que yo haga en mi afán de " redimirlos".
El camino a la inquisición y a las dictaduras militares (siempre moralizantes, aunque su accionar fuese inmoral) estuvo repleto de buenas intenciones.
Y si se fijan en las justificaciones de las continuas humillaciones a las que la troika somete a los países que califica despectivamente de "Pigs", verán ese mismo afán " educador", y moralizante.
Así que lo que quisiera es mostrar quién es Milagro Sala. Unos pocos audios para aclarar el panorama.

En el epitafio de Christopher  Wren  decía, si buscas un monumento, mira a tu alrededor. Todo Londres era su monumento, su obra perdurable.
De Milagro,que no es arquitecta, y que por suerte aún no precisa epitafio podríamos decir lo mismo:ve a Jujuy y mira los barrios que la Tupac ha construido y organizado, la escuela, la pileta,el hospital . Ellos son un testimonio de quien es realmente Milagro. 

Y eso vale más que mil calumnias de un cualunque devenido en gobernador. Aunque vengan impresas en papel judicial.

sábado, 16 de enero de 2016

De caquexia,anorexia, y amnesia inducidas... humillando y robando son gerundios

Está claro que aunque algunas cosas sean la pielcita que recubre el núcleo, no dejan de ser la otra cara de una misma moneda.
 Destruir o anular los símbolos del adversario es también parte del proceso de demoler sus defensas. Tanto como el destruir las estructuras en que se asienta.
 Es un ataque a dos puntas el que está recibiendo el colectivo que aspira o podría aspirar a lograr un país más justo , más soberano, más igualitario, capaz de unir sus fuerzas con los demás países de la Unasur y la Celac para resistir las presiones de un capitalismo de multiricos,capaz de inmolar al planeta entero en pos de seguir saciando su insolente codicia.
 No es inocente ni casual tratar de "grasas" (que no "grasitas", en ese diminutivo había ternura,aquí solo desprecio) a trabajadores que se aspira a eliminar en una labor que se parece mucho a la del anoréxico que se mata a ejercicios, y deja de comer para eliminar una grasa que  únicamente él percibe como excesiva, y dejar " sólo músculo "...
 Otra posible analogía la proporcionan los cánceres terminales, que provocan un estado de debilitamiento extremo, llamado caquexia, que supone la casi total desaparición de las reservas energéticas del organismo (las grasas son eso), debido al metabolismo exacerbado de las células cancerosas (células que crecen desmesuradamente y sin control,poniendo en peligro la vida del propio organismo, mejor metáfora del neoliberalismo, imposible).
Ni es casual que se trate a los militantes de basura, deshumanizar al enemigo es el primer paso para justificar su eliminación.
No es inocente el burdo intento de borrar el recuerdo de los próceres sustituyendo símbolos patrios por imágenes onda Greenpeace en aras de una supuesta e imposible unión de los argentinos.
No habrá unión posible mientras se busque barrer bajo a la alfombra a amplios sectores de la población, mientras gobierne gente capaz de creer seriamente que un país puede tener población sobrante,descartable , sin derecho alguno a vivir con dignidad.
Y sí, bajo cuerda se sigue desmantelando el estado, se endeuda al país, se otorga más privilegios a los ya privilegiados, se  ejerce la genuflexión más descarada hacia los designios del Norte,y se copta a dirigentes "peronistas" muy realpolik , para que cuando vuelva el Congreso estén casi todos amansaditos,y salvo algunos díscolos que nunca faltan,votando todo lo que Mauri pida (recuerden la Caba,y cuando eso falla,siempre queda el capitán Veto ).
Pero no será poniéndose en pose de genio redivivo inmerso en un país de giles como saldremos de ésta. Es muy difícil convencer a los demás de que la patria sigue siendo el otro,si los miramos por encima del hombro al decirlo.
 Ni pretendiendo que todos se encuadren en el más rígido verticalismo, que le caerá bien al peronista de antes,de esos que vivieron el 73-los del 45 están en general, muertos-,y a algunos conversos tardíos ( siempre los más exageradamente entusiastas con la obediencia debida,y el pragmatismo ciego) pero difícilmente convoque juventudes entusiastas.
 Volver a ser una mayoría, y una mayoría organizada,además, es una labor difícil, y sin garantías. Y más aún con el repiqueteo mediático en contra,en un cotidiano lava cocos...
Pero es el camino para recobrar la soberanía y dignidad perdidas...
 La primavera no vendrá sola este año...ni el próximo...


jueves, 14 de enero de 2016

De Cumpleaños estoy...

Aunque estos días no han sido precisamente para celebrar, y no dudo de que habrán miles de cuestiones más importantes que esta, paso (o más bien lo que resta de mí pasa, porque hoy ha sido un día agotador y no a causa del festejo,precisamente) a hacer un poco de autobombo...
¡Estoy de cumpleaños! 








Así que les ruego,mientras procedo a desmayarme ,que, si les parece bien celebren en mi nombre :-)





 Los obsequios son siempre bien recibidos. Desde un modesto pero tierno Tux o Andy o Firefox de peluche, pasando por pendrives  y llaveros Andy, hasta un Nexus 5x,o si se animan un Xperia Z5 Compact (sí, compacto, nada de ladrillos, che :-) , amén de un Moto 360, son siempre bien recibidos :-D




 






 PD: como siempre, aclaro que lo de los regalos es una broma, no sea cosa que caiga un plato volador y concluya "estos k siempre mangueando dádivas o algo así". Igual mayúsculos , alcides y tractores no son bienvenidos por acá. Por suerte me dejan en paz porque mi blog es chiquito.
PD": si llegase a pasar RAM por aquí se le advierte que sólo será bienvenido si no viene con ningún chiste atroz que involucre remeras del tragabigotes disfrazado del che. Ese mal precedente no puede repetirse.
Pues nada... Apio verde para mí como dice la canción :-).
No lo digo en inglés ni en castellano real, porque todavía tienen copyrigth y David Bravo medio que anda ocupado para pedirle ayuda :-D

martes, 12 de enero de 2016

Los deseos en la literatura

En la realidad los deseos se cumplen a medias, o mal, o tarde o no se cumplen . En la literatura en cambio se cumplen, y eso suele ser una desgracia.
¿Por qué? Podría ser  que los personas, y por ende, los personajes  tiene deseos complejos y hasta contradictorios...pero no es sólo eso.
Nada menos literario que una historia sin conflictos, más allá de si hay final feliz o no. Un cuento sobre un hombre que hace un trato para recibir el poder de convertir las cosas en oro los lunes de 8 a 12 hs, que usa su poder juiciosamente para no inundar el mercado con oro y bajar así su precio, haciendo inútil su ventaja, no es la historia del Rey Midas. Es una historia tonta y aburrida, propia de la mente de un tendero...
O la historia de la piel de zapa con el agregado del mágico poder de regenerarse para dicha piel...
El dramatismo está en el carácter trágico de las historias, ya sea por las consecuencias directas del deseo o las indirectas.
En dichas historias cada deseo que se concede conlleva un riesgo, y ese riesgo se debe justamente a que se cumplen. El máximo exponente de ello es Aladino que consigue riquezas para él y su madre, y una esposa bella y tonta para él (la princesa). Pero la estupidez de su esposa casi le cuesta todo: riqueza, poderes,etc... cuando entrega la lámpara mágica creyéndola sin valor.
Y es que la naturaleza humana crece en la tragedia y alcanza su más alto valor.
No significa esto que toda situación dramática tenga ese efecto. La vida no es tan literaria.
Por lo pronto en las situaciones duras las máscaras son más difíciles de sostener y se ven los auténticos rostros...
Lo que se vea dependerá de lo que haya dentro de cada uno...

sábado, 9 de enero de 2016

Hablando de ética de la solidaridad, y una advertencia contra las avispas parásitas

Hoy vengo a romper una lanza en favor de algo que llamaría, a falta de nombre mejor:  "la ética de la solidaridad",un poco para contraponerla  a la tan remanida "cultura del trabajo", esa que ya lleva años muerta hasta como ideal de la clase media, aunque siga reivindicándose de la boca para afuera, y más aún para contraponerla a la actual ¿"cultura del mercado",tal vez,o mejor aún del casino?
Porque el ideal actual no es el viejo ideal calvinista según el cual el valor máximo era el trabajo duro. La clase media actual no es stajanovista.
Solo hay que observar a quién realmente admiran y envidian los que proclaman pelarse o romperse el culo (sí, el culo, jamás los brazos o la espalda, la clase media es más de sillón de oficina, pública o privada, que de hombrear bolsas en el puerto) para justificar su nivel de vida.
Y no, no admiran al trabajador que se come 12,14,o 16 hs seguidas de laburo. Admiran a Tinelli. Admiran a Macri. Envidiaban a Nisman (salvo por lo del tiro final,off course).
Es decir,admiran a gente que sólo podría saber (bueno,tal vez Nisman sí haya tenido noticias de la existencia de algo así) el significado de la palabra trabajo leyendo el diccionario.
Y es que George Carlin era un jodido optimista. El capitalismo actual no requiere casi mano de obra, ni sumisa,ni de ningún tipo. La mayor parte de la gente sobra cuando el objetivo no es producir,sino especular a corto plazo.
Pero volvamos al principio. Dije que iba a hablar de la ética de la solidaridad, y de la necesidad de fomentarla.
¿Por qué? Porque es un camino para salir del cerco que el individualismo extremo nos ha tendido.
Una ética de la solidaridad supone que nadie es completamente autosuficiente, que todos necesitamos el auxilio del otro alguna vez, y por eso darle la mano al prójimo no es mera ñoñería, es asegurar nuestro futuro. El toma y daca del que tanto hablaba Kirchner,si quieren considerar su faceta pragmática.
Estoy hablando de adultos interactuando en igualdad de condiciones, cooperando unos con otros, y sé sin embargo que muchos verán estas palabras y escupirán con desprecio "comunismo", "paternalismo", o algo similar.
En primer lugar para mí la palabra comunismo no es un insulto. Estaría orgullosa de llevar ese epíteto. Pero en este momento estoy hablando de algo más básico.
Y lo de asociar estado benefactor=paternalismo= tratan a la gente como niños me parece sencillamente una estupidez. El verdadero infantilismo es pensar "yo puedo solo,no necesito a nadie".
Aunque el dicho chino ultracitado diga que es mejor enseñar a pescar que dar pescado, lo inteligente frente a un hambriento es darle un pescado. Y luego enseñarle a pescar. Porque con el estómago vacío se aprende poco y mal. Ah, y también conviene discutir si el río debe tener dueño,y los precios de cañas y anzuelos, ya que estamos...
En una ética de la solidaridad las cooperativas son la herramienta que usa el pueblo para satisfacer sus necesidades, ya sea de producción de bienes o servicios, pero también es el estado como representante político de la comunidad organizada el responsable de asegurar un piso mínimo de derechos a todos, poniendo más énfasis en quienes más ayuda necesitan.
Esa sociedad no solo es más justa,sino también mucho más sustentable porque no deja a multitudes excluidas de sus beneficios, ni requiere del ejercicio continuado de la represión para subsistir.
Nada más alejado de un estado neoliberal que pretende premiar a los  "más productivos", con un curioso criterio circular:¿ cómo se determina quiénes son los más productivos? Considerando que cuánto más rico es alguien, más productivo es. Luego, se premia a los más ricos con rebajas de impuestos y prebendas, porque los ricos son la  "componente más productiva de la sociedad". Aunque hayan hecho su dinero especulando en la bolsa o demandando al estado. 
Y los pobres quedan como los " improductivos", y por propiedad transitiva como "vagos", último resabio de la ética calvinista que solo persiste para ser aplicada a los jodidos por el sistema. A un rico no se le cuentan las horas de trabajo.
¿Puede nuestra sociedad aceptar una ética de la solidaridad? No lo sé. Aunque muchos desempolvan la biblia y los rosarios como prueba de su abnegación al prójimo, no estoy hablando de caridad, ni de colectas momentáneas . Yo no espero ninguna ayuda divina, ni paraísos post mortem . Si una sociedad mejor es posible será porque la construimos entre todos, sin ayudas mágicas, ni garantías de éxito.
¿Puede el peronismo ser quien guíe nuevamente la construcción de un país donde no haya excluidos?
Eso depende. El kirchnerismo fue el renacimiento de las mejores tradiciones del peronismo original, de aquél que consideraba como Eva Perón, que cada necesidad engendra un derecho. Pero hoy sufre  los embates de su reserva conservadora, siempre amiga de llamar realpolik a la traición de los principios más fundamentales, y con muchas ganas de transformar el lema de Cristina "La patria es el otro", por este más flexible y " funcional" : "La patria es el orto (propio)".
Si no hay reacción pronta y se deja que estos tipos se coman al peronismo perdemos todos. Estos tipos no son "posibles aliados", ni instrumentos útiles, son el veneno neoliberal comiendose por dentro al único partido popular que supo transformar al país en un país un poco menos injusto. Y cuando sólo quede la cáscara será muy tarde para reaccionar...

viernes, 8 de enero de 2016

Tuve un pesadilla. Cuando desperté, los 90 seguían allí.

El título es obviamente un cachondeo. No tengo edad suficiente para considerarme partícipe de los años noventa,pero sé leer,y comparar...y lo que veo hoy  me asusta...
Si no había suficientes señales de que estamos en el horno,y no precisamente a causa del verano,hoy veo a Beatriz Sarlo jugando el viejo juego de hacerse la progre con la misma vacuidad intelectual de siempre (por más que la defienda Kauffman esta señora es puro humo,basta leer lo que ha escrito de Borges ,al parecer sin leerlo, para confirmarlo) ...
Según Sarlo "Macri es aburrido "... disculpen, voy a buscar un pañuelo.  Tanta profundidad me conmueve. Aunque debo decir que a mí  los 13000 despidos,  la represión, la destrucción del mercado interno en favor de los grandes exportadores,el aplastamiento y pisoteo de la ley de medios, su intento por diluir la memoria histórica, y tantos atropellos más, no me aburren. Me enfurecen,me hacen sentir impotente,pero aburrirme...ni un poquito.
Y para sazonar  el guiso con pólvora, porque la pimienta es muy light, resulta que dentro del PJ los más rápidos de reflejos para reaccionar han sido los del más rancio "pragmatismo"(eufemismo para no decir que venderían a su abuela si estuviese viva y alguien quisiera comprarla), que no han dudado en mostrar sus deseos de sepultar cualquier viso de kirchnerismo real-ese que se peleaba con las corporaciones en favor del pueblo-,para mantener su franquicia en pro de la conservación de chantas y buitres ( en eso son medio ecologistas,quizá Pino quiera unirse,si Mr Alzheimer se lo permite).
Y salvo para el cornudo feliz y crédulo, está claro para cualquiera que lo de Urtubey y compañía no es coqueteo con el establishment sino sexo  explícito - sin forro,eso sí, no vaya a ser que se enoje Panchito (que anduvo muy ocupado en estos días absolviendo a la bandita alegre de Maciel," Legionarios de Cristo",muy conocidos en México por sus antecedentes de pederastia,y su amor por la guita)...
Lo de Bossio me sorprendió, pero acá inocente no es nadie. No deliren con que estaba "vigilando". Si intentan colarle una mentira así de burda a sus parejas, duermen al raso...
Lo cierto es que si estos tipos copan el PJ, el PRO tiene la quinta asegurada, y al pueblo argentino le esperan sino cien, al menos varios años de soledad.
Cualquier parecido con los noventa no es casualidad. Ese vaciarse de sentido de los partidos,esa renuncia a todo principio porque " el mundo cambió, pibe,resignate", fue funcional al saqueo del país.
En esos años también se justificaban las miserias en nombre de la  "realpolitik", un realismo según el cual siempre habrá pobres, y por eso lo que importa es escribir libros indignados, filmar películas, y a los pobres que los ayuden las iglesias, pero fuera de la vista de la " gente decente" porque espantan al turismo.
Y es que me temo que en el fondo los noventa no se fueron nunca. No nos convencimos realmente de la necesidad de ser un país más justo, soberano, y solidario.
Los medios concentrados jugaron bien sus cartas. Pero fuimos nosotros quienes les tiramos cuatro o cinco copas (no,este no es un chiste sobre Patricia Bullrich).
Y mientras esas premisas no calen en el corazón de la clase media,seguiremos jugando al yenga. Y sin darnos cuenta que cuando el edificio se derrumba,cae sobre nosotros.

miércoles, 6 de enero de 2016

Los reyes no pasaron pero el nene está rompiendo todo






Hace un año,Campanella  se horrorizaba por Twitter por unos chicos de La Cámpora disfrazados de los reyes magos repartiendo regalos a los niños...
Hoy lo imagino explotando de indignación ante los atropellos del PRO a la legalidad vigente, por la persecución ideológica a los opositores, por el ataque feroz al poder adquisitivo de los más humildes y de la clase media, por el endeudamiento irresponsable...¿Como era?"Nada respetan..."
Ah,no? Que no dijo ni mu...Mira vos...prioridades que tienen algunos..
Porque lo cierto y lo concreto es que la construcción de un país  injusto y para pocos está en marcha. Y salimos sobrando muchos.
El neoliberalismo siempre ya jugado ese juego. No va a cambiar. La lección es simple, si no tenes riqueza (ojo ahí, los ingenuos de clase media,el salario es ingreso pero no riqueza), no tenés derechos.
Volvió  un juego old fashion, pero el preferido de los multiricos: el yenga. Y no es necesario ser Casandra para pronosticar que en unos años se derrumbará con todo su peso,sobre nuestras espaldas.
El neoliberalismo abomina de los derechos humanos, de la redistribución del ingreso,por considerarlos obsoletos, y pasa por ser siempre nuevo,siempre joven,un eterno Peter Pan...
Esa fijación del PRO por globos y peloteros puede o no ser casual, pero lo cierto es que apela a la infantilización del electorado de la que hablaba Chomsky denunciando las actuales y globales estrategias de manipulación del establishment...
Pero en un punto,me temo que Chomsky,como casi todos los intelectuales de izquierda, sobrestima la racionalidad y el pragmatismo de la derecha. Se toma demasiado en serio el folleto de propaganda que la derecha mundial hace de sí misma.
En medio de una crisis no sólo económica, sino también ecológica (que haya ecologistas pasados de peyote pidiendo cosas absurdas,y multinacionales como Greenpeace haciendo negocios, no hace menos real y jodido,sobre todo para los más pobres,los ricos tienen seguro,y reaseguro, al cambio climático), el neoliberalismo sigue soñando con que todo se resolverá haciendo más ricos a los ultraricos, y descartando a los pobres. Que luego su deidad imaginaria favorita o la tecnología ( a la que ven como magia y no como el instrumento, útil y necesario, pero no todopoderoso, que es) los salvarán. A ellos,claro. Los pobres seguro no se lo merecen...
No juegan al infantilismo para dominarnos. Son infantiles, en el peor sentido del término. En el sentido de los niños malcriados que rompen sus juguetes para divertirse. No conocen ni aceptan que la libertad es poder, y que el poder conlleva responsabilidades, tanto más grandes cuánto mayor es este.
Si estuvieran fingiendo, podrían detenerse cuando el juego se volviese muy costoso. Pero no fingen. Son ellos,sin máscaras. Eso es lo que los hace tan peligrosos.
Y no van a detenerse. Ni van a madurar.
No vale,por cierto, hablar del derecho a suicidarse cuando lo que está en juego es que dejamos un país, y un planeta peor a nuestros hijos. Si queres suicidarte, siempre podes recurrir a una Berza, como el fiscal francachela, o lanzarte de un piso alto, o darte un chute de veronal...
Acá el juego es a largo plazo (en el cuál estaremos keynesianamente muertos,pero con un poco de suerte haciendo logrado que sea injusto,diría Unamuno). Y nuestras deudas las pagan otros...
Si queremos armar una fuerza que los enfrente debemos tener en cuenta eso. Y desoír los cantos de sirena de los que creen que pragmatismo es únicamente cuidar sus culos, y olvidan que salvo unos pocos que sí se salvan solos, los demás necesitamos del prójimo tanto como éste necesita de nosotros.
Pronto voy a hacer un post sobre eso,porque creo que es un punto donde nos han colado la peor cara del neoliberalismo...

lunes, 4 de enero de 2016

¿Regreso?


Victoria regresa ...Después de una larga y dura batalla, después de una derrota contundente, regresa...
Viene, como tantos otros, en desbandada. Ignora dónde están los suyos, si todavía viven. Sabe que algunos se han pasado al bando de los vencedores y no los culpa por ello. Tienen derecho a buscar un futuro mejor, para ellos y sus familias, se dice...
Victoria ya no tiene familia. Todos han caído en combate o se han ido, lejos, muy lejos...
Tampoco tiene amigos. Ni amante. La guerra se llevó su juventud, sus sueños, sus esperanzas...Vagamente recuerda el momento en que partió, tan alegre, y tan segura de sí misma, rumbo al combate. Pero había pasado tanto tiempo ...
A veces se pregunta si  Emily sobrevivió a la caída del puente. Ella misma había logrado salvarse a duras penas, corriendo a gatas hacia el borde. Y después de eso, no volvió la vista atrás.
No valía la pena. O eso se dijo. Y siguió adelante...
Pero ahora volvía.
Por el camino miró con curiosidad a la gente con la que se cruzaba. Pero no vio ningún rostro familiar. Los vencidos, como ella, preferían pasar desapercibidos.
Tampoco vio alegría en los rostros de los demás. Descubrió alivio en algunos, cansancio en otros, e indiferencia en casi todos. Los vencedores no estaban allí, sino muy lejos...
Eso la tranquilizó, en cierto modo.Le temía a la sed de revancha de los vencedores,a su odio. Y sabía que aunque quisiera disimularlo, hasta su paso cansino la delataba. Por suerte, nadie parecía verla. Era invisible para casi todos. No supo si reír o llorar por ello.
Al fin llegó a su  casa. Estaba vacía ...Entró y arrancó un viejo almanaque ,con una fecha antigua ya.
Y se puso a limpiar. Ernesto Sábato hubiese señalado con sarcasmo en este gesto la evidente incapacidad femenina de salir de lo fútil , de lo prosaico y lo cotidiano.
Victoria no lo veía así. Después de todo ¿hay algún gesto que no sea fútil y vano cuando el mundo-o al menos, tu mundo, aquél al que dedicaste tu vida entera-se derrumba?
Victoria limpiaba afanosamente las habitaciones vacías, de la casa que supo ser de sus padres, que ingenuamente pensaron sería su legado para ella,pero que ahora pertenecían a un Banco de siglas interminables, de alguna parte del mundo. Del de los vencedores,claro...
Quiere dejar todo en orden antes de irse. No tiene apuro,pero tampoco desea retrasar lo inevitable. El futuro que le espera luce tan lejano y ajeno como esas habitaciones que algún día,hace ya mucho tiempo,ella llamó hogar...
Finalmente sale al exterior. Afuera ha comenzado a nevar.Victoria, temblando de frío debajo de los abrigos que consiguió sacar de la casa, camina lentamente...el invierno ha comenzado, y no tiene ningún lugar al cual ir. Con curiosidad se pregunta si sus otrora compañeros de lucha estarán en la misma situación. Espera que no . El invierno será largo y  duro.
Y sigue caminando...